SOCIEDAD

Las psicólogas navarras que ayudan a los policías a superar la tragedia: "Todo el mundo quiere irse a dormir sin cargas"

Sofía Remón y Juana Azcárate, voluntarias de SAR Navarra, son las encargadas de proteger por teléfono la salud mental de los navarros en tiempos del coronavirus.

Juana Azcárate y Sofía Remón, psicólogas de SAR Navarra que atienden a policías municipales y a la población general. PABLO LASAOSA
Juana Azcárate y Sofía Remón, psicólogas de SAR Navarra que atienden a policías municipales y a la población general. PABLO LASAOSA

El confinamiento, el miedo al contagio, la muerte de los seres queridos a causa de la pandemía y la incertidumbre de no saber los límites de esta crisis son un desequilibrio para la salud mental.

Por tal motivo, la ONG SAR Navarra decididió el 16 de marzo abrir una línea telefónica de atención psicológica para que en ella pudiera comunicarse cualquier persona, tanto profesional sanitario y de seguridad como la ciudadanía en general.

En un comienzo, la línea (098) se pensó para Pamplona y su comarca, pero, al pasar unos pocos días, se abrió a todo Navarra (948420640). Un equipo de ocho psicólogos voluntarios son quienes se relevan en turnos diarios, por lo que el teléfono está disponibles las 24 horas para atender cualquier emergencia.

Sofía Remón y Juana Azcárate son parte de este equipo, llevan cerca de seís años trabajando para la organización y su especialidad en emergencia y catastofre les ha permitido atender distintos tipos de situaciones.

Entre las más importantes, la asistencia que dieron durante la catastofre ocasionada por el terremoto de Ecuador en el 2016. Ahora, ambas tienen la labor de recibir entre cinco y seis llamadas diarias, que varían según el día, y los domingos y lunes por las noches realizan grupos de defusing con los policías después de que terminen sus turnos de la semana.

En esta entrevista, estas dos psicólogas explican el reto de atender a través de un teléfono el desequilibrió emocional que pueden llegar a generar todas las consecuencias de la pandemia del Covid-19.

¿Por qué consideran importante prestar un servicio de psicología en este momento?

En SAR Navarra lo decidimos por las consecuencias que puede generar la pandemia. En un principio, pensando en los profesionales más involucrados, como los sanitarios y la policía. Sin embargo, la población en general también lo ha requerido. Como no sabemos cuánto va a durar y qué más puede ocurrir, debemos mantener un equilibrio. Algunos colectivos pueden generar patologías posteriores si no se atienden sus preocupaciones de hoy. Además, a todos les viene bien poderse ir a dormir sin llevarse cargas, sobre todo en estos momentos.

¿Qué colectivos son los que más llaman?

Población general, bastante gente mayor, personas que tienen algún paciente con coronavirus en su familia y están atravesando un duelo o están esperando que sea así, y también muchos policías municipales. Otro colectivo que nos suele llamar son personas que ya tienen diagnósticos en salud mental y el confinamiento les ha acrecentado sus síntomas previos.

¿Cuáles son los problemas más comunes que perciben que sufre la gente durante el confinamiento?

Lo que más hemos atendido hasta ahora son en su mayoría crisis de ansiedad. Tanto de personas jóvenes como de adultos mayores. Otro tema recurrente es la soledad que están atrevesando muchas personas mayores y, en otros casos, los problemas de convivencia en las familias. Pero, sin duda las noticias más difíciles con las que hemos tratado son las de aquellos que sus familiares ya no tienen solución contra el virus y lo más seguro es que vayan a morir. Estamos con ellos desde que reciben la noticia hasta que el familiar muere.

¿Qué técnicas utilizan para tratar los casos anteriores?

Hay una técnica que se hace con la voz. Consiste en empezar en el mismo tono en el que está la otra persona durante la crisis y, conforme vas tranquilizándola, ir bajando ese tono para conseguir que te escuche. Hay que hablarles de distintos temas y dejarles tareas después de la llamada que les guste hacer para que esa sensación de angustia no vuelva más.

¿Cuál es el procedimiento con alguien que pierde un familiar por el coronavirus?

A la hora de elaborar el duelo, como no se puede hacer la despedida, que es una de las cosas más difíciles y que cuesta más, hay que explicarles que deben planear esa despedida a posteriori. Se recomienda a la familia que vayan preparando qué harán para celebrar el funeral o la reunión íntima de la familia para dar el último adiós en cuanto esto termine. Además de que le gustarían decirle a esa persona en ese día. Intentar animarlos para que aprovechen el tiempo libre y preparen esa despedida como al ser querido que se fue le hubiera gustado. Otra opción es impulsar el hacer videollamadas grupales con la familia para brindar un espacio para llevar este proceso juntos.

Juana M. Azcárate y Sofía Remón, psicólogas de SAR Navarra que atienen a policías municipales. PABLO LASAOSA

¿Qué pasa si la atención telefónica no es suficiente?

En solo dos casos hemos tenido que derivar a emergencias porque la ayuda telefónica no iba a ser suficiente, al tratarse de temas patológicos más complicados. Pero, si en cambio es un caso en el que notamos que alguien necesita continuidad en la atención, lo que hacemos es anotar el número y volverlo a llamar para que trate con la misma persona que habló inicialmente y a quien ya le dio su confianza.

¿Cómo funcionan los grupos de defusing que realizan con la policía?

Como conjuntamente SAR Navarra esta trabajando con la Policía Municipal de Pamplona, los domingos y los lunes por las noches hacemos estos grupos. Reunimos entre cinco a ocho agentes que hayan acabado el turno de la semana y que quieran participar, para que hagan una especie de liquidación emocional. Es decir, para que saquen todas las vivencias dificiles que han tenido durante la semana a causa de la crisis, y así intentar prevenir un estrés postraumático. Primero, se firma un acuerdo de confidencialidad y, luego, se trabaja con cada uno el peor momento de la semana. Después se hacen técnicas de relajación, llamadas en nuestro campo EMDR, y eso los ayuda a superar el peor momento, que no se quede con ellos. Más adelante, se trabaja con los recursos emocionales que tiene cada uno para afrontar las situaciones. Por ejemplo, un recurso es el humor. Finalmente, se les presta una atención individual si lo vemos necesario y compartimos técnicas de autocuidado.

¿Tienen algún grupo de intervención especial para los sanitarios?

A los sanitarios se les ha ofrecido el mismo programa que a la policía, pero hasta el momento no lo han utilizado, porque ya cuentan con múltiples opciones para mantenerse equilibrados.

¿Cuál es la diferencia entre trabajar para una catastofre como el terremoto de Ecuador y la atención durante la pandemia?

Primero, la cultura influye mucho. Además, allá las personas habían perdido su hogar, sus familiares, pero aquí estamos viviendo algo novedoso, más largo en el tiempo y aún tenemos que continuar adaptándonos a los cambios. En el terremoto, al final sabes qué ha pasado y que tiene un final. Allá están perfiladas las consecuencias, pero aquí no sabemos qué seguirá después.

A partir de su experiencia, ¿cuáles consideran que pueden ser las consecuencias psicológicas de esta situación?

De momento, no sabemos qué va a pasar. Pero lo que es verdad es que nos vamos a encontrar grupos de personas que van a sentir miedo de salir a la calle. Las relaciones van a cambiar, por un tiempo no nos relacionaremos de la misma manera y la angustia al contagio va a ser una constante. Todo esta crisis provocará ciertos tipos de patologías. En especial, por los duelos de las personas que perdieron a sus familiares por el Covid- 19, que, en muchos casos, va a patologizarse más que lo esperado.

Sin embargo, no todo es negativo. Hay gente que, por el contrario, saldrá reforzada, porque se ha dado cuenta de los recursos personales que tiene para asumir la situación y los ha utilizado. Ese colectivo va a salir muy bien de la situación. Por ejemplo, los policías han notado que, durante la crisis, ha habido un aumento de la unión de equipo, y eso es algo que llevarán con ellos aun después de que salgamos de la emergencia sanitaria.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las psicólogas navarras que ayudan a los policías a superar la tragedia: "Todo el mundo quiere irse a dormir sin cargas"