DÍA INTERNACIONAL DEL TRABAJO

Los sindicatos abertzales en Navarra endurecen su mensaje y piden "declarar la guerra a la pobreza"

Tres manifestaciones han llenado las calles de la capital navarra para reivindicar mejorar en los empleos de la Comunidad foral.

Manifestación del sindicato ELA por el primero de Mayo. PABLO LASAOSA
Manifestación del sindicato ELA por el primero de Mayo. PABLO LASAOSA  

El secretario general de ELA en Navarra, Mitxel Lakuntza, ha destacado en este Primero de Mayo "la importancia de declarar la guerra a la pobreza en una sociedad en la que no sobra nadie".

Lakuntza ha querido hacer también un llamamiento para luchar contra el fascismo, la xenofobia y el racismo, un riesgo que según ha dicho prolifera cuando se dan determinadas políticas que fomentan la pobreza, por lo que ha instado "un reparto la riqueza que combata la desigualdad".

"Si hay que levantar un muro el único que merece la pena ser levantado es contra la injusticia de un capitalismo cada vez más inhumano", ha dicho, y ha añadido que "los enemigos no son los inmigrantes, los enemigos están entre los que hacen negocio vendiendo armas, entre los que aplican recortes, entre los que desahucian".

Por eso ha cuestionado algunas decisiones del Gobierno de Navarra cuando en esta comunidad también existe pobreza como consecuencia de las reformas y los recortes.

Y ha explicado que "en tan solo cinco años ha bajado cuatro puntos la parte del PIB que se destinaba a salarios, lo que quiere decir que hay 600 millones de euros que han pasado de nuestros bolsillos a las empresas".

Por eso para ELA, ha dicho, "no se entiende que se pacte con el Gobierno central el déficit de Navarra o que mande un mensaje a la ciudadanía de que sobre dinero cuando hay un montón de necesidades sociales o que en el terreno fiscal no se tomen las decisiones para una sociedad más justa" cuando "el Presupuesto cada vez más se hace con impuestos indirectos que pagamos todos y con el IRPF de la clase trabajadora".

Por otra parte, Mitxel Lakuntza ha querido lanzar esta jornada una mensaje en positivo sobre el valor de la movilización social ya que las ha habido "importantísimas" en la lucha feminista y en defensa de las pensiones.

"Son dos ejemplos de lucha y el del feminismo es una de las mejores cosas que están pasando ahora en el mundo", ha subrayado, y ha afirmado que "hoy es prácticamente imposible entender el sindicalismo sin esa lucha ".

Por eso ELA ha querido en esta jornada reivindicar estos movimientos y "unirse a los trabajadores que luchan por sacar de sus empresas la reforma laboral".

LAB RECLAMA UN NUEVO MODELO ECONÓMICO "ALTERNATIVO"

El secretario general adjunto de LAB, Igor Arrollo, ha llamado en una manifestación celebrada también en las calles de Pamplona ha plantarse como pueblo ante "el patriarcado, la precariedad y el régimen de 78".

Según Arroyo, “el objetivo del sistema económico debería ser asegurar trabajo y vida digna a todos y todas. Sin embargo, en el Capitalismo no sucede así”. Al hilo del 5º aniversario de la tragedia de Bangladesh, cuando más de 1.000 personas, la mayoría mujeres, perdieron la vida al desplomarse el techo de su fábrica, Arroyo ha asegurado que “ese es el verdadero rostro del Capitalismo: prefiere arriesgar 1.000 vidas a invertir dinero para arreglar el techo de la fábrica. Los avances sociales que hemos obtenido no son logros del Capitalismo, sino logros que la clase trabajadora ha obtenido a pesar del Capitalismo”.

Además, el secretario general adjunto ha defendido que el sindicalismo tenga como objetivo estratégico la construcción un modelo económico alternativo al Capitalismo, puesto que de lo contrario “corre el peligro de ser asimilado”. Al mismo tiempo, “es necesario dar respuestas efectivas frente a la precarización que sufrimos tanto en los centros de trabajo como en la calle, acercando el sindicalismo a los sectores más precarizados”.

Arroyo ha resaltado que “durante los últimos meses ha quedado patente la fuerza de la movilización social. Las movilizaciones de pensionistas, la revuelta democrática ante la injusticia de Alsasua y, sobre todo, el movimiento feminista están cuestionando a políticos corruptos y jueces machistas”. En este sentido, ha abogado por un plante general frente a la precariedad, el patriarcado y el régimen del 78.

De cara al mes de mayo, LAB aboga por continuar en la senda de la movilización, con dos citas concretas: el 26 de mayo por una pensión mínima de 1080 euros y el 30 de mayo contra la estatalización y precarización de las condiciones laborales.

EL RESTO DE SINDICATOS DE NAVARRA

Los sindicatos CGT, CNT, ESK, SOLIDARI y STEILAS, que un año más han celebrado juntos el Primero de Mayo, han reclamado el reparto del trabajo y de la riqueza porque la situación de los trabajadores "dista mucho" de los "cantos de sirena" de la recuperación económica.

Denuncian así que mientras para bancos y grandes empresas la crisis es "un recuerdo lejano", para los trabajadores la recuperación es sin embargo "precarización y pérdida de derechos".

En este sentido aseguran que la crisis se ha saldado con parcialidad, salarios miserables, eventualidad, accidentes de trabajo, brecha salarial, inestabilidad, contratos basura y subcontrataciones.

Y añaden en un comunicado conjunto que además todavía hoy son muchos los trabajadores que siguen en paro, "que ni siquiera son reconocidos como tales, que trabajan de manera irregular o que se les trata como trabajadores de segunda".

"Tener trabajo no es sinónimo de tener empleo", lo que se necesita son "empleos de calidad y condiciones laborales dignas", sostienen, aunque advierten de que la precariedad va más allá de lo laboral porque "también se ha a recuperado la censura, la especulación, las imposiciones, las amenazas, la desprotección social o las macro obras en infraestructuras inútiles".

Frente a esta situación CGT, CNT, ESK, SOLIDARI y STEILAS aseguran que ellos mantienen sus "ganas de luchar y de seguir construyendo una sociedad en la que quepamos todos y todas", una lucha que definen como "consciente, solidaria y firme" como fueron las movilizaciones feministas del 8 de Marzo y las de los pensionistas después.

"Es hora de poner la vida de las personas y su bienestar en el centro" y para eso "tenemos que seguir ocupando la calle y respondiendo a sus ataques a través de la movilización" frente a un modelo económico "basado en la explotación y el capitalismo", dicen.

Y aseveran que "solo desde la unidad y la lucha" será posible "transformar su miseria en vidas que merezcan al pena ser vividas"


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los sindicatos abertzales en Navarra endurecen su mensaje y piden "declarar la guerra a la pobreza"