SOCIEDAD

Navarra atiende a unos 200 maltratadores al año para que no reincidan

Desde 2005 ha atendido a un total de 1.071 agresores y en Navarra es un mismo equipo quien acoge a víctimas y maltratadores.

El 016 es el teléfono gratuito contra el maltrato y no deja huella en la factura.
El 016 es el teléfono gratuito contra el maltrato y no deja huella en la factura.  

El responsable del Servicio Social de Justicia del Gobierno de Navarra, Jesús Jiménez, ha informado de que el programa ambulatorio y de prisión para maltratadores del ámbito familiar atiende a unas 200 personas al año, con una tasa de éxito del 38 por ciento, con una alta mejoría del 50 por ciento y con un fracaso (alto riesgo de reincidencia) del 12 por ciento.

Así lo ha señalado en la comisión de Relaciones Ciudadanas e Institucionales del Parlamento de Navarra, donde ha comparecido, a petición de Geroa Bai, junto a representantes de la Sección de Asistencia a Víctimas del Delito y Colaboración con Órganos Judiciales, que depende del Servicio Social de Justicia, y que se ubica desde este año en el Palacio de Justicia de Pamplona.

Jesús Jiménez ha explicado que las terapias con maltratadores comenzaron en 2005, con 49 personas atendidas, y ha destacado que en Navarra, a diferencia de otras comunidades autónomas, un mismo equipo se encarga de los programas para víctimas y para maltratadores. Además, ha explicado que su servicio cree en el trabajo en red, por lo que se coordina y colabora, entre otras entidades, con juzgados, servicios sociales de base, o asociaciones de apoyo a mujeres víctimas de maltrato.

En general, su trabajo tiene que ver con intervenciones de urgencias (peticiones de apoyo psicológico a través del 112), programas dirigidos a víctimas de cualquier tipo de delitos y planes de tratamiento de maltratadores.

Dentro de los programas terapéuticos con agresores, se encuentra el programa de violencia de género, el de violencia doméstica, y el de agresiones sexuales. Los planes se realizan en prisión y de forma ambulatoria. En este último, se trabaja con maltratadores que demandan ayuda o con aquellas personas a las que se les ha suspendido la condena.

Desde 2005, este servicio ha atendido a un total de 1.071 agresores en Navarra. De ellos, un 73 por ciento participó en el programa ambulatorio y de ellos un 10 por ciento accedió de forma voluntaria. Un 27 por ciento del total de atendidos desde 2005 fue en prisión.

PROGRAMAS DE DOS AÑOS

El trabajo que realizan con los agresores, según Jiménez, tiene una duración de dos años. "Es importante que dure dos años porque el trabajo tiene que ser intenso si queremos que haya cambios profundos en las personas", ha defendido, para añadir que desde el servicio buscan "cambios de conductas, actitudes y pensamientos", con el objetivo de minimizar la posibilidad de reincidencia.

Los planes contemplan una primera fase de evaluación del agresor, una segunda de terapia individual, una tercera de terapia de grupo o terapia de pareja, y una cuarta fase de seguimiento. Según ha informado, se excluyen de estos planes a personas con una psicopatología grave y con una adicción importante al alcohol o las drogas.

Además, Jiménez ha detallado que abordan con los maltratadores tres áreas: la conductual, la de pensamientos, y la emocional. Esta última, ha destacado, es "importante", ya que "detectamos un analfabetismo emocional importante" en los maltratadores.

Por último, ha avanzado que se proponen "dar entidad" al programa con agresores sexuales, puesto en marcha en 2011, porque "el volumen es cada vez mayor". Además, también ha destacado que quieren poner en marcha un programa de valoración de menores de víctimas de violencia de genero. En concreto, quieren realizar una valoración a estos niños para poder atenderlos ya si se detecta alguna sintomatología y, así, "poder ahorrar futuras víctimas y futuros agresores".

LOS GRUPOS VALORAN EL TRABAJO

Tras la intervención de Jiménez, la parlamentaria de Geroa Bai María Solana ha destacado que "no se conoce lo suficiente" el trabajo que realiza esta sección y ha abogado por "trabajar por promocionarla". Además, se ha interesado por las deficiencias detectadas en la misma.

Por parte de UPN, la parlamentaria Mónica Doménech ha afirmado que el trabajo de este servicio es "muy interesante" y ha considerado que es "muy importante" trabajar con los maltratadores el ámbito emocional. A su juicio, ha sido "una sesión de trabajo muy educativa", por lo que ha mostrado su agradecimiento a los comparecientes.

Adolfo Araiz, de EH Bildu, también ha agradecido la información facilitada por los responsables de la sección porque "es interesante conocer estas actuaciones que se están haciendo". Asimismo, ha valorado el trabajo que se realiza y ha considerado que el 38 por ciento de tasa de éxito es "bastante".

Desde Podemos, Tere Sáez ha puesto en valor que se pretenda trabajar con menores hijos de víctimas de violencia de género y también ha felicitado a los responsables del servicio por su apuesta por intensificar el trabajo en el ámbito de la agresión sexual.

La socialista Inmaculada Jurío ha valorado la nueva ubicación de la sección en el Palacio de Justicia, algo que "facilita el anonimato de las víctimas". Además, ha considerado "muy interesante" el trabajo realizado y ha puesto en valor que se realice "con el mismo equipo".

Asimismo, la representante del PPN Ana Beltrán también ha valorado la labor que realiza este servicio y ha defendido la educación en la prevención de la violencia de género desde la infancia.

Finalmente, el parlamentario de I-E José Miguel Nuin ha afirmado que el trabajo de este servicio es "muy interesante" y ha dicho que le llama la atención "la intensidad y cantidad" de los programas llevados a cabo, con planes de dos años de duración que "buscan un cambio profundo en la conducta de estas personas".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra atiende a unos 200 maltratadores al año para que no reincidan