• sábado, 24 de julio de 2021
  • Actualizado 23:33

SOCIEDAD

EH Bildu sigue empecinado en reclamar que se derribe la pasarela del Labrit en Pamplona

La coalición abertzale no acepta "un parcheo", mientras que PSN y Geroa Bai indican una reparación de medio millón de euros.

La pasarela del Labrit en Pamplona. Cedida.
La pasarela del Labrit en Pamplona. Cedida.

“Sería una irresponsabilidad absoluta que el tripartito de derechas optara por aceptar un parcheo sobre la actual pasarela del Labrit frente a la demanda de que se construya una nueva a la que la ciudadanía de Pamplona tiene derecho”. Esta es la valoración general de EH Bildu sobre el informe del Colegio de Ingenieros de Navarra que evalúa la pasarela del Labrit y que, como destaca la coalición, “comparte y asume las conclusiones de los estudios anteriores en cuanto a que la estructura tiene graves problemas estructurales y de diseño que afectan a su cimentación, construcción y ejecución reflejándose en su comportamiento”.

Desde EH Bildu se pone el acento en tres hechos: en primer lugar, en la seguridad de la ciudadanía ya que “no se puede exponer a los y las pamplonesas a usar una estructura deforme, con graves carencias y que, como mucho, sería parcheada para salvar los intereses políticos de quienes compraron esta mercancía defectuosa”;

En el plano de lo económico ya que “para encubrir las responsabilidades de quienes le dieron el visto bueno, estaríamos pagando una reparación por el 60% del coste del producto, es decir, estaríamos aceptando arreglar unos zapatos viejos por el 60% de lo que nos costaron cuando tenemos derecho a unos zapatos nuevos, como concluía el expediente que elaboraron los propios técnicos municipales”.

En tercer lugar, la coalición advierte de las responsabilidades legales que podría tener aparejadas dar luz verde al “parcheo” sugerido en el último informe ya que “el resultado no sería la pasarela que se encargó, sino otra, e implicaría renunciar total o parcialmente a la indemnización a la que tiene derecho el Ayuntamiento para favorecer intereses ajenos, cuestión que también podría tener consecuencias legales muy graves para esta institución”.

Una de las cuestiones más graves que a juicio de la coalición soberanista ha revelado la comparecencia ante la comisión de Urbanismo de los representantes del Colegio de Ingenieros de Navarra es que “han reconocido que la pasarela, en su día (diciembre de 2010) se puso en funcionamiento sin realizar la prueba de carga que correspondía, prueba que, según han reconocido, hubiera puesto de manifiesto a tiempo los problemas estructurales de los que adolece esta estructura y hubiera permitido ponerles remedio a tiempo”.

Ante esta realidad, la pregunta que se hace EH Bildu es cómo fue posible que se inaugurara esa pasarela sin realizar esa prueba, circunstancia que sólo se explica por “el interés electoral de la entonces alcaldesa de UPN y candidata a la presidencia del Gobierno para abrirla antes de las elecciones”. Al respecto, la coalición abertzale recuerda que esa decisión contó con el aval del actual alcalde que entonces, además de sucesor de Yolanda Barcina, era director de Urbanismo en el Ayuntamiento de Pamplona.

“Es evidente que la pasarela que se entregó a Pamplona no cumplía con la normativa ni en cuanto a ejecución, ni en cuanto a diseño, y que por el interés que fuera se evitó hacer las pruebas que hubieran permitido detectar con tiempo los problemas que han aparecido a posteriori”, resumía la coalición. “Todo esto, aunque el tripartito de derechas quiera ocultarlo, implica una serie de responsabilidades que en su día deberán aclararse”, añadía.

PSN DICE QUE EXISTE UNA SOLUCIÓN PARA EVITAR QUE SE DESMONTE

El grupo municipal socialista reitera que “su mayor preocupación continúa siendo la seguridad”. Como ya vienen expresando desde que en 2016 se cerró al tránsito peatonal la pasarela, como consecuencia del descuelgue de algunas chapas, en cualquier acción que se realice en la misma “se deben anteponer criterios de seguridad certificados y analizados por expertos”.

Tras la prueba de carga y unos análisis in situ de los cimientos que no se habían llevado a cabo hasta ahora, parece que existe una solución que evitaría tener que desmontar la pasarela del Labrit. El grupo municipal socialista se muestra “abierto a que se desarrolle este trabajo”, siempre y cuando el Ayuntamiento, que ya pagó la construcción, “no tenga ahora que desembolsar cantidad alguna de dinero para algo que, en pleno proceso de recuperación de la pandemia del Covid-19, no es una prioridad”.

Asimismo, en este momento se han planteado nuevos gastos, en torno a 400.000 euros, a lo que hay que sumar otros como el IVA, el nuevo proyecto y dirección de obra, todavía sin cuantificar; para la recuperación de la pasarela. En este sentido, los socialistas consideran que estas cantidades “no deben recaer en el Ayuntamiento, adoptando todas las medidas oportunas para que cualquier gasto que genere dicha pasarela repercuta en los responsables últimos de su mal funcionamiento”.

En este sentido, “nos sorprende la afirmación del alcalde Maya cuando ha hecho referencia a que dichos gastos serán sufragados por los seguros, cuando no nos ha facilitado ninguna información que lo acredite”, explican los socialistas.

A todo esto, añaden “su sorpresa porque se haya tardado tanto tiempo en descubrir esta posible solución”. Se preguntan “para qué han servido casi cuatro años de análisis de esta estructura”, y critican que “solo se haya utilizado para la confrontación partidista, tanto por el anterior equipo de Gobierno de EH Bildu como por el de Navarra Suma”. Por lo que esperan que esta “sea la solución definitiva, que haya una información constante a los grupos y que cualquier acción se consensue con estos, evitando acciones unilaterales para no llevar de nuevo este tema a la utilización partidista”.

GEROA BAI DICE QUE FUE ACERTADO Y RESPONSABLE CERRARLA

Geroa Bai Iruñea subraya que el nuevo informe del Colegio de Ingenieros de Navarra confirma los graves e importantes problemas de cimentación y estructura de la pasarela de Labrit y ratifica las deficiencias que venían señalado los estudios anteriores encargados por la corporación precedente y de las que Geroa Bai alertó en reiteradas ocasiones. Por ello, el grupo municipal considera que la decisión de cerrarla fue responsable y acertada, con el fin de evitar cualquier posible accidente.

La coalición, no obstante, valora positivamente que, como señala el nuevo informe, la pasarela de Labrit pueda ser reparada, aunque analizará con detenimiento las consecuencias jurídicas y estudiará todas las alternativas que se presentan, también la conveniencia de que la infraestructura sea arreglada.

Geroa Bai estima que el coste de su recuperación ascendería a más 500.000 euros, teniendo en cuenta que el precio de la reparación es de 380.000 euros, tal y como ha indicado esta mañana el Colegio de Ingenieros, a los que habría que añadir el 21% del IVA y el coste de la redacción del proyecto y la dirección de obra, “con lo que superaría el medio millón de euros, aumentando en un 50% el coste que tuvo la construcción de la pasarela”.

Asimismo, la coalición considera preocupante que en el momento en que se ejecutó esta infraestructura no se realizaran las pruebas de carga pertinentes, porque, de lo contrario, “se hubiera visto que la pasarela no cumplía las normas de seguridad requeridas”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
EH Bildu sigue empecinado en reclamar que se derribe la pasarela del Labrit en Pamplona