PREMIUM  SALUD

"Osasuna nunca se rinde, y estos pequeños campeones tampoco": la ayuda rojilla a los niños hospitalizados

Los jugadores Nacho Vidal y Oier Sanjurjo han acudido este jueves a la Clínica Universidad de Navarra para presentar la iniciativa 'Las batas más fuertes'.

Oier Sanjurjo posa junto a la pequeña María, de 6 años, durante el acto de  entrega de las batas confeccionadas con camisetas del equipo, en la Clínica Universidad de Navarra. MIGUEL OSÉS
Oier Sanjurjo posa junto a la pequeña María, de 6 años, durante el acto de entrega de las batas confeccionadas con camisetas del equipo, en la Clínica Universidad de Navarra. MIGUEL OSÉS  

Varios representantes de Osasuna han acudido este jueves a la Clínica Universidad de Navarra (CUN) con el fin de repartir las camisetas de su equipación convertidas en batas para los niños hospitalizados.

El presidente del club, Luis Sabalza, el entrenador, Jagoba Arrasate, y los jugadores, Nacho Vidal y Oier Sanjurjo, han estado presentes en el acto celebrado en este centro hospitalario.

El evento ha estado organizado entorno a la iniciativa 'Las batas más fuertes', impulsada por la revista mensual de cultura futbolística 'Panenka'. El proyecto, impulsado desde la temporada pasada, ha sido acogido con éxito por parte de Osasuna, así como por el personal de la CUN: profesionales que trabajan diariamente con estos niños y son conscientes de los grandes beneficios que les ha aportado el proyecto.

Según ha declarado Francisco Antonelli, encargado de la realización y gestión de los medios audiovisuales de la Clínica, 'Las batas más fuertes' surgió a partir de Twitter, en la que jugadores como Nacho Vidal se mostraron dispuestos a ceder sus camisetas para este tipo de ocasiones de carácter solidario. "Fue a partir de entonces, cuando iniciamos este proyecto", ha corroborado Antonelli.

Desde el Club, han destacado que Nacho Vidal, natural del municipio valenciano de Campello, es el que más se ha involucrado en el propósito de hacer un poco más felices a estos niños hospitalizados. 

La directora de Pedagogía Hospitalaria, Belén Ochoa, ha considerado que “todo el mundo se beneficia de este tipo de proyectos porque por un momento, la enfermedad infantil deja de ser invisible y los niños se convierten en merecedores de la atención de sus deportistas y equipos más admirados”.

MITIGAR EL DOLOR

"Cambiar la aburrida bata verde puede mejorar el estado de ánimo de los pacientes pediátricos", ha añadido la supervisora de Pediatría, Angelines Henríquez.

Este generoso gesto también ha contado con la colaboración de los miembros que forman parte del servicio de indumentaria del centro hospitalario. Belén Sanz, del Área de Ropa de la Clínica, ha destacado la importancia que tiene para su Servicio aportar su propio granito de arena a los niños enfermos: "Este minúsculo gesto otorga un fuerte valor a nuestro trabajo: queremos que, con estas batas, su estancia en el hospital sea un poco más llevadera". 

Vidal y Sanjurjo ayudan a los pequeños a ponerse sus nuevas batas. MIGUEL OSÉS

El director de Pediatría del centro, el doctor Valentín Alzina de Aguilar, ha mencionado las sensaciones de miedo y ansiedad a la que muchos de estos niños se exponen durante su ingreso, así como el dolor que experimentan en algunas intervenciones médicas: "Muchas de las intervenciones que realizamos aquí causan dolor y nuestra propuesta consiste en mitigar al máximo estas sensaciones. Por eso, se necesitan más iniciativas como esta", ha reivindicado.

Al evento, también han acudido los medios de comunicación, que han podido presenciar la escena en la que ambos jugadores se han mostrado cercanos con los pequeños en todo momento. 

María, de 6 años, es una de las niñas ingresadas en la CUN. La niña se ha mostrado muy contenta e ilusionada por experimentar este momento. "Lo que más me ha gustado es que me sacaran fotos con los jugadores", ha dicho tímidamente.

"Tanto ellos como nosotros estamos muy emocionados por haber podido venir a ver a los jugadores y sacarnos fotos con ellos", ha declarado Katherine Acosta, de 31 años. Esta madre ha acudido al evento para ver cómo disfrutaba su hijo Xabier, de 8 años, quien ha asegurado que lo ha visto "muy ilusionado por la camiseta que ha recibido".

Por su parte, Eneko, de 10 años, ha dicho que también tenía muchas ganas de que llegara este día. "Me encanta jugar a fútbol", ha expresado el niño. Sin embargo, el pequeño paciente ha destacado, entre risas, que aún no sabe si quiere ser futbolista de mayor. 

Matías, gran fan de Osasuna, se ha mostrado muy contento con la visita de Nacho Vidal y Oier al hospital: "Lo que más me ha gustado ha sido estar con los jugadores". A este pequeño, de 8 años, también le ha encantado la bata que ha recibido este jueves: "Me queda un poco grande, pero me gusta mucho".

ELLOS TAMPOCO SE RINDEN

Unos niños que el mismo presidente del Club, Luis Sabalza, ha tratado como los auténticos protagonistas: "Como bien dice la canción, Osasuna nunca se rinde, y estos pequeños campeones tampoco". 

"Con estas batas, esperamos que vuestras sonrisas se hagan más grandes, porque las cosas que más llenan no tienen tanto que ver con los resultados", ha añadido. 

Para terminar, el presidente también ha dedicado unas palabras al futuro de estos niños: "Ojalá algún día llevéis puesta en el campo de juego, como jugadores, o animando en la grada que la camiseta más bonita, la de Osasuna".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
"Osasuna nunca se rinde, y estos pequeños campeones tampoco": la ayuda rojilla a los niños hospitalizados