• jueves, 08 de diciembre de 2022
  • Actualizado 13:05
 
 

VIVIENDA

Las sugerentes ideas que optan a un premio de rehabilitación de viviendas en Navarra

Se priorizan actuaciones de rehabilitación energética de edificios residenciales ubicados en barrios que sean considerados vulnerables.

Una de las propuestas de rehabilitación interior de un edificio que optan al premio Biziberri. GOBIERNO DE NAVARRA.
Una de las propuestas de rehabilitación interior de un edificio que optan al premio Biziberri. GOBIERNO DE NAVARRA.

El Gobierno de Navarra ha dado a conocer este martes los siete proyectos que optan al premio Biziberri de rehabilitación de vivienda y que se encuentran en Berriozar, Lourdes, Aibar, Sangüesa, Azpilagaña, Casco Viejo de Pamplona y Segundo Ensanche.

Así lo han subrayado el vicepresidente y titular de Vivienda del Ejecutivo foral, José Mª Aierdi, la directora general Ana Bretaña y la técnica de la Oficina de Rehabilitación de Viviendas y Edificios (ORVE) de Estella-Lizarra, Ana Rodríguez, durante la presentación pública que han realizado este lunes de la III edición de los Premios Biziberri, para los que concurren como finalistas siete proyectos promovidos por particulares o comunidades vecinales.


Estos proyectos han sido previamente seleccionados por los equipos técnicos de las nueve ORVE por distintos factores que les convierten en ejemplos inspiradores para estimular los proyectos de rehabilitación en el parque residencial.

Berriozar: intervención de accesibilidad en un edificio de ocho familias, por medio de la implantación de un innovador ascensor, en un proyecto promovido por una cooperativa vecinal.

Lourdes: mejora de la envolvente térmica promovida por las comunidades vecinales de un bloque de los años setenta de ocho portales y 56 viviendas, conocido popularmente como el Scalextric y ubicado en el barrio tudelano de Lourdes.

Aibar: recuperación integral, con mejora de la eficiencia energética y las condiciones de salubridad, de una casa unifamiliar en planta baja de tipología rural cuyo promotor Serio Elarre es un joven que ha apostado residir en esta localidad.


Sangüesa: recuperación y rehabilitación de un edificio residencial del año 1800 ubicado en el casco antiguo, con aportación al mantenimiento del patrimonio histórico artístico de la ciudad, una intervención promovida por Tetyana Pavlenko.

Azpilagaña: actuación de mejora de la envolvente térmica de dos portales de edificios de planta baja, cuatro alturas y ático ubicados en un barrio consolidado de Pamplona/Iruña, promovida por ambas comunidades vecinales.

Mañueta: rehabilitación integral de un edificio de más de 200 años ubicado en la popular calle Mañueta del Casco Viejo pamplonés que fue la casa natal del maestro de guitarra Agustín Castellón ‘Sabicas’, impulsor de la internacionalización del flamenco.

Segundo Ensanche de Pamplona: actuación de supresión de barreras arquitectónicas y creación de un nuevo núcleo de comunicaciones dentro del patio de un edificio ubicado en la calle Pascual Madoz de la capital navarra.

Estas siete intervenciones han sido recogidas, a su vez, en varias piezas audiovisuales de distintos formatos creadas por el cineasta tudelano Julio Mazarico, que formarán parte de una campaña impulsada por el Gobierno de Navarra para promover y estimular proyectos de rehabilitación bajo el lema ‘Rehabilitar con conciencia'.


Asimismo, la Dirección General de Vivienda del Gobierno de Navarra priorizará actuaciones de rehabilitación energética de edificios residenciales –fundamentalmente a través de la mejora de sus envolventes térmicas- y las intervenciones en edificios ubicados en barrios que sean considerados vulnerables dentro de la estrategia de rehabilitación protegida y regeneración urbana marcada en el Plan Biziberri/Navarra Rehabilita y en las nuevas convocatorias de ayudas con cargo a los fondos extraordinarios procedentes del programa europeo Next Generation.

La iniciativa de los premios Biziberri pretende visibilizar y distinguir las actuaciones de rehabilitación protegida más destacables en estos dos últimos años y que, con carácter bienal, celebra ahora su tercera edición, después de los premios entregados anteriormente, en 2018 y 2020.

Esta distinción tiene especialmente en cuenta actuaciones de rehabilitación que se signifiquen por su esfuerzo en la recuperación y mantenimiento del parque residencial ya existentes, por la calidad o innovación en la ejecución de los proyectos, por la reinterpretación que se hace de los edificios para adaptarlos a distintas necesidades o por la implementación de una arquitectura responsable y comprometida con el medio ambiente, con la transición energética y con el entorno urbano y social.

“Los premios Biziberri se enmarcan en la estrategia impulsada por el Gobierno de Navarra desde hace ya seis años para reactivar las políticas de rehabilitación de nuestro parque residencial y de regeneración de entornos urbanos con la finalidad de recuperar, revitalizar y dotar de alma a nuestras ciudades, pueblos y barrios, con un triple objetivo social, medioambiental y de reactivación económica”, ha destacado Aierdi.

Los siete proyectos finalistas, así como el testimonio de las personas protagonistas que los han promovido, concurrirán en una gala que se celebrará la tarde del próximo 22 de noviembre en la Filmoteca de Navarra, en la que se dará a conocer y se hará entrega del III Premio Biziberri.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las sugerentes ideas que optan a un premio de rehabilitación de viviendas en Navarra