POLÍTICA

Podemos desobedece al Gobierno de Barkos: la formación morada podría tumbar la controvertida Ley de Policías

El portavoz de Podemos, Ruben Velasco, anuncia durante la comisión de Interior que su formación presentará una enmienda total a la ley o se sumará a la que se plantee.

El parlamentario de Podemos, Rubén Velasco, cuchichea con Laura Pérez (izda) y la consejera Beaumont (drcha) entra a la comisión de Interior. ÍÑIGO ALZUGARAY.
El parlamentario de Podemos, Rubén Velasco, cuchichea con Laura Pérez (izda) y la consejera Beaumont (drcha) entra a la comisión de Interior. ÍÑIGO ALZUGARAY.

La controvertida Ley de Policías de Navarra, impulsada por el Gobierno de Uxue Barkos, podría tener los días contados. El anuncio de Podemos, si no se cambia el proyecto, de presentar una enmienda a la totalidad propia o sumarse a la ya anunciada por el Partido Socialista de Navarra pone en una situación comprometida al Ejecutivo navarro, que necesitaría de sus votos para que pudiera aprobarse.

El 'no' de la formación morada se sumaría a los votos negativos de UPN, PSN y PPN, que ya conformarían mayoría parlamentaria para 'tumbar' la ley.

El sorprendente anuncio, realizado por el portavoz de Podemos en la comisión de Interior, Ruben Velasco, llega en un día en el que los sindicatos de la Policía Foral han vuelto a concentrarse a las puertas del Parlamento de Navarra a pesar del 'plantón' de la consejera Beaumont que ha decidido adelantar su hora de llegada a la comisión para no encontrarse con la protesta policial.

En la comisión la portavoz del PP, Ana Beltrán, justificaba la petición de comparecencia de la consejera en la necesidad "de buscar el consenso". Las críticas y movilizaciones "dicen bastante poco de su capacidad de negociación", ha afirmado, y recordado que los sindicatos piensan que la consejera "no cree en la Policía Foral" y por eso el proyecto no define un modelo para ella.

"Estamos de acuerdo, cómo no, con una Policía Foral moderna, integral y de referencia, pero los sindicatos policiales no creen que este proyecto lo refleje", ha dicho Beltrén, al tiempo que ha apoyado también la eficacia y eficiencia pero ha dudado de la formas de la consejera.

Por UPN, Sergio Sayas, ha cuestionado lo que Beaumont entiende por diálogo después de que su partido le ofreciera consenso, "un diálogo de sordos", y le ha advertido que "no se puede negociar una ley sin modelo policial", por lo que "si pierde el órdago tendrá que dimitir" y "si le sale bien será porque Podemos vuelve a hacer el ridículo".

Para Sayas "esta ley trata de machacar a la Policía Foral. La estrategia ha empezado buscando tensiones que debiliten al cuerpo", ha seguido "presentándolos como vividores egoístas" con "la política de personal más regresiva que se ha visto en democracia", y "luego pondrán dinero sobre la mesa para romper la unidad de los sindicatos".

Patxi Leuza, por Geroa Bai, ha subrayado que "estos barros vienen desde 2007" y ha defendido que "lo mejor era presentar una ley", que "será mejorable" aunque se ha sorprendido del "acercamiento" de UPN y PP "al mundo sindical".

Ha asegurado además que para la redacción del texto no se ha contado con las propuestas sindicales para la Policía Foral "porque no las ha habido", porque "los sindicatos no quieren negociar sino que se vuelva" el proyecto, "pero no sabemos cuáles son sus legítimas reivindicaciones".

Desde EH Bildu, Adolfo Araiz, ha indicado que el modelo policial es una cuestión "nuclear" y en Navarra "se da una situación atípica, única, por la yuxtaposición y las duplicidades" entre diferentes cuerpos en un mismo territorio, y la "elevadísima ratio de policías, el más alto del Estado y el doble de la UE".

"Hay que hacer una delimitación clara de funciones y competencias" porque "se vende a la Policía Foral como una policía integral cuando la situación legal lo hace imposible", ha precisado, y ha apostado por una policía autonómica "especialista" en las distintas tareas, por lo que ha invitado a los sindicatos a plantear sus demandas al Parlamento.

Por Podemos, Rubén Velasco se ha referido también a "los solapes" competenciales y ha mantenido que pese al ratio "la plantilla es corta" y se intenta "que trabajen más", cuando "trabajan lo que les corresponde" y "no nos gusta el establecimiento de una bolsa de horas" que evita las extraordinarias y da flexibilidad, por lo que no ha descartado "presentar o apoyar una enmienda a la totalidad".

La socialista Inmaculada Jurío ha destacado que el Gobierno ha actuado en este asunto "con nocturnidad y alevosía" y "ahora la consejera ha tirado a sus socios un proyecto de ley" que les obligará a "suplir su incapacidad de negociación y a defender los derechos de los trabajadores que se están viendo gravemente conculcados".

Por último José Miguel Nuin, de I-E, ha defendido "un despliegue de la Policía Foral y un repliegue de otros cuerpos", pero esto exige plantilla, plan director y un cambio de la normativa de 2015 porque "no es adecuada al presentar carencias y problemas serios". En este sentido, el portavoz de I-E ha invitado a los sindicatos a participar en el debate. 

BARKOS PIDE A PODEMOS QUE "RECONSIDERE SU POSTURA"

También el parlamentario de Podemos, Carlos Couso, ha pedido este martes a la presidenta del Gobierno foral, Uxue Barkos, que "retire" el proyecto de ley de Policías de Navarra y "se dé una oportunidad" a la negociación sindical con dos documentos sobre la mesa. Barkos, por su parte, ha solicitado a Podemos que "reconsidere" su postura.

Este debate se ha producido en el seno de otra comisión parlamentaria, celebrada a petición de UPN, en la que Barkos ha defendido el citado proyecto de ley y ha pedido a su socio de gobierno que "reconsidere" su postura que impediría seguir adelante con la nueva norma.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Podemos desobedece al Gobierno de Barkos: la formación morada podría tumbar la controvertida Ley de Policías