PREMIUM  EMPLEO

La Ribera afronta su mayor reto laboral: reducir el desempleo en sus vecinos mayores de 45 años

Se trata de un proyecto piloto se encuentra actualmente en su fase de ejecución con las 500 personas a las que va dirigido.

Un trabajador en una fábrica. ARCHIVO
Un trabajador en una fábrica. ARCHIVO  

La reducción del desempleo en el colectivo de personas mayores de 45 años en la Ribera es uno de los principales retos del proyecto ERSISI, que ha sido presentado en Tudela durante una jornada dirigida a empresarios y agentes económicos de la zona.

Este desayuno empresarial lo han abierto con sus intervenciones Patxi Tuñón, director general del Observatorio de la Realidad Social del Gobierno de Navarra; Paz Fernández, directora gerente del Servicio Navarro de Empleo (SNE); y Eneko Larrarte, alcalde de Tudela.

Los tres han incidido en la importancia del proyecto ERSISI, cofinanciado por fondos europeos y cuyo objetivo es la prestación integrada de servicios sociales y de empleo a personas paradas y en situación de vulnerabilidad de dos zonas concretas de Navarra: la Sakana y la Ribera.

Este proyecto piloto se encuentra actualmente en su fase de ejecución con las 500 personas a las que va dirigido, 400 de las cuáles son residentes en la zona de Tudela y la Ribera, y finalizará en mayo de 2018 con la evaluación de sus resultados.

A nivel de la Ribera de Navarra, esta iniciativa está impulsada por el Gobierno de Navarra, el SNE, el Ayuntamiento de Tudela, la UPNA, el Consorcio EDER, la Asociación de Empresarios de la Ribera (AER), el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), los sindicatos LAB y CCOO y Cruz Roja, entre otras entidades.

Como ha subrayado Tuñón, la particularidad del proyecto es que promueve un sistema de trabajo basado en el seguimiento y el acompañamiento personalizado a desempleados mediante los denominados gestores de caso y las sinergias con el sector empresarial.

Además, ha destacado que ERSISI tiene como otro pilar fundamental la acción de los llamados grupos de trabajo locales, foros en los que diferentes entidades y administraciones comparten información y recursos en el marco de este programa piloto.

El director general del Observatorio General de la Realidad Social ha destacado el trabajo en materia de derechos sociales e inserción laboral que se está llevando a cabo en Tudela, donde, a su juicio, se están "rompiendo muchas barreras" y se ha tomado "el mando de su propio territorio con un cambio de mirada".

Por su parte, Larrarte ha destacado que el proyecto ERSISI es una iniciativa que "remarca el concepto de cooperación entre instituciones y administraciones" y que una sociedad avanzada es aquella en la que "los colectivos más vulnerables tienen la oportunidad de alcanzar los derechos básicos".

La jornada ha finalizado con una reunión del Grupo de Trabajo Local de Tudela, en el que interactúan el la Agencia del SNE en Tudela, el consistorio de la capital ribera, el Consorcio EDER, ANEL Tudela, AER y UAGN. EN el encuentro, se han detallado varios estudios relativos a la coyuntura actual de la Ribera en materia de desempleo y formación para personas desempleadas.

En uno de los estudios presentados al Grupo de Trabajo Local de Tudela, relativo a la oferta formativa para personas desempleadas y a la proactividad de estas personas, se pone de manifiesto que el colectivo de personas mayores de 45 años sufre un riesgo de cronificación del desempleo debido a la baja motivación que muestra a la hora de formarse para su reinserción laboral.

Luis Campos, responsable del estudio, ha señalado que 1 de cada 3 personas de las 404 encuestadas en septiembre de 2017 no sabían en qué disciplina formarse y que ese porcentaje aumentaba hasta los dos tercios en el caso de desempleados mayores de 45 años.

Asimismo, el estudio muestra cómo 1 de cada 15 personas encuestadas realiza algún tipo de formación durante su periodo de desempleo pero 4 de cada 10 ni se están formando ni se han formado en los últimos 2 años.

Como prescripciones o propuestas para mitigar estas estadísticas, el estudio propone la mejora de la coordinación entre servicios sociales y de empleo, articular ofertas formativas específicas para mayores de 45 años y para personas con formación universitaria inadecuada a la demanda empresarial o fomentar la prospección laboral con las empresas, entre otros aspectos.

Según datos del SNE, el 50 % de las personas desempleadas en la Ribera son mayores de 45 años y el 60% son mujeres. Además, un 45 % tiene estudios primarios y un perfil de muy baja cualificación, un hecho acrecentado por el fenómeno de la inmigración. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La Ribera afronta su mayor reto laboral: reducir el desempleo en sus vecinos mayores de 45 años