• lunes, 26 de julio de 2021
  • Actualizado 16:36

 

 
 

SOCIEDAD

Pamplona acoge una exposición artística que pretende "concienciar socialmente" sin mencionar "temas políticos"

La exposición recorre toda la trayectoria del artista centrándose especialmente en sus últimas series.

Ignacio Miguéliz, María García-Barberena y Valentín Vallhonrat en la exposición Vik Muniz del MUN. CASTELLS
Ignacio Miguéliz, María García-Barberena y Valentín Vallhonrat en la exposición Vik Muniz del MUN. CASTELLS

El Museo de la Universidad de Navarra (MUN) acoge desde este miércoles y hasta el 21 de marzo una exposición compuesta por 115 obras que recogen 25 años de trayectoria del artista brasileño Vik Muniz, quien cuenta con gran reconocimiento internacional por sus obras evocadoras y su concienciación social.

La exposición, organizada por la Foundation for the Exhibition of Photography y el High Museum of Art de Atlanta en asociación con el Museo Universidad de Navarra, ha sido presentada por el director artístico del MUN, Valentín Vallhonrat, el responsable de colecciones del MUN, Ignacio Miguéliz, y la concejala de Cultura e Igualdad de Pamplona, María García – Barberena.

Según ha indicado Miguéliz, el Museo de la Universidad de Navarra es de momento el único de toda Europa que tiene programada la visita de esta exposición, que recoge un total de 115 obras del artista, algunas de ellas que solo se expondrán en Pamplona, que recorre toda su trayectoria artística centrándose especialmente en sus últimas series.

El artista, ha explicado Miguéliz, “juega con la realidad y con los materiales”, una característica que le diferencia puesto que trabaja con materias primas que “en un principio no son artísticas” como puede ser basura o comida, ya que “entiende que con todo se puede hacer arte”.

De esta manera, juega con las imágenes y objetos para crear obras que trascienden de la mera imagen fotográfica para generar nuevas lecturas en torno a la realidad y a su representación.

Asimismo, ha apuntado, al artista le caracteriza la conciencia social de su trabajo, en el que “no habla de temas políticos”, pero sí plasma su concepción personal de que “el arte puede regenerar la sociedad” y hacerla mejor.

Esto se ve claramente en la serie "Colonies", en la que utilizó bacterias y células cancerosas y cuyos fondos destinó a la investigación contra el cáncer, una serie en la que retrató a recolectores de basura de Río de Janeiro con chatarra y con los que compartió sus ganancias o la creación de un barco de papel gigante cubierto con noticias sobre la muerte de migrantes en Lampedusa.

Otra de las características de este autor es que en muchos de sus trabajos reinterpreta y relee obras icónicas de la historia universal y fotografías familiares, recreando “los valores de representación” mediante diferentes capas que posteriormente fotografía.

Según Miguéliz, para Muniz sus obras no nacen en el momento en el que él hace la foto, sino que “empiezan desde el planteamiento mental que él hace” previo a su creación, un interés por la mente y la percepción humana que lleva hasta el final y que busca trasladar al disfrute de la obra.

En palabras de Vallhonrat, esta exposición cuenta con una gestación de cuatro años y “contiene las claves del trabajo de este museo, que gira en torno a la construcción de la imagen del mundo”, de cómo se construye todo y cómo los relatos del arte dan claves para construir su propia historia así como la percepción personal.

Por su parte, María García – Barberena ha aludido al especial interés que representa este artista para el Ayuntamiento de Pamplona “por los valores que representa y por su elevado compromiso social” abordando la “sostenibilidad medioambiental y la cohesión social a través del arte”.

El Ayuntamiento, ha indicado, ha participado en esta exposición cediendo la obra “Kyber pass. After Rembrandt”, que forma parte de la colección de arte municipal.

“Nos gusta hacer este tipo de colaboraciones cuando las piezas encajan”, ha comentado la concejala mostrando su deseo de trabajar conjuntamente con el museo en más ocasiones, ya que ambas instituciones comparten intereses comunes en la promoción “una cultura de calidad”, su difusión entre la ciudadanía y el apoyo “a la creatividad como un motor de cambio social”.

La exposición tenía que haber sido inaugurada en abril, pero según han indicado desde el MUN esto fue imposible por la pandemia y finalmente se establecerá en Pamplona hasta el comienzo de la primavera, estando previsto si la situación lo permite que el artista visite Navarra en marzo. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pamplona acoge una exposición artística que pretende "concienciar socialmente" sin mencionar "temas políticos"