• jueves, 19 de mayo de 2022
  • Actualizado 23:42

 

 
 

SALUD

El Hospital Universitario de Navarra recibe el certificado de excelencia en una de sus unidades

Desde abril de 2019, ha tratado a 493 pacientes que han mejorado su calidad de vida y han disminuido los reingresos.

Equipo que integra la Unidad de Rehabilitación Cardiaca del HUN. - GOBIERNO DE NAVARRA
Equipo que integra la Unidad de Rehabilitación Cardiaca del HUN. - GOBIERNO DE NAVARRA

La Sociedad Española de Cardiología (SEC) ha concedido a la Unidad de Rehabilitación Cardiaca del Hospital Universitario de Navarra (HUN) el certificado de acreditación de excelencia, SEC-EXCELENTE. Se trata de un certificado de calidad que reconoce a la Unidad de Rehabilitación Cardiaca del HUN, que se creó en abril de 2019, su labor en la prevención de pacientes que han sufrido un evento coronario (angina o infarto) para adquirir cambios en el estilo de vida y control de los factores de riesgo cardiovascular que ayuden a evitar nuevos episodios. Desde abril de 2019 y hasta enero de 2022, se han tratado 493 pacientes en la Unidad.

El programa, que consta de 20 sesiones de entrenamiento, consiste en un entrenamiento físico individualizado -tanto ejercicio aeróbico como de fuerza-; educación en prevención y control de factores de riesgo cardiovascular; y psicoterapia grupal en caso de estar indicado.

Gracias a este programa, tal y como han demostrado numerosos estudios, se consigue disminuir la mortalidad, mejorar la calidad de vida de los pacientes y reducir los reingresos hospitalarios, con la disminución del gasto que esto supone, ha informado el Gobierno foral.

LA REHABILITACIÓN CARDIACA

La gran mayoría de las personas afectadas por una cardiopatía pueden beneficiarse de un programa de rehabilitación cardíaca, que se debe iniciar lo más precozmente posible, siempre teniendo en cuenta la patología y situación del paciente.

Actualmente, se tratan exclusivamente pacientes con un evento coronario (angina o infarto). Entre los proyectos futuros de la Unidad está la inclusión de nuevas patologías como la cirugía de By-Pass tras un síndrome coronario agudo, y la insuficiencia cardiaca.

La contraindicación para realizar este programa estaría determinada casi exclusivamente por la imposibilidad o contraindicación a realizar ejercicio físico. Sin embargo, el resto de las actuaciones - educación en prevención de factores de riesgo cardiovascular - sería posible realizarlas, ha añadido el Ejecutivo.

La Unidad de Rehabilitación Cardiaca está integrada por profesionales de cardiología, médicos de rehabilitación, personal de enfermería, de fisioterapia, y del centro de Estudios, investigación y Medicina del Deporte. Además, colabora el personal de Nutrición, Endocrinología, Psiquiatría, y Andrología y Urología.

TRES FASES DE REHABILITACIÓN

La Fase I es la que se realiza durante el ingreso. En ella, se promueve la movilización precoz con pautas de ejercicio físico que se tiene que realizar tras el alta y se dan algunos consejos sobre el control de los factores de riesgo cardiovascular.

La Fase II se lleva a cabo tras el alta hospitalaria. El objetivo en esta fase es adquirir y afianzar un hábito de vida cardiosaludable mediante el control de los factores de riesgo cardiovascular y la realización de ejercicio físico supervisado, así como optimizar el tratamiento médico en función de las particularidades de cada paciente.

Para una correcta planificación de un programa de rehabilitación cardiaca es fundamental la estratificación de los pacientes según el riesgo en bajo, moderado o alto. Dicha estratificación se realiza mediante la entrevista, exploración física y pruebas complementarias (una prueba de esfuerzo, ecografía...). Los pacientes estratificados como moderado y alto riesgo deben realizar la fase II monitorizados mediante electrocardiograma y supervisados por el profesional de cardiología en la Unidad de Rehabilitación Cardíaca del HUN.

Por su parte, los pacientes de bajo riesgo pueden realizar programas presenciales o telemáticos. "En nuestro centro", señala la doctora Lizar Zabala, cardióloga del HUN, "la mayoría realiza el entrenamiento físico en el Centro de Estudios e Investigación de Medicina del Deporte, y la parte educativa en la Unidad de Rehabilitación Cardíaca del HUN".

Durante esta fase, se incluye el entrenamiento físico individualizado para que resulte beneficioso y seguro a nivel cardiovascular. Se realiza un ejercicio multicomponente centrado especialmente en ejercicio aeróbico (caminar, bicicleta) y ejercicios de fuerza con pesas. A su vez, se realizan sesiones educativas sobre los factores de riesgo cardiovascular y hábitos de vida cardiosaludables para que cada paciente sea consciente de los cambios que debe realizar para un correcto control de los mismos.

Además, se realizarán cambios en la medicación hasta alcanzar el objetivo marcado para cada factor de riesgo; consejo nutricional hacia una dieta cardiosaludable y soporte psicológico. Es habitual que tras un infarto se presente miedo, estrés, ansiedad... que en ocasiones precisen intervención a dicho nivel. Para darle solución, se realizan sesiones de relajación y en pacientes que lo precisen, psicoterapia grupal.

Y la Fase III es una parte fundamental y el objetivo sería integrar los cambios de hábitos cardiosaludables para el resto de la vida. Para ello es imprescindible el seguimiento en atención primaria y fomentar mediante estrategias comunitarias la promoción de estos hábitos, ha añadido.

QUÉ ES EL PROYECTO SEC-EXCELENTE

El programa SEC-EXCELENTE se inscribe dentro del proyecto SEC-CALIDAD que, entre otros aspectos, tiene el propósito de integrar, dar coherencia y completar las numerosas actividades y programas de mejora de la calidad impulsados por la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y sus secciones científicas. Se trata de un complejo proceso que integra la medición, la comparación con estándares, la auditoría para mejorar, y finalmente, la acreditación.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Hospital Universitario de Navarra recibe el certificado de excelencia en una de sus unidades