PREMIUM  SOCIEDAD

Gastronomía solidaria: conoce la historia de nueve pamploneses comprometidos con el hambre en un hospital rural de Rwanda

Miembros de la fundación Napardi viajaron hasta el país africano para comprobar cómo funciona el servicio nutricional que apoyan.

Nueve pamploneses, de la fundación Napardi, visitan Rwanda.
Nueve pamploneses, de la fundación Napardi, visitan Rwanda.  

José Miguel García Gobeo (presidente de la Fundación Napardi), José Luis Oneca Eransus, Miguel Ayestarán Dominguez de Vidaurreta, Pedro Taberna Gaztambide, Vicente Pérez Fernandez, José Luis Echegaray Martínez, Fátima Ruiz Bacaicoa, Angel Eguiluz Saenz y Ana Albiasu Larraza, son las 9 personas vinculadas con la Fundación Napardi, que la segunda quincena de noviembre conocieron el país que llevaban años apoyando: Rwanda.

La Fundación benéfica “NAPARDI”, organización surgida en 1978 por iniciativa de 20 socios de la sociedad gastronómica Napardi, ha estado apoyando en las dos últimas décadas el servicio nutricional del Hospital de Nemba, aportando en total 210.000 €.

En 1996 fue su primera donación y a partir de 2001, un año después de que la sociedad Napardi concediera a Miguel Ángel Argal su “Gallico de oro”, de forma ininterrumpida. En concreto, en 2016 ha aportado 16.000 €, lo necesario para cubrir durante un año el funcionamiento del servicio nutricional del citado hospital (gastos de comida, leña, utensilios de cocina y personal).

El hospital de Nemba es un hospital rural situado en el Noroeste de Rwanda, que atiende a cerca de 250.000 personas, y que fue construido en 1964 por petición de varios misioneros navarros, que contactaron con Miguel Ángel Argal, el cual creó medicusmundi navarra, asociación que asumió el Hospital de Nemba como primer proyecto de cooperación.

El vínculo de Napardi con Rwanda surgió cuando Miguel Ángel les sugirió vincular su pasión por la gastronomía, con las necesidades nutricionales de la población ruandesa.

Y ha sido precisamente este sacerdote navarro quien, a sus 82 años, ha querido acompañar al grupo para explicarles de primera mano cómo es ese pequeño país lleno de colinas y sobre todo lleno de gente, que lleva años luchando para poder mejorar sus condiciones de vida. Alfredo Amilibia, exdirector de medicusmundi navarra y actual miembro de la junta directiva, también acompañó al grupo.

Durante los 9 días que estuvieron en Rwanda, visitaron el Hospital y su servicio nutricional, donde entregaron a Chantal, la responsable del servicio, una escultura en recuerdo de la visita.

El grupo también tuvo la oportunidad de visitar centros de salud, mercados locales y viviendas dispersas por las colinas. Además de emocionarse con la canción y baile de bienvenida que les dedicaron un grupo de mujeres, de impresionarse con la pobreza con la que conviven miles de personas cada día y de disfrutar con la sonrisa y la alegría de las niñas y niños que se sorprendían al ver tanta piel blanca a su alrededor.

Todo ello generó muchas y variadas emociones en las 9 personas, que han vuelto convencidas de que cooperar con ese país, sigue siendo necesario y merece la pena.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Gastronomía solidaria: conoce la historia de nueve pamploneses comprometidos con el hambre en un hospital rural de Rwanda