SOCIEDAD

La nueva renta garantizada en Navarra busca beneficiar a mayores y niños

Contempla en un anteproyecto de ley la lucha contra la pobreza infantil y de las personas mayores, y la promoción del acceso al empleo.

El vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra (c), durante la presentación del anteproyecto de ley foral que regulará la nueva renta garantizada de ingresos, acto al que han acudido los representantes de los cuatro grupos que dan apoyo al
El vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra (c), durante la presentación del anteproyecto de ley foral que regulará la nueva renta garantizada de ingresos, acto al que han acudido los representantes de los cuatro grupos que dan apoyo al

La nueva renta garantizada que el Gobierno contempla en un anteproyecto de ley, con el consenso de los cuatro partidos que lo sustentan, tendrá como especiales objetivos la lucha contra la pobreza infantil y de las personas mayores, y la promoción del acceso al empleo.

Así lo ha señalado hoy en conferencia de prensa el vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, quien ha valorado que el texto recoge un doble derecho, el de las personas sin recursos a percibir una prestación económica, y el derecho a la inclusión social y laboral con estímulos al empleo, entre otras medidas, a las que los beneficiarios deberán responder con su disponibilidad para aceptar las ofertas de trabajo o los itinerarios de formación.

Otros cambios respecto a la actual renta de inclusión social (antes renta básica) son la mejora de las cuantías a percibir, especialmente en las familias con menores, que podrán llegar hasta los 1.200 euros mensuales; la extensión de esta prestación a los mayores de 65 años; la eliminación del requisito de tener permiso legal de residencia; o la posibilidad de prorrogar la renta garantizada más de 30 meses si persiste la situación de necesidad.

Laparra no ha cuantificado el coste que supondrá para las arcas forales la mayor protección social que en conjunto supone las medidas de la propuesta, aunque sí ha calculado que el "esfuerzo presupuestario" de estas medidas será un 50 % más de lo que literalmente recoge el acuerdo programático del cuatripartito (Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E), pero entra "dentro de la viabilidad económica y del escenario presupuestario del Gobierno".

El vicepresidente, quien pese a sumar ya el apoyo mayoritario de la Cámara ha invitado al consenso del resto de partidos y ha mostrado su intención de contar con la valoración de la ciudadanía tras su debate social, ha señalado que si el proceso es rápido la ley podría aprobarse antes del verano, aunque más importante que el tiempo es hacer las cosas bien".

"Con esta norma se garantizará a toda familia sin recursos que resida en Navarra una renta garantizada para atender sus necesidades más básicas, y mejorará la renta disponible de las personas con bajos salarios o empleos precarios y parciales", ha dicho tras valorar que "se estimula la búsqueda e inserción en el empleo".

Quienes quieran acceder a la nueva renta garantizada deberán carecer de ingresos y de un patrimonio suficiente, y acreditar una residencia efectiva en Navarra de al menos dos años, salvo en unidades familiares con menores, para las que será de un año.

Como novedad, no será necesario contar con un permiso legal de residencia en España. Actualmente, solo pueden acceder a la renta de inclusión social aquellas personas en situación irregular que tengan a su cargo hijos o hijas menores de 16 años o que hubieran perdido la residencia legal tras quedarse sin empleo,

Otro requisito es la edad, que será a partir de los 18 años, si bien las unidades familiares encabezadas por personas de entre 18 y 25 años deberán llevar una vida independiente de su familia de origen desde al menos hace dos años.

Los solicitantes mayores de 65 años que cumplan los requisitos establecidos y reciban una pensión no contributiva por jubilación, tendrán una deducción fiscal y percibirán lo mismo que el resto de unidades familiares perceptoras de la renta garantizada.

Cuando más de una unidad familiar convivan en un mismo domicilio, cada una recibirá la renta garantizada que le corresponda hasta un máximo de tres, para evitar hacinamiento en las viviendas.

De manera excepcional, las unidades familiares con una situación de exclusión social grave podrán acceder a la renta garantizada aunque no cumplan alguno de los requisitos exigidos.

El texto incluye una nueva escala de cuantías económicas, mejores a la RIS vigente para aquellas familias con dos o más miembros, que oscilarán desde los 600 hasta los 1.200 euros (Ahora varían entre los 655,20 y los 982,90 euros) y que se actualizarán automáticamente con el IPC o con la variación del salario medio de Navarra.

Además, se elimina el tope máximo de 30 meses para percibir esta prestación, de tal modo que si agotado este periodo persiste la situación de necesidad, se podrá prorrogar la renta por periodos sucesivos de 12 meses.

Junto a Laparra han comparecido Isabel Aranburu (Geroa Bai), quien ha valorado que con la propuesta se pone una "base firme" para evitar "vaivenes" anteriores en esta materia; Asun Fernandez de Garaialde (EH Bildu), para quien se "mejora notablemente" la ley anterior; Mikel Buil (Podemos), quien ha defendido la "conquista del rescate ciudadano" pretendido; y José Miguel Nuin (I-E) quien ha visto a Navarra en "una situación de liderazgo" estatal en la lucha contra la pobreza" en el primer lugar de la acción de Gobierno.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La nueva renta garantizada en Navarra busca beneficiar a mayores y niños