PREMIUM  TOROS

Puerta grande en Almería para Pablo y Guillermo Hermoso de Mendoza, con tres orejas para cada uno

Triunfal cierre ecuestre en la feria andaluza, en la que también participó la rejoneadora francesa Lea Vicens.

Puerta grande en Almería para Pablo y Guillermo Hermoso de Mendoza. TWITTER (MURIEL FEINER)
Puerta grande en Almería para Pablo y Guillermo Hermoso de Mendoza. TWITTER (MURIEL FEINER)  

Ganaderías: Toros y novillos de El Capea, Carmen Lorenzo y San Pelayo, desiguales de presentación y, en general, nobles y colaboradores. Solo el tercero tuvo querencia a estar cerrado en tablas, y al quinto le faltó celo.
Pablo Hermoso de Mendoza: rondeño con bordados en plata, estocada (oreja) y estocada (dos orejas).
Lea Vicens: de traje corto, dos pinchazos y estocada trasera (oreja) y estocada (oreja).
Guillermo Hermoso de Mendoza: rondeño en sangre de toro, estocada (oreja) y estocada (dos orejas).
Incidencias: La plaza de toros de Almería registró un cuarto de entrada.

Ocho orejas ha sido el triunfal broche de la feria taurina de Almería del 2018, que acabó con los tres jinetes, Pablo y Guillermo Hermoso de Mendoza, y la amazona francesa Lea Vicens por la puerta grande.

El estellés Pablo Hermoso de Mendoza presentaba en la ciudad de Almería a su hijo Guillermo, en presencia de la rejoneadora gala Lea Vicens, en el último festejo de la feria andaluza.

Pablo Hermoso de Mendoza entendió bien a sus oponentes, pasando un momento de apuro en su primer toro, cuando, en una pirueta, el astado levantó los cuartos traseros del caballo, sin llegar a caer. Con ambos astados, estuvo templado y mató de dos certeros rejones.

Lea Vicens, por su parte, se encontró más a gusto con su segundo toro. En el primero, noble, faltó reunión, pero con el segundo, con menos celo, la rejoneadora logró meterlo en el canasto a base de llegarle mucho.

Por último, el joven Guillermo Hermoso de Mendoza dejó ver la falta de oficio en los desajustes con su primer rival. Precisamente por esa falta de oficio, el novillo acabó en tablas, sin que pudiera el joven jinete estellés tenerlo en los medios.

Con el que cerró plaza y feria se adaptó mejor: un novillo que tenía más temple y que tranqueaba con franqueza, acoplando las embestidas de la ilustre cuadra de su padre a las circunstancias de su oponente. Destacaron las rosas y banderillas cortas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Puerta grande en Almería para Pablo y Guillermo Hermoso de Mendoza, con tres orejas para cada uno