SOCIEDAD

Navarra, cada vez más 'enganchada' a las apuestas: aumenta hasta un 22% los navarros que participan en juegos de azar

Irache advierte sobre los riesgos de estas actividades y sobre el malestar de algunos ciudadanos con la creciente publicidad de estas empresas.

Una máquina de apuestas
Una máquina de apuestas  

El 22% de los navarros participa en apuestas o juegos de azar, lo que representa seis puntos más que los que decían hacerlo el año pasado. El 8% lo hace de forma habitual y el 14% de manera puntual.

Así lo asegura la Asociación de Consumidores Irache, que a través de sus estudios afirma que el 93% de los que juegan, lo hacen en establecimientos especializados, el 3% lo hace a través de internet y otro 3% combina ambas prácticas.

Por sexos, los hombres participan en estas actividades en mayor medida que las mujeres -28% frente al 17%-. En el mismo sentido, el 12% de los hombres lo hace de forma habitual frente a un 4% de las mujeres.

Por tramos de edad, si bien no hay grandes diferencias en cuanto a la proporción de apostadores, sí lo hay en el modo de apostar: los más jóvenes juegan en mayor medida a través de internet -21%- que las personas de otros tramos de edad -de 30 a 45 años lo hacen un 8%, de 45 a 65 años, un 3% y mayores de 65 años, ninguno de los encuestados apuesta por internet-.

En el 2015, los navarros dedicaron 312 millones de euros a jugar. La cantidad aumentó 25 millones de euros en cuatro años, según la Memoria Anual del Juego en Navarra. De este dinero, el dedicado a apuestas se incrementó un 178%.

INCREMENTO A EDADES TEMPRANAS

Desde Irache se advierte sobre la importancia de tener claros los riesgos de estos juegos, especialmente entre los más jóvenes. Los expertos advierten sobre el incremento de estas prácticas a edades más tempranas, sobre todo a través de internet. La mayor accesibilidad, la privacidad y la aceptación social aumentan el riesgo de adicción.

Asimismo, se advierte sobre la falta de conciencia social sobre los riesgos que implica el juego y se aboga por un mayor control sobre el juego en los menores, sobre la publicidad, más campañas de prevención y mayor restricción de los espacios habilitados para el juego. De hecho, han acudido asociados a Irache que han mostrado su malestar y preocupación por la creciente publicidad de las empresas de apuestas en los medios de comunicación y especialmente en los eventos deportivos.

INDICIOS DE PREOCUPACIÓN

Entre los indicios para preocuparse por un posible problema con el juego, los expertos señalan una preocupación continua por jugar; necesidad de aumentar la cantidad gastada en el juego, no concentrarse en el trabajo; perder relaciones personales significativas debido al juego; no poder controlar, interrumpir o detener el juego; mentir a familia o amigos para ocultar su dependencia; jugar más para intentar recuperar lo perdido. La incidencia del juego se sitúa en torno al 3% de la población.

Más allá de los riesgos personales, las personas que juegan deben ser conscientes de las condiciones que rigen cada juego, actividad o página web. La mayor parte de las personas que acuden a Irache por estos temas vienen porque se han sentido estafadas con el funcionamiento de algún juego.

OBSERVAR REQUISITOS PARA JUGAR

Algunas personas aseguran que no han cobrado el premio que han ganado al acertar unos resultados. Sin embargo, al contactar con la empresa, ésta explica que, tal y como indican las condiciones generales, para cobrar una apuesta hay que facilitar anteriormente datos como el DNI o la cuenta bancaria. Sin embargo, no les exigieron estos datos para realizar ni ésta ni otras apuestas en las que sí perdieron hasta 130 euros.

Algunas páginas limitan el dinero que un jugador puede ganar, unos límites que no se aplican a las pérdidas del jugador y ganancias de la empresa. Otras, dentro de sus estrategias comerciales, ofrecen regalos para conseguir más clientes. Sin embargo, para acceder a estas ofertas el consumidor tiene que invertir cuatro veces el capital “regalado” o hacer un número determinado de apuestas. Generalmente, el consumidor se entera de estos requisitos una vez que ya ha aceptado el bono.

Como se puede ver, es fundamental leer detenidamente las condiciones generales antes de hacer una apuesta, inscribirse en una actividad o en una página web. Por otro lado, es importante saber que sólo las páginas de internet con dominio .es están amparadas por la ley que regula el juego. Muchas personas entran en webs con dominio .com pero estas páginas no están bajo el paraguas de la legislación española.

Si alguien se considera víctima de una práctica ilegal por parte de una empresa de apuestas, puede denunciarlo ante la Dirección General de Ordenación del Juego.

PAUTAS PARA JUGAR CON RESPONSABILIDAD

  • Marcarse un límite económico adecuado para invertir en estos juegos.

  • Elegir previamente los tiempos que se va a dedicar.

  • Antes de registrarse, leer las condiciones generales de la web o de la actividad.

  • Elegir métodos de pago seguros como tarjetas de prepago o Paypal, por ejemplo.

  • Elegir páginas con el dominio .es y, si es posible, asegurarse de su fiabilidad.

  • Hacer cada cierto tiempo un balance del dinero invertido y el ganado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra, cada vez más 'enganchada' a las apuestas: aumenta hasta un 22% los navarros que participan en juegos de azar