SOCIEDAD

"Si no se ejercitan pueden sufrir": un adiestrador navarro te enseña a trabajar con tu perro en casa

Pablo Vicente, que en los últimos años ha entrenado casi 300 perros, aporta consejos para que el aislamiento no genere problemas de estrés o ansiedad en los perros.

El adiestrador canino Pablo Vicente junto a su perro Jare haciendo un ejercicio en casa. MIGUEL OSÉS
El adiestrador canino Pablo Vicente junto a su perro Jare haciendo un ejercicio en casa. MIGUEL OSÉS  

Dentro del confinamiento por el estado de alarma decreto, parece que tener un perro se ha convertido es un privilegio por poder salir a la calle momentáneamente. Sin embargo, estas breves salidas permitidas no son del todo suficiente para los animales, que pueden sufrir también el aislamiento domiciliario. 

Por este motivo, Pablo Vicente, un vecino de Barañáin de 27 años que es adiestrador y conductista y en los últimos años ha entrenado a casi 300 perros, decidió utilizar sus redes sociales (@pabloyjare) para enseñar ejercicios que hacer en casa y, además de adiestrarlo, ayudar al animal a no sufrir tanto el confinamiento. 

"Lo empecé a hacer para intentar dar una salida a esa energía que acumulan los perros en estos días, y también por sus dueños", explica Vicente.

"Pretendía ayudar desinteresádamente porque son momentos en los que todos tenemos que poner nuestro granito de arena. Es algo que a mí personalmente también me ayuda y quería que cualquiera que quisiese pudiese hacer lo mismo sin necesidad de gastar dinero", añade el joven navarro.

Así pues, Pablo Vicente junto a 'Jare', su pastor belga que está apunto de cumplir tres años, están compartiendo vídeos y consejos en las redes sociales a diario.  

El adiestrador canino Pablo Vicente junto a su perro Jare haciendo un ejercicio en una de las breves salidas a la calle. MIGUEL OSÉS

PREGUNTA: ¿Cómo sufren los perros tanto tiempo confinados?

RESPUESTA: La falta de libertad para ningún animal es positiva, tienen sus necesidades fisiológicas que son las que podemos cubrir en la calle ahora mismo. Pero nos falta cubrir la necesidad de ejercicio físico y de socialización que necesitan, las cuales son importantes para tener un perro equilibrado.

P: ¿Cómo les puede afectar que sean paseos cortos como recomiendan las autoridades?

R: El principal problema puede ser la acumulación de estrés por no hacer ejercicio físico o socializar. Y el estrés, precisamente, es el principal causante de los problemas de conducta hoy en día en los perros. La acumulación de estrés también puede crear problemas de salud o recuperaciones más lentas de las enfermedades, aunque esto debería explicarlo un veterinario.

Además, la falta de socialización puede ser un problema si esta situación se extiende demasiado, ya que podrían acostumbrarse a situaciones tan calmadas como las que se dan ahora mismo en las calles y mostrar dificultad de readaptación al entorno antes habitual de más movimiento por las calles. Esto, para los perros nerviosos, con problemas de socializacion o reactivos a movimientos o sonidos puede ser un problema mas agravado.

P: ¿Por qué es importante para los perros hacer ejercicio ya no solo físico sino también mental?

R: En mi opinión, el ejercicio mental es igual de importante que el físico. El ejercicio mental ayuda a nuestros perros a sentirse realizados, mejora el vinculo con su guía y ambas cosas genera felicidad.

Además, también nos ayuda a dar salida a esa energía acumulada por falta de ejercicio físico, aunque con esto no quiero decir que sea un sustitutivo completo. El ejercicio físico adaptado al estado de salud del perro siempre sera saludable, igual que con las personas. 

En definitiva, son dos de las partes principales para tener un perro estable y sano.

P:¿Qué recomendaciones generales puedes dar para que no sufran tanto los animales?

R: Yo recomendaría cubrir la necesidad de jugar para soltar energía física y la necesidad de ejercicio mental, esas dos cosas podemos hacerlas en cualquier casa. El ejercicio mental sobre todo cansa mucho a nuestros perros y nos ayuda a que se muestren menos estresados en general.

Eso sí, debemos de saber leer las señales de estrés en cada momento de nuestro perro, estas señales nos dicen que estado anímico tiene. Por eso, si reforzamos conductas nerviosas, tendremos un perro nervioso, en cambio si premiamos los estados más calmados de nuestros perros, tendremos un perro con conductas tranquilas.

Todo depende también de la genética del perro, ya que el nivel de nerviosismo depende de su raza, mezcla de razas, o características de su ascendencia.

P: ¿Qué tipo de ejercicios recomiendas? Ya sean físicos y/o mentales. 

R: Realmente es interesante cualquier tipo de ejercicio mental, siempre bien trabajado, manteniendo la calma en todo momento y teniendo paciencia para no transmitir una energía alta a nuestro perro y así poder potenciar ese relax  en ellos.

Podríamos hacer ejercicios de olfato, intentar conseguir alguna habilidad canina, trabajar ejercicios de obediencia básica o incluso los más 'manitas' se puede fabricar algún pequeño salto, túnel o zig zag.

Por ejemplo, uno de estos días publiqué un vídeo en redes sociales trabajando un ejercicio en el que mostraba como enseñarle a rodear un objeto a distancia. En él enseñaba desde un nivel inicial cómo conseguirlo, guiando al perro con el motivador en la mano al principio y ayudándole a recorrer el camino correcto. Después mantenemos el mismo movimiento de brazo que hacíamos al principio pero cada vez mas alejados del objeto.

Siempre hay que tener cuidado con no saturar a nuestros perros con demasiado trabajo si no solemos trabajar con ellos habitualmente. Debemos adaptar la cantidad de ejercicio mental a su capacidad, si no generaremos malestar en el perro y nos costará volver a trabajar con él de forma positiva.

El adiestrador canino Pablo Vicente junto a su perro Jare haciendo un ejercicio en casa. MIGUEL OSÉS

P: Puedes poner algún ejemplo sobre estos objetos caseros que comentas para hacer pruebas.

R: Algún ejercicio simple que podemos 'fabricar' es por ejemplo una toalla vieja que tengamos por casa, meter comida dentro y arrugarla, hacer nudos simples. Así obligamos a que nuestro perro tenga que trabajar para conseguir la comida, y así se siente realizado y más relajado mentalmente.

P: Más allá de estos ejercicios, ¿consideras que tanto tiempo en casa puede afectar a la conducta del perro?

R: Aparte de los que ya he comentado, otro problema que puede aparecer cuando volvamos a la normalidad es la ansiedad por separación, el no saber gestionar la soledad. Ahora pasamos todo el día junto a nuestros perros y cuando empecemos a trabajar no van a entender por que nos ausentamos tanto tiempo de casa, pudiendo llorar, ladrar incluso causar algún destrozo en casa.

P: ¿Cómo controlar esos posibles cambios de conducta?

R: Lo mejor para prevenir estos problemas ahora mismo es ejercitarlos física y mentalmente, además de ofrecerles ratos solos. Esta es la parte que menos nos gusta a todos, pero es algo imprescindible para que se puedan adaptar luego a nuestras salidas de casa al trabajo cuando esto haya terminado.

Para los otros problemas de conducta como la reactividad a los sonidos o movimientos podemos ir trabajando ejercicios de autocontrol.

Todo esto de momento ya que no podemos desplazarnos para acudir a un profesional de las conductas caninas, que siempre es lo que debemos hacer si es posible, todas las modificaciones de conductas caninas o incluso los trabajos de obediencia o habilidades caninas deben ser supervisadas por un profesional para no correr ningún riesgo, ni nosotros, ni nuestros perros.

Estos ejercicios que yo planteo, son un parche que quiero ofrecer para poder gestionar mejor toda esta situación. De momento no podemos ningún educador/adiestrador canino hacer un trabajo 100% efectivo, ya que para ello necesitamos ver al perro para poder leer todas sus señales y poder moldear el trabajo a realizar en cada momento.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
"Si no se ejercitan pueden sufrir": un adiestrador navarro te enseña a trabajar con tu perro en casa