• lunes, 25 de octubre de 2021
  • Actualizado 07:23

 

 
 

SOCIEDAD

El día a día en la residencia de Estella, donde los trabajadores se aislaron para cuidar de los internos

"No podíamos dejar que se fueran sin acompañarles, así que aquí hemos estado, aquí estaremos", señala David Cabrero, director de la residencia de San Jerónimo.

Homenaje en la residencia de ancianos de San Jerónimo de Estella AYUNTAMIENTO DE ESTELLA
Homenaje en la residencia de ancianos de San Jerónimo de Estella AYUNTAMIENTO DE ESTELLA

David Cabrero, director de la residencia San Jerónimo de Estella, en la que hace un mes 17 trabajadores se quedaron confinados con los internos para evitar el contagio de COVID-19, ha hecho público un nuevo vídeo en el que muestra la vida diaria en el centro en la que va a ser la última semana de aislamiento.

Los días que quedan de semana, afirma Cabrero en el vídeo, "los vamos a vivir a tope; vamos a transmitir a estas personas lo que este equipo ha aportado desde el primer día que vino: cariño, alegría, entusiasmo, positividad".

"Queremos que se sientan atendidos, que se sientan arropados, que se sientan queridos y que se sientan cuidados", asegura el director del centro, quien subraya: "Vamos a disfrutar con ellos, porque para nosotros esta experiencia es un regalo que nos ha dado la vida y queremos vivirlo junto a ellos".

Tras declarar que "nos sentimos vivos, libres", Cabrero valora la experiencia de "vivir 24 horas al día, durante más de un mes, con 70 personas mayores que nacieron en tiempos de guerra, que crecieron en tiempos de posguerra, que han pasado una vida muy dura". Por ello, agrega, "no podíamos dejar que se fueran con esta pandemia".

"No podíamos dejar que se fueran sin darles la mano, sin acompañarles, así que aquí hemos estado, aquí estaremos", señala el director de la residencia estellesa.

Una enfermera de la residencia comenta en el vídeo que las personas mayores "se han sentido muy bien estando aquí nosotras, se han encontrado seguros. Me he visto muy arropada por ellos".

Durante este mes de confinamiento, añade, "he aprendido que, cuando das todo lo que tú quieres dar, te encuentras muy satisfecha contigo misma".

Una de las mujeres que vive en la residencia de Estella indica por su parte que se ha sentido "muy acompañada por todos y muy en familia".

"Y valoro el mérito que han tenido todos los trabajadores, desde el primero hasta el último, quedándose sin sus familias, sin sus hijos y sus nietos, quedándose sin su marido, quedándose sin nada todo el mes. Mucho mérito y mucha caridad he visto", apunta la mujer en el vídeo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El día a día en la residencia de Estella, donde los trabajadores se aislaron para cuidar de los internos