PREMIUM  TERRORISMO

Prohíben un acto en Pamplona que iba a homenajear a cinco terroristas fusilados del FRAP y ETA

Se había convocado un 'homenaje' para este jueves en la Plaza del Ayuntamiento de la capital navarra.

Pintadas proetarras en el monumento a los fallecidos en el Fuerte de San Cristóbal RN
Pintadas proetarras en el monumento a los fallecidos en el Fuerte de San Cristóbal RN  

La delegación del Gobierno en Navarra ha prohibido el acto convocado para esta tarde en Pamplona en homenaje al considerar que puede constituir un delito de "enaltecimiento del terrorismo".

En concreto se había convocado para esta tarde de jueves en la plaza del Ayuntamiento de Pamplona un acto con motivo del 43 aniversario de la muerte de los militantes del FRAP José Luis Sánchez Bravo, Humberto Baena y Ramón García Sanz, y de ETA Ángel Otaegui y Jon Paredes "Txiki", fusilados el 27 de septiembre de 1975.

Según han informado a Efe desde la delegación del Gobierno, el martes recibieron un informe de la Jefatura Superior de Policía de Navarra en el que se concluía que el motivo de la movilización "era el de homenajear a miembros de las bandas terroristas ETA y FRAP, pudiendo constituir tales hechos un presunto delito de enaltecimiento del terrorismo, lo que se ponía en conocimiento de la delegación por si se estimara procedente su prohibición".

El día anterior se había difundido a través de un tuit información sobre ese acto con un cartel en el que aparece la imagen de los cinco miembros de ETA y FRAP con la leyenda "Omenaldia" (Homenaje), entendiéndose por ello que ese acto pudiera constituir el citado delito.

Según indican, en 2014 y 2015 se prohibió por el mismo motivo, no así en 2016 y 2017 puesto que entonces "no apareció en las redes sociales ningún cartel o aviso relacionándolo con los miembros de ETA y FRAP, o apareció en una fecha tan próxima a la realización del homenaje que no hubo tiempo material para realizar la prohibición".

En 2015 el convocante recurrió a los Tribunales y el Tribunal Superior de Justicia confirmó la resolución de la delegación, añaden.

Esta decisión ha sido criticada por la parlamentaria de EH Bildu Bakartxo Ruiz, quien ha denunciado "la actitud de la nueva delegación del Gobierno del PSOE que un año más y siguiendo la estela de Carmen Alba y de las delegación del PP ha vuelto a prohibir este año también el acto que se hace en recuerdo de los últimos represaliados del franquismo".

"En un contexto en el que se está hablando de memoria histórica esa también es una parte de la memoria histórica", ha asevera en declaraciones a los periodistas, momentos antes de asistir a la sesión plenaria.

Ruiz ha concluido apuntando que "el nuevo tiempo, al parecer, no ha llegado a la delegación del Gobierno, a las libertades democráticas, ni a la libertad de expresión".

LOS CONVOCANTES: "VOLVEMOS A ENCONTRARNOS CON RAMALAZOS DE AQUELLA DICTADURA"

El colectivo "Ahaztuak 1936-1977", convocante del acto previsto para esta tarde que ha sido prohibido por la delegación del Gobierno, reconoce que no esperaban esta decisión y asegura que no hay motivo para la prohibición puesto que "no existe ningún elemento de ensalzamiento del terrorismo".

"Al cumplirse 43 años de aquellos hechos, nuevamente volvemos a encontrarnos, y no es la primera vez, con los ramalazos de aquella dictadura", señalan en un comunicado.

Al respecto indican que, después de que el año pasado se celebrara con normalidad, confiaban en que "se pudiera haber desarrollado con total normalidad" y no esperaban que "el nuevo Gobierno del PSOE, con su nuevo talante y, el nuevo delegado del Gobierno, José Luis Arasti Pérez, aplicara las viejas prácticas".

La delegación ha prohibido el acto al considerar que puedo constituir un delito de "enaltecimiento del terrorismo" porque en él se iba a rendir homenaje a cinco terroristas, cuyas fotografías acompañaban la convocatoria.

"No sabemos que esperaban, en un homenaje a cinco personas asesinadas por el franquismo, lo lógico es que aparezcan sus fotos", sostienen, al tiempo que aseguran que "no existe ningún elemento de ensalzamiento del terrorismo por lo que no hay ningún motivo para que esta prohibición".

En su opinión, el problema es que, "lo que para unos es reivindicación y apología de la lucha antifascista, para otros y para la delegación del Gobierno español en Navarra siguen siendo la realización de una concentración que favorecería el comportamiento de los terroristas".

Consideran de "extrema gravedad" la prohibición por lo que supone de "constatación de que el modelo de impunidad para el régimen franquista y sus crímenes se refuerza con la negación del derecho a la memoria de las víctimas de aquel régimen dictatorial, y también contra las personas que lucharon contra el mismo".

En este contexto hacen referencia a lo sucedido recientemente con el un denominado "manifiesto por la memoria histórica y contra la manipulación" en el que, personas de diferentes ámbitos relacionados con la memoria, criticaban algunas actividades a desarrollar en el Gaztetxe Maravillas Lamberto, por "poner en valor la lucha de ETA, en el marco del Gudari Eguna el 27 de septiembre".

Para ellos, "el marco del 27 de septiembre, no consiste en poner en valor la lucha de ETA y relacionarla con Maravillas Lamberto, los fugados del fuerte o los miles de asesinados, pero si entender que ETA fue una respuesta al franquismo, que la violencia no empezó con ETA ni, desgraciadamente, acabó con ETA, la lucha de ETA surgió en la lucha antifranquista, y en ello está la clave. José Luís, Ramón, Humberto, Txiki y Otaegi fueron luchadores antifranquistas", asevera.

Concluyen asegurando que no olvidan y seguirán recordando cada 27 de septiembre a "José Luis, Ramón, Humberto, Txiki y Otaegi", quienes "murieron por unos ideales", que "siguen vivos" en ellos. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Prohíben un acto en Pamplona que iba a homenajear a cinco terroristas fusilados del FRAP y ETA