PREMIUM  SALUD

Los trabajadores del transporte sanitario estallan: "En cinco días vamos a una huelga de hambre y lo paramos todo"

Denuncian que hay pacientes mayores a los que se abandona durante cuatro horas en salas de espera de hospitales.

Concentración en Tudela de trabajadores del transporte sanitario
Concentración en Tudela de trabajadores del transporte sanitario  

Los empleados de la empresa SSG, adjudicataria del transporte sanitario en las comarcas de Tudela y Sangüesa, se han vuelto a concentrar esta semana en las puertas del hospital Reina Sofía de la capital ribera para denunciar nuevamente la situación de precariedad laboral que están viviendo y el deterioro total del servicio.

"Es una auténtica vergüenza cómo está funcionando el servicio de transporte sanitario. Hay pacientes oncológicos que tienen que ir a Pamplona a las 9 de la mañana, a sesiones de radioterapia o quimioterapia, se les recoge a las 7 y se los retorna a su casa a las 3 de la tarde. Y en el pliego de condiciones, pone muy claro que los pacientes oncológicos no deberán esperar más de 15 minutos antes de entrar a consulta o a la salida, y llegan a esperar hasta tres horas", han protestado.

En este sentido, los empleados han recordado que "la empresa ofertó en el concurso público que iba a haber una ambulancia de altas, única y exclusivamente para sacar las altas de los hospitales. En el pliego de condiciones, la empresa dijo que, en seis minutos, esas altas iban a salir. Pero hoy en día, esas ambulancias ni están ni han existido. A los pacientes se les da de alta con esperas de hasta cuatro horas. Son pacientes mayores, sobre todo de residencias, que tienen consultas y los traen de vuelta a las 4 de la tarde. Los dejan abandonados en las salas de espera y hasta las cuatro horas no se los recoge".

Ante esta situación, han anunciado que no pueden más: "Hay que decir basta. La situación laboral que estamos sufriendo es precaria hasta los máximos casi de volver a la esclavitud. Se abren expedientes por exigir convenio; se despide a trabajadores por las cosas más mínimas, como por exigir a la empresa que cumpla su calendario; hay horas extras pagadas a seis euros, abusando de la precariedad laboral de contratados en prácticas, los cuales, ante la amenaza de ser despedidos, tienen que tragar con todo".

Por ello, representantes de ELA, LAB, CC OO, UGT han destacado que no van a parar hasta que cambie el servicio. "Avisamos al Gobierno de Navarra y avisamos a la empresa. Hemos empezado una guerra y no vamos a parar. El transporte sanitario tiene que ser público. No lo podemos dejar en manos de empresas buitres que deterioran el servicio y la situación laboral de los trabajadores, para enriquecerse con el dinero que pagamos todos los navarros", han criticado.

"No vamos a ir a una huelga normal, porque cuando hemos ido a una huelga, se nos han impuesto los servicios mínimos del 100%. Si vamos a la huelga, en cinco días vamos a una huelga de hambre y paramos todo el servicio. Alguien nos tiene que hacer caso, por un transporte sanitario digno, por los pacientes y por los trabajadores", han concluido.

INACCIÓN DEL GOBIERNO DE NAVARRA

También desde Navarra Suma se ha denunciado la “dejadez” y la “inacción” tanto del anterior Gobierno foral de Uxue Barkos como del actual liderado por María Chivite con el servicio de transporte sanitario de las zonas de Tudela y Sangüesa.

La coalición formada por UPN, PP y Ciudadanos ha recordado que “ya hace más de dos años, el departamento de Salud decidió resolver el contrato con la empresa adjudicataria por razones de interés público, y se ha estado a la espera de una nueva licitación que terminara con los problemas en la calidad del servicio a las personas con necesidad de transporte sanitario en estas zonas, pero nada se ha hecho”.

Así, la formación ha criticado que “este comportamiento negligente del Gobierno foral está provocando que el transporte sanitario se esté realizando sin garantía de calidad y a través de un procedimiento que ha dejado de ser excepcional para convertirse en el modus operandi del departamento de Salud en los últimos cuatro años, y que no es otro que el enriquecimiento injusto, porque no se saca a licitación un nuevo contrato”.

“Son más de 32 millones de euros los que se han pagado en Navarra con este procedimiento en transporte sanitario”, han destacado desde Navarra Suma, que también ha indicado que “la incertidumbre creada a lo largo de la legislatura en relación con el transporte sanitario ha tenido consecuencias directas en las decisiones de inversión en material y cambio de vehículos, y ha afectado al empeoramiento de las condiciones de trabajo y a la calidad del servicio que se presta a los ciudadanos, como reconoció el anterior Ejecutivo y la actual consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Santos Induráin”.

PROCEDIMIENTO DE LICITACIÓN

“Sabemos muy poco de lo que pretende hacer el Gobierno con este asunto, solo vagos compromisos respecto a un nuevo procedimiento de licitación”, han denunciado desde el partido político.

Por esta razón, Navarra Suma ha registrado una Petición de Información para conocer el estado actual del expediente, la fecha estimada de licitación del nuevo contrato, los pliegos de condiciones del contrato de transporte sanitario de Tudela y Sangüesa, los informes de inspección, los informes que llevaron a la resolución del contrato por razones de interés público y las quejas recibidas por este servicio.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los trabajadores del transporte sanitario estallan: "En cinco días vamos a una huelga de hambre y lo paramos todo"