ECONOMÍA

El director de CaixaBank aboga por "reinventar la esencia del negocio financiero" para que el sector genere ingresos

Alcaraz ha pronunciado una conferencia en Pamplona, donde ha dicho que "puede ser necesaria una nueva reestructuración"

Juan Antonio Alcaraz en un momento de la conferencia.
Juan Antonio Alcaraz en un momento de la conferencia.  

El director general de CaixaBank, Juan Antonio Alcaraz, ha defendido que el sistema financiero español tiene que ser capaz de "reinventar" la esencia del propio negocio, en el que "hay que identificar muy bien cuáles son las palancas de las actividades que generen ingresos", con el fin de hacer frente, entre otras cosas, a la bajada de los tipos de interés.

Así lo ha señalado Alcaraz durante una conferencia que ha ofrecido este viernes en el salón de actos de la Confederación de Empresarios de Navarra, en Pamplona, con el título 'La reestructuración del sistema financiero'. Antes de la charla han intervenido la directora territorial de CaixaBank en Navarra, Ana Díez, el presidente de la APD en Navarra, Juan Carlos Franquet, y el presidente de la CEN, José Antonio Sarría.

En su exposición, Alcaraz ha afirmado que "puede ser necesaria una nueva reestructuración" del sistema financiero, pero ha insistido en la importancia de "un tema mucho más profundo", como es "la capacidad de reinventar la esencia del propio negocio" porque "no se podrá volver a construir la cuenta de resultados de las entidades financieras basada, como pasó en la década de 1996 a 2006, en el crecimiento de la actividad de financiación, y mucho menos de la actividad de financiación vinculada al mundo inmobilario".

En cuanto a la generación de ingresos por parte de las entidades financieras, Alcaraz ha destacado que en estos momentos la rentabilidad de los bancos oscila entre el 2 y el 6% y ha asegurado que "nadie invertiría en un negocio para obtener estas rentabilidades".

TIPOS DE INTERÉS

A este respecto, el director general de CaixaBank ha insistido en que la evolución de los tipos de interés está siendo "una variable con un impacto muy significativo" para el sector, ya que "han ido bajando desde el inicio de la crisis en un 4% hasta ahora que están en negativo". "Para las entidades financieras los tipos de interés negativos son un ataque a la línea de flotación de la esencia del negocio bancario", ha asegurado Alcaraz, que ha agregado que "sin duda alguna, en el escenario de bajada de los tipos de interés, los márgenes financieros de la actividad ordinaria no salen".

Otra de las características del periodo abierto tras la reestructuración del sector, según Alcaraz, es "la intervención absoluta por parte del regulador", que "ha venido para quedarse y cambia las reglas de juego de la actividad bancaria".

Por todo ello, ha insistido en que el sector debe "reinventarse" porque "el entorno ha cambiado radicalmente" y porque al sector se le considera "una especie de servicio público" por el que el cliente "no está dispuesto a pagar". Como ejemplo, ha indicado que a nadie se le ocurriría pagar por un servicio de wifi, ya que en la mayoría de los establecimientos se puede leer 'wifi gratis'. "Con el sector financiero pasa lo mismo; todo gratis", ha añadido.

En el camino hacia esa reinvención del negocio, Alcaraz ha puesto de relieve su servicio Imagine, que supone "un banco en el teléfono móvil", dirigido al "colectivo de nativos digitales". Aunque ha señalado que en la actualidad "ahí no está la generación de ingresos", puede estarlo en el futuro al haber conseguido clientes que los podrían generar más adelante.

UNA VUELTA AL SISTEMA DE 1996

Por otra parte, Alcaraz ha afirmado que la reestructuración que se hizo en el sistema financiero "ha permitido volver a tener un sistema parecido al que teníamos en 1996 y en el camino se ha producido un ajuste tremendo de valor de las entidades". Así, ha añadido que "hoy aún hay un número de entidades que probablemente, en número de oficinas o empleados, exigirá ajustes adicionales".

En el proceso de reestructuración de las cajas de ahorro realizado, según Alcaraz, se pasó de 45 a 10 entidades financieras, se redujo el número de oficinas en un 31 por ciento y el de empleados, en 71.000 personas. Además, ha destacado que el esfuerzo del sector financiero para su saneamiento ha sido de 300.000 millones de euros, cifra que representa una quinta parte de lo que eran sus activos en 2006 (1,5 billones).

Tras el ajuste, se ha conseguido, a su juicio, "un sistema financiero más ajustado en capacidad, más saneado en solvencia y fortaleza, y mucho menos endeudado", de modo que "la relación entre los depósitos y los créditos que se concedieron se ha ajustado". A este respecto, ha remarcado que "muchas entidades, por cada euro de depósitos que tenía estaba dando 2 de crédito", mientras que "hoy se acerca bastante a euro por euro".

Alcaraz, que ha dicho que "ahora el gran reto es cómo volver a euros el activo adjudicado", también ha puesto de relieve que de 1996 a 2006 "el tamaño del balance del sector financiero vinculado al negocio inmobiliario se multiplicó por cinco". "Cometimos todos un error, que el crédito que estábamos dando para que el sector inmobiliario funcionara no lo hicimos con los depósitos de los clientes. Hicimos un ejercicio muy ambicioso de endeudamiento", ha reconocido, para añadir que "hay que aprender de lo que ha ocurrido".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El director de CaixaBank aboga por "reinventar la esencia del negocio financiero" para que el sector genere ingresos