SALUD

Salud actualiza su plan ante posibles repuntes que puedan darse en Navarra durante los próximos meses

El virus ha causado en cuatro meses 10.351 casos, 1.941 hospitalizaciones y 528 fallecimientos.

Tubo de muestra de coronavirus para PCR - coronavirus
Tubo de muestra de coronavirus para PCR - coronavirus  

El Departamento de Salud ha actualizado su plan de transición y contingencia ante el Covid-19, que busca compatibilizar una recuperación de la actividad habitual en estas fechas de verano e implanta mejoras aprendidas durante la crisis epidémica, con el mantenimiento de un dispositivo transversal de detección y asistencia de cara a controlar posibles rebrotes de la enfermedad en los próximos meses.

Entre las diferentes medidas, además de mantener los circuitos dobles en los centros asistenciales en los hospitales y en Atención Primaria, así como un retén de refuerzos y una previsión de camas en planta y en UCI para hacer frente a posibles necesidades, se incluyen otras cuestiones como la consolidación de reservas estratégicas para una media de tres meses en material de protección, y un sistema de seguimiento de contactos y realización de PCR y otros test para detectar precozmente repuntes.

Este plan de contingencia, objeto de actualización y revisión continua para adaptarse mejor a los posibles cambios en la situación epidémica, incorpora asimismo los correspondientes cronogramas y consignaciones presupuestarias de las actuaciones previstas. Contempla, además, como otro de sus ejes la participación clínica en la organización asistencial, así como promover la máxima protección posible del personal sanitario.

DETECCIÓN: TRABAJO EN COMÚN DE TODO EL DEPARTAMENTO

Una de las prioridades de la etapa que se abre ahora tiene que ver con reforzar y consolidar todo el sistema de detección precoz y seguimiento de contactos para controlar en la medida de lo posible posibles brotes.

Se trata de un reto en el que, aunque el peso lo llevan Salud Pública y Atención Primaria, también intervienen los servicios de Prevención de Riesgos Laborales y la red hospitalaria (servicio de Microbiología, sobre todo para realizar PCR y las pruebas serológicas de detección de anticuerpos), incluyendo tanto recursos tecnológicos (sistema de alerta temprana) como humanos, con todo el “call center” reforzado dependiente del Servicio de Urgencias Extrahospitalarias.

En este sentido, resulta destacable el sistema e infraestructura puesto en marcha en Refena, que ha permitido realizar en torno al 40% de los más de 78.000 PCR realizados en Navarra, así como el programa de chequeo masivo que se está llevando a cabo actualmente entre las y los profesionales sanitarios y sociosanitarios y que permitirá conocer la situación inmunológica frente al Covid-19 de casi 20.000 de estos trabajadores y trabajadoras.  

Cabe recordar que, a fecha de hoy, está ya recuperado el 98% de los 932 profesionales que contrajeron la enfermedad, y que suponen aproximadamente el 6% del total, cifra semejante a la prevalencia del conjunto de la población.

La hoja de ruta de este sistema de detección gira en torno a la estrategia de testing que también se ha ido adaptando según cada momento y que actualmente combina los PCR, para el diagnóstico precoz de la enfermedad en su fase activa, y los tests Elisa, que detectan anticuerpos. En este ámbito hay que sumar los estudios de seroprevalencia tanto del Ministerio (que han cifrado en un 6,4 % el nivel de inmunidad de la población navarra), como el que va a realizar Navarra en otoño.

En cuanto al diagnóstico, además de una amplia serie de cribados, la realización inmediata (el objetivo es 24 horas) de PCR a todos los casos sospechosos y sus contactos es la piedra angular que ha sido valorada por el Ministerio en los sucesivos pasos de fase.

ATENCIÓN PRIMARIA: LA PRIMERA LÍNEA DE CONTENCIÓN

La Atención Primaria se ha confirmado como un nivel básico en la fase de mayor apogeo de la pandemia para contener la ola de casos que pudiera colapsar el sistema sanitario hospitalario. De hecho, en torno al 80% de todos los casos han sido tratados -mayoritariamente con seguimiento domiciliario- desde este primer nivel, que ahora será también clave en la detección precoz y seguimiento de contactos.

Desde mes de mayo Atención Primaria ha realizado un esfuerzo de readaptación para compatibilizar tanto los circuitos Covid-19 y este sistema de detección con la recuperación de la actividad ordinaria que ahora también entra en la fase estacional del verano.

En este sentido, se está trabajando en una recuperación de la actividad asistencial adecuada a las especiales circunstancias de este período, en la que se atiendan de manera preferente las necesidades de salud de la población más vulnerable, al tiempo que se reorganiza el sistema de citación y se incorporan nuevos recursos tecnológicos con el fin de conseguir una atención que sea tan segura como resolutiva.

A tal fin, desde la Gerencia de Atención Primaria se ha lanzado en los días previos una campaña destinada a concienciar a la población de la necesidad de llamar previamente al centro de salud cuando se requiera una asistencia, con el fin de definir con antelación el mejor modo de dar respuesta a las necesidades de los usuarios.

Por otra parte, en colaboración con el departamento de Derechos Sociales, se mantiene la Unidad Sociosanitaria, cuyo funcionamiento se está rediseñando junto a los titulares de los centros residenciales para mejorar la atención sanitaria de las personas mayores y las personas con discapacidad, unos espacios que se pretenden blindar al máximo por tratarse de una población vulnerable. La detección precoz, junto con el aislamiento y seguimiento adecuado de los casos y contactos son aspectos fundamentales en esa labor.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Salud actualiza su plan ante posibles repuntes que puedan darse en Navarra durante los próximos meses