PREMIUM  SOCIEDAD

Apuestan por la rehabilitación y el alquiler de viviendas para evitar la despoblación rural en la Comunidad foral

Uno de cada tres municipios navarros se encuentra en riesgo de despoblación.

Vista panorámica de la localidad de Ujué. ARCHIVO
Vista panorámica de la localidad de Ujué. ARCHIVO  

El fenómeno de la pérdida de habitantes en zonas rurales es una constante en Navarra. Para evitarlo, es necesario fomentar medidas como la recuperación del patrimonio municipal y la rehabilitación de viviendas.

Así lo ha indicado el consejero de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos, Jose Mª Aierdi, este domingo, en el curso 'Ordenación del Territorio y Despoblación', organizado por la Universidad Pública de Navarra y el Ayuntamiento de Ujué.

Durante su intervención en la apertura del curso de verano en Ujué, en el que también han participado el alcalde anfitrión, Rubén Sánchez, el sociólogo Jesús Oliva, la técnica de desarrollo Cristina Bayona y la periodista Sonsoles Echevarren, el vicepresidente del Gobierno se ha referido a la necesidad de combinar las políticas de vivienda y rehabilitación de edificios con otras acciones de gobierno que se deben activar en el entorno rural, relacionadas con la generación de empleo, el desarrollo de áreas de actividad económica, promoción de la industria agroalimentaria local, la accesibilidad a los servicios públicos o el fomento del turismo, entre otras.

"Está en nuestras manos dejarnos llevar por la tendencia general de Europa, donde el 75% de la población vive en ciudades, o revertirla incorporando en nuestras políticas los principios de cohesión social y territorial, de equilibrio entre el desarrollo urbano y rural, de tener un territorio vivo y no ciudades rodeadas de desiertos", ha destacado.

Aierdi ha anunciado la intención de su Departamento de revisar, desde la dirección de Urbanismo, la Estrategia Territorial de Navarra (ETN) para "introducir nuevas prioridades en la política territorial de Navarra como son el papel de las zonas rurales, el fenómeno de la vivienda vacía, la rehabilitación de casas en el medio rural y la regeneración urbana, la adaptación al cambio climático y el reto del despoblamiento", ha explicado el Gobierno de Navarra en un comunicado.

En este sentido, ha subrayado que "la amenaza del despoblamiento debe estar en el epicentro de la agenda de todas las políticas territoriales y no sólo eso; también debe comprometer a todas las áreas de la acción de gobierno: vivienda, urbanismo o medio ambiente, pero también a desarrollo industrial y empresarial, salud, educación, bienestar social, energía, infraestructuras, tecnología, cultura, o deporte".

Se ha referido, asimismo, a ejemplos de acciones concretas frente al reto demográfico que ya ha iniciado el Gobierno foral como el plan piloto del Pirineo, la red Explora puesta en marcha por la agencia navarra del territorio y la sostenibilidad Lursarea o el plan de rehabilitación de casas en el entorno rural.

Respecto a las políticas de vivienda, precisamente el próximo mes de octubre van a comenzar en Ujué las obras de rehabilitación de un antiguo inmueble municipal para convertirlo en un edificio de cinco viviendas de alquiler promovidas por la sociedad Nasuvinsa, con una inversión de 270.000 euros.

Según el consejero de Ordenación del Territorio, medidas como ésta "son la respuesta a las demandas de jóvenes o familias que apuestan por vivir en estas zonas.". Asimismo, evitar la despoblación de las zonas rurales es uno de los objetivos del Plan de Desarrollo Sostenible de la Organización de Naciones Unidas.

De cara a abordar el fenómeno de la pérdida constante de habitantes, especialmente en el ámbito rural, el Departamento de Ordenación del Territorio realizará un diagnóstico socioeconómico de la Comunidad foral que elaborará el Observatorio de la Realidad Social, de Planificación y de Evaluación de las Políticas Sociales del Gobierno de Navarra. Asimismo, se creará una comisión interdepartamental de despoblación de la que formarán parte todos los departamentos con áreas en esta competencia y, así, evitar la pérdida de habitantes y la despoblación en los pequeños municipios de Navarra.

Finalmente, el consejero Aierdi ha destacado en Ujué la necesidad de una participación conjunta de entidades locales, agentes, agencias de desarrollo, asociaciones y empresas del ámbito agroalimentario, turístico o medioambiental. Se busca una estrategia transversal y compartida para evitar que "medianos y pequeños pueblos vayan desapareciendo".

UN 36,8% DE LOS MUNICIPIOS NAVARROS EN RIESGO DE DESPOBLACIÓN

Según los datos elaborados por el Comisionado del Gobierno frente al reto demográfico, uno de cada tres municipios navarros, un 38,6% se encuentran en riesgo de despoblación. Las zonas de mayor riesgo de despoblamiento se encuentran en las zonas de Sangüesa, Tierra Estella, Pirineos y la Zona Media.

Según la Federación Navarra de Municipios y Concejos (FNMC) respecto a la evolución del número de vecinos en la última década, a fecha de 2017, seis comarcas habían perdido población.

La zona del Pirineo, con un descenso del 12,92%, ha sido la comarca más castigada por el fenómeno de la despoblación, seguida de Sangüesa (-5,17%), Montejurra (-2,12%), Zona Media (-1,92%), Zona Estella (-1,31%) y Valdizarbe (-0,95%).


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Apuestan por la rehabilitación y el alquiler de viviendas para evitar la despoblación rural en la Comunidad foral