SOCIEDAD

Pamplona podría replantearse colaborar con bancos que desahucien sin haber buscado negociación

La iniciativa emana del contenido de la declaración 'Pamplona Ciudad libre de desahucios' que el pleno aprobó el pasado noviembre. 

Cartel a favor de parar los desahucios. EFE.
Cartel a favor de parar los desahucios. EFE.  

El Ayuntamiento de Pamplona podría replantearse la colaboración con aquellas entidades bancarias que instaran un desahucio sin haber buscado una negociación razonable con los afectados ni haber puesto previamente en conocimiento del Consistorio pamplonés la situación de lanzamiento.

Así se lo ha comunicado el Ayuntamiento de Pamplona a representantes de La Caixa, Ibercaja, Bankia, Caja Rural de Navarra, Laboral Kutxa, Kutxabank, Grupo BBVA, Banco Sabadell, Banco Popular, Banco de Santander y Caja España, en una reunión a la que han acudido el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, el concejal de Ciudad Habitable y Vivienda, Joxe Abaurrea, y la concejala de Acción Social y Desarrollo Comunitario, Edurne Eguino. El objetivo del encuentro era hablar de soluciones que ayuden a minimizar los desahucios y sus consecuencias.

En la sesión, según ha informado el Ayuntamiento de Pamplona en una nota, se ha abordado la situación de las familias de la ciudad que, debido a la crisis económica, son incapaces de pagar la deuda contraída con las entidades bancarias en relación a su vivienda o tienen dificultades de acceso para obtener una vivienda digna.

El objetivo de la reunión ha sido crear un protocolo de actuación con las entidades crediticias que evite los desahucios de primeras viviendas o viviendas habituales en la ciudad, reforzando y ampliando el papel mediador del Ayuntamiento que, desde el año 2012, se venía realizando a través de la Oficina de Mediación Hipotecaria (OFIMEH), cuyo convenio de funcionamiento se renovó el pasado octubre.

Durante la reunión los representantes del Consistorio han recordado que, siempre dentro del marco legal, el Ayuntamiento podría replantearse la colaboración con aquellas entidades que instaran un desahucio sin haber buscado una negociación razonable con los afectados, ni haber puesto previamente en conocimiento del Consistorio la situación de lanzamiento. Asimismo, en la reunión se ha planteado a las entidades llegar a acuerdos para compartir recursos habitacionales dirigidos a la emergencia social en la ciudad.

Desde el Ayuntamiento se ha constatado la existencia de viviendas desocupadas en Pamplona mientras que, según el estudio sociológico realizado por los servicios municipales y que se hizo público el pasado mes de octubre, hay unas 300 personas o familias que necesitan una solución urgente para sus puesto a disposición de los demandantes 25 en los barrios de Buztintxuri, Rochapea y San Jorge, según ha señalado el Ayuntamiento de Pamplona, que ha añadido que a ellas se sumarán próximamente ocho más en Rochapea, de un parque disponible que se quiere ir incrementando conforme los pisos se vayan adecuando.

Los representantes municipales han explorado la posibilidad de que las entidades bancarias puedan a su vez poner a disposición viviendas vacías con ese mismo fin. En estos momentos ya se ha realizado la aprobación inicial de la Ordenanza municipal que regula los requisitos y procedimientos para el acceso a viviendas para casos de emergencia social.

Todas estas iniciativas emanan del contenido de la declaración 'Pamplona Ciudad libre de desahucios' que el pleno de la ciudad aprobó el pasado noviembre y cuyas implicaciones y posibilidades se vienen analizando en las distintas mesas participativas del 'Foro contra la pobreza y la precariedad'.

"SOLUCIONAR SITUACIONES DE EMERGENCIA SOCIAL"

Tras la reunión, Joseba Asiron ha explicado que en este encuentro ha transmitido a las entidades bancarias que operan en Pamplona "los compromisos del Gobierno municipal por intentar solucionar las situaciones de emergencia social que se dan en la ciudad", así como "cuál es la problemática habitacional en Pamplona y cuáles son las intenciones del Gobierno municipal para solucionarlo, sobre todo en lo que se refiere a ejecuciones de desahucios".

En este sentido, los representantes municipales les han recordado la declaración 'Pamplona Ciudad libre de desahucios' y "la voluntad del Ayuntamiento de ejercer como mediador en cuantos conflictos se produjeran en este sentido".

Asiron ha avanzado que "a partir de ahora el Ayuntamiento tendrá un trato individualizado con cada una de las entidades bancarias" y ha asegurado que el Gobierno municipal "se replanteará la colaboración con aquellas entidades desahuciadoras".

Las entidades bancarias, ha dicho el alcalde, "han manifestado la disposición a evitar en la medida de lo posible cualquier situación conflictiva o de emergencia social". "El compromiso es el de trabajar juntos y están dispuestos a acolaborar en el sentido de entender que todavía estamos en una situación muy dura, que hay muchísima gente en situación de emergencia social", ha destacado.

En este sentido, Asiron ha dicho que "en este momento puede haber una necesidad de 300 viviendas para poner a disposición de personas en situación de emergencia social y el Ayuntamiento, con su parque de vivienda municipal, no puede llegar ahí". Así, ha añadido que "necesitamos compromisos concretos con las entidades y particulares que disponen de vivienda para poder llegar a movilizar ese parque a través del alquiler social". "Según han manifestado las entidades bancarias, su voluntad es evitar los desahucios forzosos. Sobre la mesa ahora no ha salido ningún desahucio a la vista, pero iremos viendo", ha afirmado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pamplona podría replantearse colaborar con bancos que desahucien sin haber buscado negociación