SOCIEDAD

Alerta de la Sociedad Española de Neurología: cada año se registran en Navarra 1.200 casos de ictus

El 90% de los casos se podría evitar con una adecuada prevención de los factores de riesgo y una vida saludable.

Una mujer enferma, en un hospital. ARCHIVO
Una mujer enferma, en un hospital. ARCHIVO  

Cada año se registran en Navarra 1.200 casos de ictus de diferente intensidad, según los datos facilitados por la Sociedad Española de Neurología (SEN) con motivo del Día Mundial del Ictus.

La sociedad sostiene sin embargo que "el 90% de los casos de ictus se podría evitar con una adecuada prevención de los factores de riesgo y un estilo de vida saludable".

Esta enfermedad es la segunda causa de muerte en España y la primera entre las mujeres, la primera causa de discapacidad adquirida en los adultos y la segunda de demencia, ya que el 50% de las personas que sufre un ictus fallece o queda con alguna discapacidad.

La SEN añade que en los últimos 20 años ha disminuido tanto la mortalidad como la discapacidad como consecuencia del ictus, pero, sin embargo, se prevé que en los próximos 25 años aumentará su incidencia en un 27%.

Y alerta además de que ha crecido en un 25% el número de casos registrados en las dos últimas décadas en personas de entre 20 y 64 años, mientas que un 5% de los mayores de 65 años lo ha sufrido.

GASTO SANITARIO

El ictus es el responsable de entre un 3% y un 6% del gasto sanitario en España y del 70% de los ingresos neurológicos. "Un ictus es un trastorno brusco en la circulación sanguínea del cerebro que puede ser producido por oclusión arterial (el 85% de los casos) o por hemorragia (el 15%)", explica María Alonso de Leciñana, Coordinadora del Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española de Neurología.

El daño cerebral que produce un ictus depende en gran medida del tiempo que dura este trastorno y de la zona afectada por él, por lo que la especialista subraya la importancia de saber identificar los síntomas para acudir cuanto antes a un hospital y ayudar así a mejorar el pronóstico.

En este sentido, precisa que, por cada minuto sin circulación de sangre en el cerebro o con esta disminuida, se pierden 1,9 millones de neuronas y 14 billones de conexiones neuronales, y una hora supone un envejecimiento cerebral de 3,6 años y una pérdida de 120 millones de neuronas.

Por eso, el ictus "es siempre una urgencia médica" que requiere llamar al 112 de forma inmediata ante los primeros síntomas, ya que no es aconsejable trasladar al paciente por medios propios a un hospital o centro de salud.

ATENCIÓN A LOS SÍNTOMAS

Los síntomas del ictus, que generalmente se producen de forma brusca e inesperada, son la alteración en el lenguaje y en la visión, la pérdida de fuerza o sensibilidad en una parte del cuerpo (sobre todo cara y/o extremidades) y la pérdida de coordinación o equilibrio, y un intenso dolor de cabeza diferente a los habituales.

"La gran mayoría de los pacientes que sufren un ictus suele presentar una combinación de varios de estos síntomas. No obstante, con solo experimentar uno de ellos, ya es motivo de urgencia", subraya María Alonso de Leciñana.

Para prevenir esta enfermedad hay que evitar factores de riesgo como hipertensión arterial, diabetes, hipercolesterolemia, tabaquismo, obesidad, vida sedentaria, consumo de alcohol, y terapias hormonales, y la forma de hacerlo es con hábitos alimenticios sanos, reducir peso, alcohol y sal, controlar la tensión y la cintura abdominal, y hacer algo de ejercicio.

Una prevención que se debe mantener en caso de sufrir un ictus, ya que haberlo padecido es precisamente un factor de riesgo para un segundo, por lo que es necesario también seguir un tratamiento.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Alerta de la Sociedad Española de Neurología: cada año se registran en Navarra 1.200 casos de ictus