SOCIEDAD

Más de 16.000 navarros han sobrevivido a un ictus: Miguel y Hugo son dos de los supervivientes

Tanto Hugo como Miguel han estado en las mesas informativas que ADACEN ha colocado en el edificio de consultas Príncipe de Viana.

Hugo y Miguel son dos de esos supervivientes del ictus afincados ahora en Navarra.  ADACEN
Hugo y Miguel son dos de esos supervivientes del ictus afincados ahora en Navarra. ADACEN  

En navarra 16.109 personas han sufrido un ictus a lo largo de su vida. Hugo y Miguel son dos de esos supervivientes del ictus afincados ahora en Navarra. Hugo tiene 41 años y sufrió un ictus con tan sólo 23 años. Aunque nació en Alicante, reside actualmente en Pamplona. El 17 de septiembre de 1999, con 23 años de edad, ingresa en el Hospital en estado de coma tras sufrir un cuadro brusco de dolor en zona occipital de la cabeza. Había sufrido un ictus hemorrágico. El 1 de octubre de 1999 es trasladado al Hospital de Navarra donde comienza tratamiento rehabilitador. Pasó un periodo con un síndrome de cautiverio parcial.

Miguel nació hace 72 años en Astráin aunque a lo largo de su vida residió en diferentes localidades hasta asentarse en la capital navarra.  A principios de 2014 presentó un episodio brusco de mareo, dificultad para la coordinación de movimientos de las manos, dificultad para la vocalización del lenguaje y desviación de comisura bucal. Ingresó en el hospital y las pruebas revelan que tuvo un ictus isquémico. A raíz del ictus, presenta diferentes secuelas que condicionan su vida diaria.

Como consecuencia de la lesión cerebral presenta ataxia cerebelosa caracterizada por trastornos del equilibrio, ligero temblor intencional y titubeo. Presenta ligera parestesia en la mitad derecha. Precisa tratamiento continuado. También está afectada su habla, con problemas de articulación y elevación ocasional del tono e intensidad de voz. Cognitivamente, mantiene un funcionamiento adecuado.

Tanto Hugo como Miguel han estado en las mesas informativas que ADACEN (Asociación de Daño Cerebral de Navarra) ha colocado en el edificio de consultas Príncipe de Viana, en el Complejo Hospitalario de Navarra para recordar la importancia de llevar hábitos de vida saludables para frenar la incidencia de este accidente cerebrovascular.

ADACEN CONMEMORA EL DÍA DEL ÍCTUS

Para sensibilizar y ofrecer información sobre el Daño Cerebral Adquirido y el ictus, la Asociación de Daño Cerebral de Navarra (ADACEN) ha instalado esta mañana una mesa informativa en el edificio de consultas Príncipe de Viana, en el Complejo Hospitalario de Navarra.

Uno de los objetivos es explicar a la ciudadanía las causas del ictus y concienciar sobre su prevención, en la que es fundamental llevar unos hábitos de vida saludables. Así como invitar a reflexionar sobre las necesidades de las personas que ya lo han padecido y pertenecen a ese 80% aproximado de casos que afortunadamente no acaban en fallecimiento.

En las mesas informativas también se solicitará la colaboración económica de la sociedad navarra para que Adacen pueda seguir prestando los servicios de rehabilitación que proporciona tras el alta hospitalaria de las personas que han sufrido un ictus. Además, a todas las personas que se hagan socias de Adacen o donen su aportación económica, se les impondrá un lazo naranja de sensibilización sobre el ictus y de solidaridad con las personas que padecen este accidente cerebro-vascular.

El color naranja es el color distintivo del ictus. ¿Por qué? El naranja estimula la mente, renueva la ilusión en la vida y las palabras-clave del color naranja son energía, alegría y felicidad, afirman desde Adacen. “El color naranja va unido a la filosofía de Adacen. Las personas usuarias de la entidad, a pesar de que la vida les ha dado un revés por un ictus o una lesión cerebral, continúan luchando, riendo, viviendo…con ilusiones renovadas y con una visión positiva”, añade el director gerente de Adacen, Francisco Fernández.

Dos personas usuarias de ADACEN, han estado en las mesas acompañadas de familiares y profesionales de la Asociación, que es la única entidad especializada en Navarra en prestar servicios de rehabilitación para pacientes crónicos que hayan sufrido un ictus. Se trata de Hugo Fernández y Miguel Orradre. Además han estado Conchi Garrués y Mariví Erdozain, esposas de afectados por esta enfermedad. Todos ellos han ofrecido su testimonio a las personas que se han acercado hasta las mesas.

DAÑO CEREBRAL ADQUIRIDO E ICTUS

El pasado sábado 29 de octubre, se conmemoró el día mundial del ictus y el pasado 26 de octubre se organizaron actividades alrededor del día del daño cerebral adquirido. Este año, Adacen puso en marcha ese día la campaña “Con la bicicleta, ten cabeza – Bizikletarekin erabili burua” en la que participan ciclistas de las diferentes modalidades de este deporte.

El Daño Cerebral Adquirido es una lesión que se produce, de forma súbita, en las estructuras cerebrales que previamente se habían desarrollado con normalidad, como consecuencia de un traumatismo o una enfermedad. Las causas más habituales de DCA son los accidentes cerebrovasculares (el ictus, en su mayoría), traumatismos cranoencefálicos (accidentes de tráfico), tumores cerebrales  y otros (encefalitis, anoxia…).

¿QUÉ ES EL ICTUS?

Es la principal causa de DCA. Se produce por la interrupción, más o menos repentina, del flujo sanguíneo en una zona del cerebro. Se pierden las capacidades asociadas a la zona afectada, con unas consecuencias mortales en un 20% de los casos y de discapacidades graves en el 44% de las personas que sobreviven.

Hay dos clases de ictus: los isquémicos, producidos por una obstrucción de vasos sanguíneos que impide el riego sanguíneo en una parte del cerebro; y los hemorrágicos, causados por la rotura de ramas arteriales y la consiguiente hemorragia cerebral.

Según el informe de la investigadora Martha Quezada publicado en el Boletín del Observatorio Estatal de la Discapacidad, en España hay 420.064 personas con DCA, 329.544 a causa del ictus. Cerca del 54% son mujeres y un 46% hombres. El 25% son menores de 65 años. El 89% de estas personas presentan alguna discapacidad para las actividades básicas de la vida diaria, porcentajes que se reducen al recibir ayuda.

ADACEN: APOYO E INTEGRACIÓN

Ante la ausencia de recursos de atención para las personas con Daño Cerebral y la inexistencia de apoyo a los familiares, un grupo de familias creó en 1994 la Asociación de Daño Cerebral de Navarra (ADACEN), una organización sin ánimo de lucro cuyo objetivo es informar y sensibilizar a la sociedad y a las instituciones de los problemas y necesidades que presenta el colectivo. La integración social, la promoción de los servicios imprescindibles para las personas que sufren Daño Cerebral Adquirido y la mejora de la calidad de vida de las personas afectadas y sus familiares son también objetivos fundamentales de ADACEN.

La Asociación tiene 928 socios y socias; la integran 332 personas afectadas; hay 61 personas voluntarias que comporten su tiempo con las personas usuarias y sus familiares; y tiene 61profesionales en plantilla

ADACEN cuenta con un Centro de Día de 40 plazas y una Residencia con 9, ambos recursos concertados con Gobierno de Navarra, además de ello dispone de un Centro de atención a la dependencia, en régimen ambulatorio en el que se atienden a otras 100 personas.

 y cuenta también con un hogar temporal y de respiro para personas afectadas y sus familiares. A estos se suma el nuevo Centro de Rehabilitación Neurológica inaugurado en Azpilagaña.

La asociación es pionera en la utilización de las Nuevas Tecnologías en los tratamientos de rehabilitación participando incluso en varios estudios promovidos por universidades y centros tecnológicos .


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Más de 16.000 navarros han sobrevivido a un ictus: Miguel y Hugo son dos de los supervivientes