AUTOMÓVILES

Ayerdi muestra un "razonable optimismo" sobre las inversiones para la planta de Landaben

El vicepresidente ha explicado que cuando trascendió el escándalo, el Gobierno ya venía trabajando con Volkswagen para abordar las nuevas inversiones. 

Manu Ayerdi, vicepresidente del Gobierno.
Manu Ayerdi, vicepresidente del Gobierno.  

El vicepresidente de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra, Manu Ayerdi, ha reconocido su "preocupación" por el escándalo de las emisiones en los motores diésel de Volkswagen, aunque ha mostrado un "razonable optimismo" en relación con las futuras inversiones pendientes para la planta navarra de Landaben.

Manu Ayerdi ha garantizado, en respuesta a una pregunta de EH Bildu en el pleno del Parlamento, que el Gobierno está trabajando "con mucha insistencia" tanto en el plano relativo a las inversiones propiamente, como en lo relativo a la crisis de las emisiones.

Sobre el primer asunto, ha explicado que el Ejecutivo actúa para que "las inversiones vengan y lo hagan cuanto antes y en el mayor volumen posible". "Mantenemos un razonable optimismo, pero estamos trabajando con mucha exigencia y con mucho afán", ha subrayado.

Ayerdi ha explicado que cuando trascendió el escándalo, el Gobierno ya venía trabajando "muy estrechamente" con Volkswagen para abordar las nuevas inversiones, por lo que ya había "contactos permanentes" con el consorcio, en concreto, "con algún alto directivo a nivel mundial" en Alemania, y también en España y en Landaben. Asimismo, se estaban produciendo también contactos con los ministros José Manuel Soria y Fátima Báñez, y con secretarios de Estado.

Por ello, ha explicado que cuando produjo la crisis, "todo ese marco de relación tan estrecho y cercano nos ha permitido priorizar esta cuestión y estar un día sí y otro también pendiente". "Estamos muy ocupados y preocupados", ha dicho.

Manu Ayerdi ha asegurado además que ha percibido una "actitud muy proactiva en el consorcio Volkswagen por ponerse las pilas y lo que sí que creo es que tenemos que estar encima, como lo estamos haciendo". "El consorcio Volkswagen está demostrando un compromiso por resolver un problema que afecta a su núcleo, a sus valores, a su propia reputación", ha valorado.

El vicepresidente económico ha incidido no obstante en que el Polo que se fabrica en Navarra "está libre del problema" de modificación de software que manipulaba las emisiones de los motores diésel y ha subrayado que "los trabajadores no tienen ninguna culpa y seguramente esto ha sido una sorpresa enorme dentro del propio consorcio".

Por su parte, el portavoz de EH Bildu, Maiorga Ramirez, ha afirmado que éste es "un asunto de absoluta prioridad" y ha recordado que en Volkswagen Navarra hay 4.500 empleos directos, además de otros tantos indirectos, junto con la importancia de los ingresos para la Comunidad foral".

Maiorga Ramirez ha animado al Gobierno a seguir "explorando" todas las vías de solución y ha pedido "un seguimiento en el que no tenemos que escatimar ninguno de los resortes que hay que poner encima de la mesa para tener información". Finalmente, ha dicho que "los trabajadores no tienen la culpa de la trampa de Volkswagen y Navarra no tiene ninguna culpa".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Ayerdi muestra un "razonable optimismo" sobre las inversiones para la planta de Landaben