SOCIEDAD

Más recursos y cuidados: Navarra se compromete con una de las primeras causas de muerte en España

El Director de Adacen, Francisco Fernández Nistal, participa en la definición del modelo estatal de atención al Daño Cerebral Adquirido.

Última reunión del Comité de Expertos DCA. CEDIDA
Última reunión del Comité de Expertos DCA. CEDIDA  

El director de Adacen, Francisco Fernández Nistal, participa en un comité nacional de expertos creado por el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO) para revisar el modelo de atención al daño cerebral en España.

Su objetivo, ha informado la asociación en una nota, es establecer una guía que oriente el recorrido sociosanitario de las personas afectadas por esta enfermedad desde el momento en el que se produce la lesión.

La iniciativa, coordinada por el IMSERSO, pretende analizar el modelo de atención al Daño Cerebral Adquirido (DCA) puesto que, según aseguran desde la propia organización, aún faltan recursos y mecanismos de coordinación para poder decir que se aplica de forma universal, igualitaria y gratuita en nuestro país.

El IMSERSO considera que el DCA es una discapacidad que, por su incidencia y consecuencias, precisa de unas necesidades de atención específicas y de un modelo de atención propio en un contexto actualmente caracterizado por la escasez de recursos, la falta de coordinación entre los existentes y la carencia de homologación y regulación de los mismos.

TERCERA CAUSA DE MUERTE EN EL MUNDO

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el DCA, cuyo motivo principal es el ictus, representa la tercera causa de muerte y la primera de discapacidad en las personas adultas.

En España, concretamente, es la primera causa de mortalidad entre las mujeres y la segunda en los varones, según los datos de la Sociedad Española de Neurología. Cada seis minutos se produce un ictus en nuestro país.

Esta enfermedad es uno de los problemas de salud más importantes en los países desarrollados debido al número de muertes que ocasiona y a sus consecuencias, definidas en términos de secuelas y discapacidad.

Por todo ello el IMSERSO decidió crear un comité que se ocupará de revisar, actualizar y proponer un modelo de atención al DCA en el que se detallen los principios de intervención desde el momento de producirse la lesión, hasta la atención crónica, pasando por la etapa de rehabilitación. 

Además de elaborar el modelo, el comité revisará un documento editado por el IMSERSO en 2007 en el que se establecían los recursos más adecuados para atender al DCA según la fase del periodo de rehabilitación.

En este nuevo organismo, que se reunió por primera vez este verano. Además de Fernández Nistal, participan Isabel Chavarria Vargas, presidenta de Sociedad Española de Rehabilitación del Daño Cerebral Adquirido; Carlos González Alted, Director Médico del Centro de Referencia Estatal de Atención al Daño Cerebral; José Ignacio Quemada Ubis, jefe del Servicio de Daño Cerebral de la Red Menni; Inmaculada Gómez Pastor, Directora Gerente del Centro de Referencia Estatal de Atención al Daño Cerebral; y el neuropsicólogo Marcos Rios-Lago, de la Sociedad Española de Neurorehabilitación.

ATENCIÓN A LAS SECUELAS

En la propuesta del director de Adacen para formar parte de este comité, los responsables del IMSERSO han valorado la gran experiencia de esta entidad en la atención y rehabilitación de las secuelas producidas por la enfermedad y su trabajo en la innovación de los modelos de atención.

Ante la ausencia de recursos de atención para las personas con Daño Cerebral y la inexistencia de apoyo a los familiares, un grupo de familias creó en 1994 la Asociación de Daño Cerebral de Navarra (Adacen), una organización sin ánimo de lucro cuyo objetivo es informar y sensibilizar a la sociedad y a las instituciones de los problemas y necesidades que presenta el colectivo.

La integración social, la promoción de los servicios imprescindibles para las personas que sufren DCA y la mejora de la calidad de vida de las personas afectadas y sus familiares son también objetivos fundamentales de Adacen.

La Asociación tiene cerca de 1000 socios y socias; la integran 332 personas afectadas; hay 61 personas voluntarias que comporten su tiempo con las personas usuarias y sus familiares; y tiene 61 profesionales en plantilla. 

Adacen cuenta con un Centro de Día de cuarenta plazas y una Residencia con nueve, ambos recursos concertados con Gobierno de Navarra, además de ello dispone de un Centro de atención a la dependencia, en régimen ambulatorio en el que se atienden a otras cien personas.

La organización frece también un hogar temporal y de respiro para personas afectadas y sus familiares. A estos se suma el Centro de Rehabilitación Neurológica de Azpilagaña. La asociación es pionera en la utilización de las Nuevas Tecnologías en los tratamientos de rehabilitación participando incluso en varios estudios promovidos por universidades y centros tecnológicos.

Desde el pasado año cuenta con un NeuroLab, un espacio de experimentación en el que personas afectadas, familiares, profesionales, empresas y centros de investigación trabajan en equipo en la cocreación de nuevas soluciones tecnológicas y modelos de atención que contribuyan a mejorar la calidad de vida, la rehabilitación y la autonomía.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Más recursos y cuidados: Navarra se compromete con una de las primeras causas de muerte en España