• sábado, 04 de diciembre de 2021
  • Actualizado 06:28

 

 
 

SOCIEDAD

La Mancomunidad de Andia pone en marcha las obras de un espacio de test agrarios

El espacio test agrario Zunbeltzas esperan que esté terminado para diciembre y contará con un aprisco de 200m2.

En marcha las obras del aprisco para el espacio test agrario Zunbeltz. CPAEN
En marcha las obras del aprisco para el espacio test agrario Zunbeltz. CPAEN

CPAEN ha comenzado las obras para el espacio test agrario Zunbeltzas, que esperan estar terminadas para diciembre y contar con un aprisco de 200m2. La nueva infraestructura acogerá algunas de las experiencias agrícolas de las personas emprendedoras del espacio test agrario ubicado en el Parque Natural Urbasa-Andia. 

La Mancomunidad Andia está coordinando la construcción del aprisco multifuncional. Concretamente, se está edificando una nave dimensionada para 300UGM con un espacio común y dos recintos independientes. El aprisco se está construyendo procurando su mayor integración en el paisaje y empleando fuentes de energía renovables. Este será uno de los espacios en los que se testarán los proyectos agrarios llevados a cabo por las personas emprendedoras y que comenzarán a partir de enero de 2022.

Además de esta instalación, está prevista la adquisición de dos corrales móviles para su instalación en otras fincas que formen parte del proyecto. Estos corrales móviles tendrán capacidad para 360 gallinas y 600 pollos.

El espacio test agrario Zunbeltz, es un «espacio test agrario en archipiélago», es decir, dispone de varios terrenos en los que las personas emprendedoras pueden probar sus proyectos, pero comparte el acompañamiento, el apoyo formativo, la cobertura legal y la gobernanza.

Tanto en la Finca Zunbeltz de 231 hectáreas, en la que se está construyendo el aprisco, como en la Finca La Planilla de 197 hectáreas, así como en otras fincas, se plantea la realización de experiencias agrarias ecológicas en extensivo, donde se podrán testar y desarrollar los proyectos ganaderos de las personas emprendedoras que accedan al programa del espacio test agrario Zunbeltz. 

Por otra parte, en las próximas semanas se realizará una presentación del proyecto a personas interesadas, con la colaboración del CI Agroforestal y de la UPNA. En esta reunión se explicará el espacio test agrario así como las condiciones y los requisitos para participar en el proyecto. Las personas aspirantes a formar parte del espacio test agrario Zunbeltz deberán tener un mínimo de formación teórica o práctica en el sector agrario.

Además, la UPNA realizará un diagnóstico de las fincas para determinar las orientaciones productivas recomendadas en función de las características de las parcelas. A su vez, se elaborarán planes de mejora silvopastoral para determinar el potencial de aumentar la carga de forma compatible con la conservación del medio ambiente.

Zunbeltz quiere dar una respuesta a la falta de relevo generacional en el sector agrario y ofrecer políticas de apoyo a nuevas generaciones. Para ello, el espacio test agrario crea un entorno seguro para que personas emprendedoras puedan probar proyectos agrarios de acuerdo a principios de colaboración, economía circular y a la conservación de los recursos y valores naturales.

Los espacios test agrarios son unos programas innovadores que nacen en Francia con la voluntad de acompañar a los procesos de incorporación progresiva a la actividad agraria. Desde 2012 trabajan en red gracias a RENETA, la entidad que aglutina las más de 80 experiencias en activo de espacios test agrarios franceses. En España son todavía proyectos piloto, ya que su implementación es muy reciente. Las diversas iniciativas que existen se están agrupando en la Red de Espacios Test Agrarios (RETA), que ofrece apoyo y acompañamiento a todas aquellas entidades que quieran desarrollar un espacio test agrario en su territorio.

La Mancomunidad de Andia, compuesta por los ayuntamientos de Abárzuza, Guesálaz, Lezáun, Salinas de Oro y el Valle de Yerri, coordina el proyecto junto con CPAEN y la UPNA como entidades socias.

El proyecto piloto está financiado mediante la medida 16.2 del PDR del Gobierno de Navarra, a través de los fondos FEADER, “Europa invierte en zonas rurales”, el Gobierno de Navarra y de las entidades socias participantes.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La Mancomunidad de Andia pone en marcha las obras de un espacio de test agrarios