PREMIUM  SALUD

UGT dice que las ambulancias de Tudela no han pasado la inspección y no cumplen la legislacion

"Se debe rescindir el contrato y sacar una nueva licitación en la que se priorice la parte técnica sobre la económica", ha apuntado.

Hospital Reina Sofía de Tudela.
Hospital Reina Sofía de Tudela.  

El sector de Transporte Sanitario por Carretera de la UGT de Navarra ha afirmado que la nueva empresa encargada del servicio de transporte sanitario en Tudela "incumple gravemente" el pliego de condiciones de la licitación y ha reclamado la rescisión del contrato.

Según ha señalado el sindicato, el servicio se ha visto "deteriorado" y "la situación de desamparo en la que se encuentra la Base de Tudela por parte de la Administración, pese a los continuos requerimientos de seguimiento de la contrata por parte de la UGT, es insostenible".

A juicio de la central sindical, "pasados tres meses y medio desde el inicio del servicio, las condiciones han ido empeorando y los incumplimientos del pliego de condiciones son muy graves".

El sector de Transporte Sanitario por Carretera de la UGT ha exigido al Servicio de Prestaciones del Servicio Navarro de Salud "una mayor vigilancia sobre las condiciones en las que se está ejecutando la contrata en Tudela" y propone la resolución de la contrata basándose en las causas previstas en el Pliego de Condiciones: "El incumplimiento de las condiciones contenidas en el presente Pliego y en el de las Cláusulas Técnicas" y "el incumplimiento de la oferta técnica".

El sindicato también solicita que la oferta hecha por la empresa se haga pública para "conocer el alcance real de sus incumplimientos", información solicitada por el sindicato y que no le ha facilitado la Administración.

Concretamente, según UGT, "los vehículos que están dando el servicio en Tudela, tres meses y medio después del inicio del servicio, siguen sin cumplir la legislación foral y no han pasado la Inspección Técnica Sanitaria".

Sin embargo, señala el sindicato, en el pliego de condiciones se exige el número de matrícula y que "los vehículos estén con todos los permisos en orden antes de comenzar a dar el servicio". "Los vehículos que hacen Tudela-Pamplona carecen de la rampa reglamentaria, apañándose con una como las de los remolques, que ya han dado más de un susto al caerse mientras bajaban a algún paciente", ha apuntado.

Además, según UGT, en el pliego de condiciones se exige una demora entre alarma y salida de los vehículos de urgencia no mayor a 3 minutos, "pero la carencia de motor en la puerta hace imposible que se cumpla ese tiempo en ningún caso al tener que abrir y cerrar una puerta manual otra corredera y el portón de salida, algo que se soluciona automatizando la del garaje".

Por otro lado, UGT ha afirmado que la nave en la que está la Base de Permanencia carece de línea de teléfono fijo y los vehículos de radio-transmisor sólo disponen de teléfono móvil para comunicarse con el 112 y, "si se estropea (como pasó una noche), no hay manera de comunicarse, cuando en los pliegos de condiciones se especifica que debe asegurarse esta comunicación las 24 horas todos los días del año". "Tampoco cumple con la Ley de Riesgos Laborales en detección de humos, prevención de incendios, salidas de emergencia, almacenamiento de productos químicos, ni ha pasado ninguna inspección de Salud Laboral para la Licencia de Apertura, que sospechamos que no tiene. Y los uniformes incumplen la legislación vigente, carecen de abrigo de invierno y chubasquero impermeable", ha añadido.

Además, el sindicato ha incidido en que "las condiciones de la estancia en la que está el personal y los miembros del retén de urgencias son penosas: no hay climatización, no hay vestuarios ni taquillas para los empleados que conviven en cada turno, sólo hay un baño y una ducha, los calendarios laborales no cumplen el convenio (como también exige el pliego) y tampoco se respetan los turnos de descanso de los nuevos contratos de prácticas".

UGT ha insistido en que, "pese a que la contrata exige tener todos los requerimientos técnicos en vigor antes de la firma del contrato, se le concedió a la empresa un mes de gracia, que expiró el 1 de noviembre, y tres meses y medio después, no ha solucionado ninguna de las incidencias reseñadas".

A juicio del sindicato, "es evidente la incapacidad para dar el servicio en el nivel de exigencia que tenemos en la Comunidad Foral y que se debe rescindir el contrato y sacar una nueva licitación en la que se priorice la parte técnica sobre la económica, se haga a una valoración económica acorde con los costes del servicio y que se haga seguimiento exhaustivo de la oferta, que se acepte y firme, así como que ésta se haga pública".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
UGT dice que las ambulancias de Tudela no han pasado la inspección y no cumplen la legislacion