PREMIUM  SANIDAD

Salud garantiza que las obras en la UCI del Hospital de Tudela no afectarán a su funcionamiento

Se invertirán 125.000 euros en sustituir la vieja tubería de abastecimiento que da servicio a la UCI, la zona de endoscopias y a quirófanos. 

Una imagen del hospital Reina Sofía de Tudela.
Una imagen del hospital Reina Sofía de Tudela.  

El Hospital Reina Sofía de Tudela ha programado un conjunto de medidas con motivo de las obras iniciadas en su UCI, cuyo objetivo es "asegurar el funcionamiento del servicio con plenas garantías sanitarias, así como continuar ofreciendo esta cobertura asistencial a todos los pacientes que la necesiten".

Un grupo de trabajo multidisciplinar creado por el centro se ha encargado previamente de planificar estas actuaciones, y realizará el oportuno seguimiento de las obras hasta su conclusión, ha informado este jueves el Ejecutivo foral.

Integran este equipo la directora asistencial, la directora de enfermería, la coordinadora y supervisora de la UCI, el servicio de medicina preventiva y la jefatura de mantenimiento y de servicios generales.

El proyecto contempla la renovación de la vieja red de tuberías de abastecimiento de agua fría en la planta baja del centro hospitalario, con una primera fase que abarca toda la UCI, una segunda fase para quirófanos y una tercera para la zona de endoscopias.

La primera fase se inició el pasado lunes en los boxes de la UCI números 4 y 5, cuyas obras duraron 48 horas. Una vez conocido el resultado negativo de las pruebas de control epidemiológico ambiental, en la mañana de este jueves ambos boxes han vuelto a entrar en servicio con plena capacidad operativa.

Así mismo, a las 14 horas se han iniciado los trabajos en los boxes 2 y 3, con la previsión de que vuelvan a recuperar el servicio el próximo 21 de mayo, una vez se compruebe el resultado negativo de las pruebas de control epidemiológico.

En el mismo día en que se abran los boxes 2 y 3 se empezarán las obras en el box número 1, el último que quedará pendiente para la realización de la obra, de los cinco boxes que componen la UCI, con capacidad total para seis camas.

Las obras en este box número 1 terminarán el próximo 24 de mayo y, si las pruebas epidemiológicas resultan también negativas, su apertura tendrá lugar el 28 de mayo, con lo que la UCI recuperará toda su capacidad asistencial.

Esta primera fase centrada en la UCI se prolongará hasta el 4 de junio, para acometer también la sustitución de la tubería de agua fría en las zonas auxiliares de vertedero, duchas y vestuarios, si bien estos trabajos en ningún caso afectarán ya a la capacidad operativa de la unidad.

El equipo supervisor elaboró, con anterioridad al inicio de las obras, un protocolo para aquellos casos excepcionales en los que, según el criterio facultativo del médico intensivista, se precise del traslado del paciente a la UCI o al área de corazón del Complejo Hospitalario de Navarra en Pamplona (CHN), cuyas jefaturas también han sido informadas antes del inicio de las obras.

Este protocolo fija con detalle las normas técnicas consensuadas conjuntamente entre el equipo de trabajo del Reina Sofía y el CHN, al objeto de garantizar estos traslados con plenas garantías.

El Servicio Navarro de Salud invertirá un total de 125.000 euros en sustituir en la planta baja la vieja tubería de abastecimiento de agua fría por otra red de acero inoxidable, que da servicio a la UCI, la zona de endoscopias y a quirófanos. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Salud garantiza que las obras en la UCI del Hospital de Tudela no afectarán a su funcionamiento