SOCIEDAD

El peaje más absurdo de Navarra: la ruina de un millón de euros de un proyecto que nace ya inviable

El Gobierno de María Chivite ordena construir un nuevo peaje por cerca de un millón de euros aunque está asegurado que nunca se amortizará y castiga a los vecinos. 

El nuevo peaje de Zuasti se quiere construir de forma paralela al ya existente muy cerca del área de servicio. MIGUEL OSÉS
El nuevo peaje de Zuasti se quiere construir de forma paralela al ya existente muy cerca del área de servicio. MIGUEL OSÉS  

Los criterios del Gobierno de Navarra para la gestión de los fondos públicos son un enigma difícil de descifrar. En mitad de una crisis sanitaria y sin pagar las facturas de Refena, el departamento de Hacienda y Economía dio el pasado mes de septiembre luz verde al inicio de un proyecto sin viabilidad económica cuyas pérdidas serán costeadas por los contribuyentes navarros.

Se trata de la apertura de una segunda zona de peaje en el área de servicio de Zuasti, en la Autopista de Navarra (AP-15), llevada a cabo y financiada por Audenasa, con un coste cercano al millón de euros.

Este nuevo paso por caja para vehículos se quiere implantar porque se ha detectado que algunos conductores utilizaban una carretera secundaria desde el área de servicio para evitar el peaje actual para volver a incorporarse después a la autovía, pero los verdaderos damnificados serán los vecinos de Zuasti y la media docena de localidades que tienen su paso obligatorio por ese punto cada día. 

El coste de un millón para esta nueva zona de pago será imposible de amortizar en los ocho años de concesión que le restan a Audenasa para la explotación de la AP-15. Hay que recordar que Audenasa es una empresa participada por el Gobierno de Navarra al 50%. 

Por mirar los datos con detalle, en una medición llevada a cabo en 2017, se contabilizaron únicamente 3.026 vehículos por semana por el lugar del futuro peaje.

El Gobierno de Navarra ha previsto que el coste de cada paso por el peaje sea de entre 0,75 y 1,30 euros en función de la categoría del vehículo. Además, habrá descuentos para vecinos y usuarios habituales que rebajen mucho la cantidad.

Los cálculos no engañan, los ingresos no se acercarían ni a los 30.000 euros al año y llevaría cerca de 40 años amortizar sólo las obras del peaje, sin contar el mantenimiento anual y todos sus gastos derivados. 

Las obras del nuevo peaje en Zuasti ya han comenzado. MIGUEL OSES

Por este motivo, teniendo en cuenta el escaso tránsito del peaje y que los coches que pasaban por allí se irán ya por el antiguo peaje, parece bastante evidente la inviabilidad económica del proyecto. Al poseer el Gobierno de Navarra una participación del 50% en la empresa, la mitad de las más que seguras pérdidas serán a cargo de los ciudadanos navarros. 

Desde el departamento de Hacienda y Economía, que dirige Elma Saiz, se asegura que con la implantación de este peaje, "más allá de hablar en términos de rentabilidad, se da cumplimiento a una cláusula del convenio sobre descuentos a vehículos pesados" y mantienen que se llevó a cabo un grupo de trabajo para analizar y tomar la decisión, al tiempo que mantienen que con el Ayuntamiento de Iza se han mantenido conversaciones "en un tono cordial". 

LOS VECINOS, SIN SOLUCIONES

Además del despilfarro económico, esta obra supone un grave inconveniente para los vecinos de Zuasti, Sarasate, Aldaba, Iza, Larumbe, Sarasa o Ariz.

La construcción del nuevo peaje, ejecutado de forma unilateral sin informar al Ayuntamiento de Iza ni a sus vecinos, discrimina a su población frente a otras poblaciones de la comarca de Pamplona limitando su desarrollo y acceso a servicios básicos.

“Cuando se hicieron las viviendas en Zuasti nos dijeron que no habría peaje y nunca lo ha habido”, explica uno de los afectados. La localidad tampoco cuenta con transporte público para acceder a Pamplona y son los vecinos los que pagan un servicio de autobús, con tres o cuatro trayectos diarios, para conectar con la capital.

La nueva infraestructura podría suponer un elevado gasto extra para los habitantes del valle. Los descuentos para el uso de los peajes dependen de los Presupuestos Generales del Estado y en el caso de variar o anularse, significarían la cifra un coste mensual de 175 euros por vehículo.

El nuevo peaje quiere evitar que los conductores utilicen una carretera secundaria que discurre por el área de servicio y volver a entrar después en la autovía. MIGUEL OSES

La alcaldesa del Ayuntamiento de Iza notificó a NAVARRA.COM "estar en conversaciones con el departamento y obras públicas a la espera de alguna alternativa".

De igual manera, algunos vecinos de las localidades afectadas trataron de contactar con el Gobierno. “Nosotros presentamos una solicitud por escrito a Hacienda para que nos facilitasen el proyecto junto con su estudio económico. De esto hace ya tres semanas y no nos van a contestar. Lo tendremos que reclamar por escrito”, declara otro vecino a quien afectarán a los obras.

En 2002, Audenasa pretendió ejecutar el proyecto, pero incumplía los Planes y Proyectos Sectoriales de Incidencia Supramunicipal en varios aspectos. El propio Gobierno de Navarra, mediante un escrito de 3 de abril de 2002, manifestó al Ayuntamiento de Iza que, la no necesidad de pagar por este acceso ofreciendo al Ayuntamiento y a Audenasa a colaborar en el estudio de una solución factible.

Sin embargo ahora, los vecinos están obligados a pagar o en su defecto deben circular por vías comarcales sin arcenes, donde han ocurrido dos accidentes mortales en los dos últimos meses . "El establecimiento del peaje potencia el uso de vías de indudable peligrosidad y mortalidad como la carretera que va desde la salida del área de servicio detrás de la gasolinera hasta Sarasa, así como de la nacional NA-240-A, cuyo tráfico y siniestralidad adquiere cada vez más volumen”, explican los damnificados en un comunicado. 

Sin solución a corto plazo, las obras del nuevo peaje que obligará a cientos de vecinos a pagar por un tramo de tan solo cinco kilómetros, comenzaron el pasado 31 de septiembre.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El peaje más absurdo de Navarra: la ruina de un millón de euros de un proyecto que nace ya inviable