SALUD

Así busca la sanidad navarra mejorar el tratamiento de los pacientes afectados por lupus

Hace un año casi 250 pacientes, en su mayoría mujeres, recibieron ayudas de fotoprotección para disminuir los brotes y su afección.

Imagen de un gráfico mostrando un episodio de lupus cutáneo junto a una enfermera trabajando en un hospital. ARCHIVO
Imagen de un gráfico mostrando un episodio de lupus cutáneo junto a una enfermera trabajando en un hospital. ARCHIVO  

El Departamento de Salud del Gobierno de Navarra ha convocado las ayudas para la fotoprotección de personas afectadas por lupus dotadas con 15.000 euros.

Las bases de esta segunda convocatoria se publican este jueves en el Boletín Oficial de Navarra y el plazo para solicitar las ayudas finaliza el próximo 4 de junio. Podrán solicitarlas las personas afectadas por dichas enfermedades, así como el padre, madre, tutor, tutora o representante legal de la persona beneficiaria, en el caso de que sea menor o esté incapacitada. En la convocatoria de 2017 resultaron beneficiados 240 pacientes con esta enfermedad.

Para poder optar a las subvenciones, deberá acreditarse tener un diagnóstico de la enfermedad realizado por un profesional de medicina, mediante informe médico que incluya dicho juicio clínico, y residir de forma estable en Navarra (al menos los dos años anteriores al tratamiento por el que solicita subvención).

No será preciso aportar dichos documentos si ya se aportaron en la convocatoria de 2017 y no han variado los datos especificados. Las ayudas se destinarán a apoyar las especiales necesidades de fotoprotección, ha informado en un comunicado el Gobierno de Navarra.

El Lupus es una enfermedad autoinmune en la que las defensas del organismo (anticuerpos) atacan al propio organismo, cuya etiología (origen) no está clara, siendo muchos los factores que influyen o la desencadenan.

Nueve de cada diez pacientes son mujeres sobre todo en edad fértil, y se considera que tiene también un componente hormonal. En España se estima una prevalencia de 10 casos por cada 100.000 habitantes.

La mayoría de las personas afectadas tienen una evolución crónica en la que pueden alternar periodos de remisión con brotes de distinta intensidad. Hay pacientes con manifestaciones clínicas solo cutáneas (lupus eritematoso cutáneo) y otros con manifestaciones en múltiples órganos o sistemas (lupus eritematoso sistémico), donde además de la afectación cutánea, la articular y renal son muy relevantes.

En general, las lesiones cutáneas aparecen en zonas expuestas al sol, y tanto el sol como los rayos UVA pueden desencadenar brotes de la enfermedad. Por ello, para los pacientes con lupus es muy importante protegerse del sol, en cualquier época del año, aunque esté nublado, y además de medidas físicas deben utilizar cremas con alto factor de protección.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Así busca la sanidad navarra mejorar el tratamiento de los pacientes afectados por lupus