EMPLEO

Miles de empleos y millones de pérdidas: problemas para dos multinacionales con presencia en Navarra

La crisis del coronavirus ha azotado con fuerza la economía, que se ha visto frenada en los últimos seis meses.

Una empleada de Volkswagen Navarra, con sus equipos de protección individual colocados, durante el desarrollo de su trabajo en el taller de Montaje. VW NAVARRA
Una empleada de Volkswagen Navarra, con sus equipos de protección individual colocados, durante el desarrollo de su trabajo en el taller de Montaje. VW NAVARRA

Dos multinacionales con presencia en la Comunidad foral, Siemens Gamesa y Volkswagen, han desvelado su complicado balance semestral después de que se iniciara la crisis del coronavirus el pasado diciembre en China.

Siemens Gamesa registró pérdidas de 805 millones de euros en los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal (octubre-junio), frente a los 88 millones que ganó un año antes, impactada por la crisis del Covid-19, la ralentización de los mercados indio y mexicano, y los sobrecostes de proyectos en Noruega y Suecia.

La compañía ha rebajado sus previsiones de cierre de año, en el que ahora espera facturar entre 9.500 y 10.000 millones, frente a los 10.200/10.600 anunciados en noviembre, y finalizar con un margen de ebit (resultado neto de explotación) ajustado negativo de entre el 3 y el 1 %. En su anteriores guías preveía un margen positivo de entre el 5,5 y el 7 %.

En abril, Siemens Gamesa decidió retirar las guías financieras anunciadas para el ejercicio fiscal 2020 en abril debido a la incertidumbre generada por la pandemia del coronavirus.

Ahora, estima que el impacto en ventas de la crisis y el parón en India y México en el conjunto del año será de 1.000 millones y en ebit ajustado (antes de PPA -proceso de asignación del precio de compra- y costes de integración y reestructuración), de 200 a 250 millones, sumados también los sobrecostes en el Norte de Europa, según la documentación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Sólo en el tercer trimestre (abril-junio), coincidiendo con la paralización de la economía por la pandemia, las pérdidas fueron de 466 millones, según las cuentas del fabricante de aerogeneradores, en las que cifra el impacto de la covid en el ebit en 149 millones en nueve meses y en 93 millones, sólo entre abril y junio.

Las ventas del grupo retrocedieron el 9,2 %, hasta 6.615 millones, según Siemens Gamesa, que ha subrayado que, no obstante, cerró junio con una cartera histórica de 31.500 millones de euros (el 25 % más). El ebit ajustado arrojó un saldo negativo de 264 millones.

Además, ha destacado que cuenta con una posición de liquidez fuerte, con 4.000 millones de euros en líneas de financiación, de las que sólo se han dispuesto 1.200 millones, al tiempo que redujo su deuda en 101 millones frente a un año antes, hasta 90 millones.

En un comunicado, el recientemente nombrado consejero delegado de Siemens Gamesa, Andreas Nauen, ha apuntado que las cifras presentadas por el fabricante reflejan lo complicado de la situación actual y ha subrayado que ya han puesto en marcha medidas para dar un cambio de rumbo al negocio onshore (tierra), y volver a la senda de la rentabilidad, entre ellas el cierre de la planta navarra de Aoiz.

LA CRISIS DEL COVID-19 'ATACA' A VOLKSWAGEN

También el grupo Volkswagen, con presencia en Navarra a través de su planta en Landaben, registró unas pérdidas netas de 1.019 millones de euros al cierre del semestre, en comparación con los 'números negros' de 7.168 millones de euros contabilizados en los primeros seis meses de 2019, según publicó el consorcio este jueves.

La multinacional que preside Herbert Diess achaca las pérdidas netas al efecto negativo que la crisis del coronavirus ha tenido sobre el negocio del conjunto del grupo y sobre cada una de sus marcas.

No obstante, la empresa explicó que ha tomado "contramedidas" para paliar el impacto de la pandemia, principalmente orientadas a reducir costes y a proteger la posición de liquidez de la compañía. Así, la corporación dispone de una liquidez neta de su división de Automoción de hasta 18.700 millones de euros.

Volkswagen finalizó la primera mitad del año con unos ingresos de 96.131 millones de euros, lo que supone un descenso del 23,2%, mientras que sus matriculaciones mundiales se contrajeron un 27,4%, hasta 3,89 millones de unidades desde que se iniciase el ejercicio.

La multinacional automovilística contabilizó un resultado operativo semestral negativo de 1.490 millones de euros, en comparación con las ganancias de 8.997 millones de euros de un año antes. Sin tener en cuenta efectos extraordinarios, las pérdidas operativas hubieran sido de 803 millones, respecto a los 'números negros' de 9.979 millones de euros del mismo período de 2019.

Ante estos resultados, el director financiero y de TI del consorcio, Frank Witter, afirmó que la primera mitad de 2020 fue una de las más complicadas en la historia de la empresa a causa de la pandemia del Covid-19.

"La salud de nuestros empleados, clientes y socios de negocio sigue siendo la máxima prioridad. Con de la tendencia positiva exhibida por nuestro negocio durante las pasadas semanas y la introducción de numerosos modelos atractivos, miramos con cierto optimismo a la segunda mitad del año", subrayó el directivo.

En el segundo trimestre, la compañía se anotó unas pérdidas netas de 1.536 millones de euros, respecto al beneficio de 4.115 millones de dichos tres meses de 2019, con una facturación de 41.076 millones, un 37% menos.


 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Miles de empleos y millones de pérdidas: problemas para dos multinacionales con presencia en Navarra