SOCIEDAD

Los niños navarros ya pisan las calles después de 43 largos días confinados en sus casas por el coronavirus

Estos son los princiales consejos para salir con los niños a la calle sin riesgo de que se contagien de la enfermerdad.

Una niña juega en la plaza del Castillo de Pamplona. PABLO LASAOSA
Una niña juega en la plaza del Castillo de Pamplona. PABLO LASAOSA  

Los menores de 14 años ya pueden salir a la calle por vez primera desde este domingo, cuando se cumple el cuadragésimo cuarto día de aislamiento social tras la activación del estado de alarma para contener la pandemia de coronavirus. En Navarra, ha habido familias madrugadoras que ya han aprovechado las primeras horas de este alivio en el confinamiento para los más pequeños.

Ha sido a partir de las 9 de la mañana cuando han podido salir, durante una hora diaria y a un máximo de 1 kilómetro de sus casas, y en todo caso acompañados de un adulto. El horario tope para las salidas está fijado a las 21 horas.

En esa hora diaria, los menores de 14 años pueden correr, saltar y llevar sus propios juguetes, aunque siempre siguiendo las indicaciones de distancia e higiene para evitar los contagios de coronavirus.

A continuación se ofrecen algunas respuestas a las principales dudas en torno a la seguridad de estas salidas, a partir de la información de la orden del Ministerio de Sanidad publicada en el Boletín Oficial del Estado, la guía de buenas prácticas publicada por el Gobierno y las recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría (AEP) y el Consejo General de Enfermería.

Una mujer camina con un niño en el centro de Pamplona en el primer día en el que los menores pueden salir de sus casas. PABLO LASAOSA

¿Quiénes podrán salir a la calle?

Los niños menores de 14 años, siempre acompañados de un adulto. Serán paseos cortos, que no pueden exceder de una hora, entre las 9 y 21 horas. No podrán hacerlo aquellos menores que presenten síntomas o estén en aislamiento domiciliario por diagnóstico de coronavirus, o que se encuentren en cuarentena por haber tenido contacto con alguna persona diagnosticada o con síntomas.

Los niños con discapacidad, que tengan alteraciones en su conducta, como por ejemplo los trastornos del espectro autista y conductas disruptivas, en las que el confinamiento pueda agravar la situación, podrán circular por la calle con la frecuencia que se estime médicamente aconsejable, siempre y cuando se respeten las medidas necesarias para evitar el contagio.

¿Quiénes deben acompañarlos?

Los niños saldrán a su paseo diario acompañados siempre por una persona adulta responsable que conviva con ellos. Como máximo, el adulto puede salir con tres niños. Se entiende por adulto responsable aquella persona mayor de edad que conviva en el mismo domicilio con el niño actualmente, o que sea una persona empleada de hogar a cargo del menor.

Cuando el adulto responsable sea una persona diferente de los progenitores, tutores, curadores, acogedores o guardadores legales o de hecho, deberá contar con una autorización previa de estos.

¿Dónde pueden ir?

Por cualquier vía o espacio de uso público, incluidos los espacios naturales y zonas verdes autorizadas, que no estén a más de un kilómetro del domicilio, pero no se permite acceder a "espacios recreativos infantiles al aire libre, así como a instalaciones deportivas".

Una niña juega con un patinete en Pamplona durante la primera mañana en la que los niños pueden abandonar sus viviendas. PABLO LASAOSA

En la medida de lo posible, se recomienda pasear en las horas de sol y evitar las salidas en las horas punta de entrada y salida de los centros de trabajo de la zona donde se vive. Es responsabilidad del adulto garantizar que durante el paseo se cumplen los requisitos para evitar posibles contagios.

¿Cómo preparar la salida?

Antes de salir hay que lavarse las manos. Hay que explicar "muy bien" a los niños que deben mantener distancia con el resto de personas, que el Gobierno ha establecido en al menos dos metros, y es fundamental también la higiene de manos. Se les debe enseñar que no hay que tocarse los ojos, nariz y boca y que al toser o estornudar, por ejemplo, deben taparse con el codo flexionado. Hay que exponer además a los menores la nueva situación porque, si son pequeños, pueden asustarse al ver a la gente con mascarillas.

No se deben generar falsas expectativas sobre las salidas, como que verán a sus amigos o que van a poder ir a sitios o hacer cosas que no están permitidas. Deben conocer "las normas del juego" y que no se puede relacionar con otros niños. En ese sentido, puede ser útil practicar antes en casa todas las medidas preventivas a modo de juego.

La Organización Mundial de la Salud ha preparado un cuento infantil pensando para ayudar especialmente a niños de entre 6 y 11 años a afrontar la pandemia, que puede descargarse en la web oficial de este organismo.

¿Pueden llevar juguetes?

Sí, también patinetes o pelotas, pero no pueden coger los de los demás.

¿Qué se puede hacer en la calle?

Ejercicio, correr, saltar pero hay que evitar que toquen cualquier cosa de la calle. No se puede quedar con amigos ni realizar actividades deportivas grupales. Solo ocasionalmente se podrá hablar con terceros, pero siempre manteniendo la distancia de aproximadamente dos metros. La comunicación debe ser breve.

¿Es necesario el uso de mascarillas? ¿Y guantes?

En el caso de que se vaya a acudir a lugares donde no es seguro poder mantener una distancia de aproximadamente dos metros entre las personas, es recomendable el uso de mascarilla higiénica a partir delos tres años y siempre que se pueda asegurar un uso adecuado de la misma.

Dos niños caminan por un parque de Pamplona en el primer día en el que han podido salir de sus casas en el estado de alarma. PABLO LASAOSA

La AEP considera que la mascarilla "no es la panacea", sino que añade un grado de protección más. Si el niño la tolera, la puede llevar. En caso contrario y si empieza a tocarla o a jugar con ella, es mejor que no. Se debe tener la precaución de no tirar la mascarilla al suelo. En cuanto a los guantes, la AEP advierte de que tienen un efecto a veces "perjudicial", al dar una falsa sensación de protección.

¿Qué hay que hacer al regresar a casa?

Si la mascarilla no es reutilizable, se debe desechar en casa, en el cubo de basura de fracción resto o indiferenciado, asegurándose posteriormente de que la bolsa queda bien cerrada. El Consejo de Enfermería recomienda dejar los zapatos y los juguetes que se hayan llevado a la calle en una caja y limpiarlos. Lavarse bien las manos y si es el caso, retirar las mascarillas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los niños navarros ya pisan las calles después de 43 largos días confinados en sus casas por el coronavirus