• domingo, 29 de mayo de 2022
  • Actualizado 00:13

 

 
 

SOCIEDAD

Más de tres meses retenida en Kenia: la navarra acusada de abuso infantil vuelve a casa tras ser absuelta

La justicia keniata desestimó todas las alegaciones y acusaciones infundadas contra Oreja por falta de pruebas, tal y como informa en redes sociales.

La navarra Marta Oreja Bernal junto a los niños de la ONG Supporting Healthcare in Kenya. FACEBOOK
La navarra Marta Oreja Bernal junto a los niños de la ONG Supporting Healthcare in Kenya. FACEBOOK

La joven tudelana Marta Oreja Bernal, profesora de ESIC Idiomas y fundadora de la ONG Supporting Healthcare in Kenya, ha sido absuelta después de estar 100 días retenida en el país africano tras ser acusada "falsamente" de abuso y explotación infantil.

Este jueves la navarra anunciaba a través de sus redes sociales que había ganado el juicio en el que llevaba envuelta desde el pasado mes de agosto y que conllevaba órdenes cautelares que le prohibían salir del país.

La justicia keniata desestimó todas las alegaciones y acusaciones infundadas contra Oreja por falta de pruebas, tal y como informa en redes sociales.

"¡Sin perder ni un segundo aprovecho la oportunidad y regreso a España! Y regreso con un sentimiento de orgullo inmenso por haberle hecho frente a la justicia en tierra extranjera; por no haber permitido que dejaran a nuestros watoto ('niños' en suajili) sin su colegio; por haber limpiado mi nombre y el de la ONG delante de los tribunales; y por haber luchado hasta el final por poder regresar a Kenia en un futuro sin expediente criminal, con luz verde para seguir con mi labor", ha escrito.

ONG SUPPORTING HEALTHCARE IN KENYA

Hace más de dos años, en enero de 2019, la joven de 29 años fundó su propia ONG tras una primera experiencia de voluntariado en Kenia. A finales de ese mismo año volvió a España y no pudo regresar debido a la explosión de la pandemia de coronavirus.

 "El proyecto consiste en una escuela en la región de Kombani que ampara actualmente a 122 niños: les escolarizo gratuitamente, les doy de comer dos veces al día y reciben asistencia médica cuando enferman", explica Oreja en un comunicado a través de redes sociales.

Debido a la pandemia, desde septiembre de 2019 hasta junio de 2021, no pudo atender el proyecto en terreno, por lo que tuvo que dejarlo en manos de la persona que contrató como director, y de su mujer, "que supuestamente era una de las profesoras"

DENUNCIAS Y JUICIO

Este verano, Oreja pudo volver al país africano para acortar la distancia con su proyecto tras la pandemia. Cuando llegó, las familias de los 122 niños que asisten al colegio, le informaron de que "el director y su mujer les forzaban a pagar tasas escolares y a colaborar con los gastos de comida", que la tudelana les proporcionaba gratuitamente.

Por ello, a finales de julio, la navarra decidió denunciar al director del colegio. Una semana después, Oreja informó de que había recibido dos denuncias por abuso y explotación infantil.

A finales de agosto, Marta Oreja recibió la citación judicial y la prohibición de abandonar Kenia por considerar su caso de extrema gravedad y urgencia.

El martes 7 de septiembre estaba previsto que se celebrara el juicio en la Alta Corte de Mombasa, en Kenia; sin embargo, los denunciantes no aparecieron tras haber sido 'abandonados' por su abogado.

Después de más de tres meses retenida en Kenia en los que Marta Oreja ha tenido que enfrentarse a más denuncias, a un total de cinco juicios y a interrogatorios de la policía de Nairobi, la justicia keniata ha dictado sentencia esta semana en favor de la tudelana. que ahora regresa a casa por Navidad.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Más de tres meses retenida en Kenia: la navarra acusada de abuso infantil vuelve a casa tras ser absuelta