SOCIEDAD

Navarra Suma defiende la gestión directa de la prevención en la infancia de Pamplona ante las críticas abertzales

Un niño utilizando una tablet en su casa. ARCHIVO
Un niño utilizando una tablet en su casa. ARCHIVO

El grupo municipal de Navarra Suma ha defendido la gestión municipal del ‘Servicio de Prevención de situaciones de desprotección y conflicto social en el programa de atención a la Infancia y Familia’ para llegar a los 13 barrios de Pamplona, no solo a ocho de ellos, después de que un sindicato abertzale calificara la no renovación de los equipos como "un ataque".

“La gestión directa por parte del Ayuntamiento es una apuesta ambiciosa reforzar los servicios públicos para atender a todos los niños y niñas de la ciudad de la misma manera”, han mantenido.

La coalición ha insistido en que el nuevo programa que se pondrá en marcha en enero, ‘Coworkids’, ampliará los servicios prestados hasta la fecha y aglutinará todos los servicios que se oferten. Además de actividades de ocio y tiempo libre, incluirá campañas de sensibilización y promoción social, propuestas para trabajar la prevención universal a la infancia, proposiciones educativas o escuelas de padres, por ejemplo.

“Tenemos que poner a la infancia, a la adolescencia y las familias en un espacio referencial dentro de la estructura municipal, actuando de forma conjunta y adaptándonos a cada barrio”.

Así, Navarra Suma ha afirmado que la decisión del equipo de Gobierno "responde a la necesidad de dar respuesta a los ámbitos que exige la Cartera de Servicios Sociales: comunitario, social, cultural, educativo y sanitario". "Es un proyecto ambicioso; es, sin duda, una mejora del servicio en prestaciones y ámbito de aplicación, incorporando cinco nuevos barrios para que ningún niño y niña de ningún barrio de Pamplona quede atrás", han insistido desde Navarra Suma, explicando que el presupuesto asciende a 1,3 millones de euros.

La coalición ha destacado la relación que mantiene Pamplona con Unicef tras ser declarada 'Ciudad amiga de la infancia' en 2018. "Era importante la valoración positiva de la entidad, que ha visto con buenos ojos el enfoque de universalidad de los servicios que queremos darle desde nuestra formación; además de fortalecer la prevención", ha añadido.

Navarra Suma ha insistido en que "se busca una mejora en la calidad de la prestación y que, pese a las protestas, esta nueva iniciativa no hace desaparecer el trabajo comunitario en los ocho barrios existentes, sino que se incorpora a este nuevo proyecto".

"Tendrán el espacio que les marca la Cartera de Servicios Sociales, que establece líneas de actuación para fomentar el asociacionismo a través de subvenciones y el impulso de la participación de los y las menores en los espacios culturales, de ocio y tiempo libre de la comunidad", ha asegurado.

Así, según Navarra Suma, "no está en peligro el trabajo comunitario, son protestas políticas que no tienen sentido". "Es sorprendente e incongruente el cambio de criterio de algunas formaciones políticas respecto a la municipalización de servicios.

“La gestión directa en un ámbito tan sensible como la infancia solo va a mejorar y universalizar el servicio”, han defendido, recordando que la pandemia ha demostrado que la infancia, adolescencia y las familias deben ser reconocidas como esenciales para dar respuesta rápida en los momentos más difíciles.

CRÍTICAS DE LAB

El sindicato LAB ha rechazado la decisión del Ayuntamiento de Pamplona de no prorrogar los contratos con los equipos preventivos de infancia en los barrios de la ciudad, decisión que ha calificado como un "ataque", y ha animado a la ciudadanía a movilizarse "en defensa" de las asociaciones que gestionan estos servicios.

LAB ha afirmado en una nota que "desde que Navarra Suma llegó a la alcaldía, los ataques contra estas asociaciones no han cesado", y ha destacado que "estas asociaciones y estos equipos son de los barrios; han surgido del tejido asociativo para dar respuesta directa a los problemas que afectan a la población infanto-juvenil, actuando in situ, desde, por y para el barrio, tejiendo comunidad, lazos, red y apoyo mutuo".

Según LAB, "Navarra Suma no entiende ni comparte un modelo de servicios sociales de intervención social comunitario como éste, que pone la vida en el centro y que antepone los intereses y necesidades de las personas y los barrios a los intereses mercantilistas de empresas privadas que gestionan, parasitan y precarizan los servicios sociales".

"Suponen dos formas contrapuestas de entender la atención a las personas, de encarar la gestión de la comunidad y sus problemáticas. Para Na+, el dinero siempre por delante", ha señalado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra Suma defiende la gestión directa de la prevención en la infancia de Pamplona ante las críticas abertzales