• viernes, 14 de mayo de 2021
  • Actualizado 13:19

 

 
 

SOCIEDAD

Trabajarán en los ríos Araquil y Zidacos para recuperarlos y evitar obstrucciones

Completa las actuaciones llevadas a cabo tras las inundaciones de 2019.

El río Araquil, a su paso por Irurzun POLICÍA FORAL
Imagen de archivo del río Araquil, a su paso por Irurzun POLICÍA FORAL

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) arranca los trabajos de recuperación de la capacidad de desagüe de las cuencas de Araquil y Zidacos, que suponen un importe de 605.877 euros y tienen un plazo de ejecución de 12 meses. Estas actuaciones, se enmarcan dentro de otras acciones, tras las inundaciones del pasado 2019.

Precisamente, este lunes, en este mismo ámbito se ha conocido que un grupo de scouts han trabajado en la limpieza del río Arga.

Las labores se realizarán en dos fases para adaptarse al periodo de cría del visón europeo (Mustela lutreola). Hasta el mes de abril se intervendrá en el río Sansoain (término municipales de Leoz y Pueyo), río Leoz (Garinoain y Orisoain), barranco de Bolcázar y Arimain (en los téminos de Pueyo, Leoz y Orisoain), Barranco Tajabias y San Martín (término municipal de San Martín de Unx).

Por su parte, desde septiembre se actuará en el río Zidacos (términos municipales de Pueyo, Tafalla, Olite, Beire, Pitillas, Murillo el Cuende y Caparroso) y en el río Araquil (términos de Bakaiku, Etxarri-Aranatz, Araquil, Olza).

El objetivo de esta actuación es solucionar los problemas que ocasionan las obstrucciones en la sección de desagüe. Además, complementa las 40 intervenciones realizadas en la subcuenca del Zidacos tras las inundaciones de 2019 y el estudio hidrológico e hidráulico que está redactando la Confederación para realizar un mejor diagnóstico de esta cuenca, ha informado la CHE.

El proyecto consiste en la retirada de maleza, vegetación y otros restos sólidos que impiden el correcto curso del agua en una franja de hasta cinco metros a cada lado del cauce. Estas actuaciones se realizarán de manera selectiva, eliminando la vegetación muerta, y también engloban la retirada de tapones que están en medio del cauce y que obstaculizan el paso natural del agua, ha añadido.

Los trabajos respetarán la vegetación de ribera y se plantarán especies autóctonas de ribera con el fin de crear zonas de umbría que impidan que el problema se repita. Por otra parte, los taludes se repondrán con técnicas de bioingeniería. Se colocarán empalizadas trenzadas a pie del talud y se revegetarán dichos taludes mediante estaquillado.

EBRO SOSTENIBLE

Estos proyectos responden a los principales ejes de acción de la CHE definidos para un Ebro Sostenible. El eje 4 es precisamente renovar la visión de la dinámica fluvial, que recoge tanto la necesidad de incorporar nuevas medidas ambientales e implantar caudales ecológicos, como el trabajo para devolver a los ríos el espacio que necesitan.

Los otros cuatro ejes que también guían los objetivos de la Planificación Hidrológica, son la mejora del conocimiento, la mejora de la gestión, las acciones para el buen estado de las masas de agua y la garantía de suministro para usos esenciales.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Trabajarán en los ríos Araquil y Zidacos para recuperarlos y evitar obstrucciones