SOCIEDAD

La mitad de los accidentes laborales graves y mortales son caídas de altura y atrapamientos

En un tercio de ellos la causa se encuentra en una inadecuada organización del trabajo, según un estudio del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra.

El ISPLN ha organizado una jornada sobre prevención de riesgos laborales.
El ISPLN ha organizado una jornada sobre prevención de riesgos laborales.  

Aproximadamente la mitad de los accidentes laborales graves y mortales son caídas de altura (25,7%) y atrapamientos (24,7%), según un estudio realizado por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra sobre este tipo de accidentes producidos en la Comunidad Foral en 2014 y 2015. Una inadecuada organización del trabajo y la deficiente e insuficiente gestión de los riesgos se perfilan como las causas más frecuentemente asociadas, con un 35,8% y un 21,8% respectivamente.

Estos datos se han aportado este martes en una jornada técnica organizada por el ISPLN con motivo de la celebración el próximo 28 de abril del Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, en la que, además, se ha presentado el informe de siniestralidad laboral correspondiente a 2015.

Según ha explicado Virginia Osés, jefa de la Sección de Prevención de Riesgos Laborales del ISPLN, el número de accidentes laborales en jornada de trabajo continúa con el ligero ascenso iniciado en 2012; así, con respecto a 2014, el pasado año la cifra se incrementó en 842, alcanzando los 20.651 accidentes, si bien descendieron ligeramente los calificados como graves y mortales, de 66 a 44 y de 12 a 10 respectivamente. El incremento de la actividad económica junto con la intensificación de las cargas y ritmos de trabajo pueden ser factores que expliquen este aumento de la siniestralidad.

SOBREESFUERZOS EN EL TRABAJO

Entre los sectores económicos que ocupan a más de 3.000 trabajadores, la incidencia más alta se da en la fabricación de productos metálicos (80,5 por 1.000 trabajadores), construcción de edificios (75,4) y metalurgia (72,3). Le siguen las actividades de construcción especializada (58,4), fabricación de productos del caucho y plásticos (56,7), asistencia en establecimientos residenciales (54,1) e industria de la alimentación (52,2). En general, el 40% de los accidentes son debidos a sobreesfuerzos, y el 8,4% corresponden a accidentes de tráfico.

El estudio indica, además, que los hombres presentan el doble de riesgo de accidentes (35 por cada 1.000) que las mujeres (15,6). Otro dato apunta a que la siniestralidad con baja en jornada de trabajo afecta a los trabajadores temporales en un 32,4%, colectivo que supone el 26,9% de las personas empleadas, y un 10% a inmigrantes, que constituían el 7,8% de las personas afiliadas a la Seguridad Social.

En cuanto a las enfermedades profesionales, el número de partes registrados ha experimentado igualmente un incremento del 12,4%, llegando a los 1.552 en 2015. El 90,3% de estas enfermedades se producen por los llamados agentes físicos, ergonómicos especialmente.

CONDICIONES LABORALES

Durante la jornada se han expuesto, además, los resultados de la III Encuesta navarra de salud y condiciones de trabajo, realizada entre 2.744 trabajadores navarros de todas las actividades económicas, con el objeto de conocer las relaciones entre los determinantes laborales y los problemas de salud percibidos por los trabajadores, así como su evolución frente a las anteriores encuestas, realizadas en 1997 y 2004.

Según Vega García, jefa de la Sección de Medicina del Trabajo y Epidemiología Laboral del ISPLN, destaca, como riesgo emergente, la exposición a conductas violentas en el trabajo, no constatado en las encuestas precedentes, y las sufren en mayor proporción las mujeres. Las más frecuentes son las verbales, percibidas por el 11,7% de los trabajadores; por ocupaciones, son más relevantes en el personal sanitario (21%), docente (16,7%) y conductores de vehículos (14,9%).

En cuanto a otros riesgos, el 32,7% de los trabajadores se considera expuesto a agentes químicos, especialmente en el sector de la construcción, industria del metal y química; un 15,8% refiere un nivel de ruido elevado o muy elevado en su puesto de trabajo, y un 10,7% percibe riesgo de exposición a agentes biológicos (que se produce en mayor proporción en actividades sanitarias, veterinarias, servicios sociales, agricultura y ganadería).

Las dolencias musculoesqueléticas son los principales problemas de salud percibidos por los trabajadores: destaca la alta prevalencia del dolor de espalda (48,6%), de hombros, brazos, manos o dedos (32,6%) y cuello y nuca (30,8%). Le siguen los relacionados con el estrés (ansiedad, nerviosismo, dolor de cabeza), que ya afectan al 20% de la población trabajadora. Ambos son más frecuentes en las mujeres.

La encuesta refleja un avance en el nivel de información que se tiene sobre los riesgos para la salud y seguridad en el puesto de trabajo: el 84% de las personas encuestadas considera que está bien o muy bien informado; el 68,5% afirma que dispone de delegado de prevención en su centro y el 46,4% señala que en el último año se ha realizado una evaluación o estudio de los riesgos en su puesto de trabajo. Un 60,2% ha pasado un reconocimiento médico y a un 12,2% más se le ofreció pero no aceptó.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La mitad de los accidentes laborales graves y mortales son caídas de altura y atrapamientos