• martes, 19 de octubre de 2021
  • Actualizado 17:55

 

 
 

SOCIEDAD

Locura por los roscones artesanos en Navarra: el dulce navideño que sigue triunfando en tiempos de coronavirus

A las históricas pastelerías que ofrecen este producto forma casera se unen este año modernos establecimientos.

Respostería Juan Miguel, hace 2.000 roscos por encargo. PABLO LASAOSA
En Respostería Juan Miguel han elaborado alrededor de 2.000 roscos de manera artesanal por encargo. PABLO LASAOSA

El roscón de Reyes es sin discusión el dulce más consumido en los hogares navarros durante los últimos días de las fiestas de Navidad.

Un dulce propio del día de Reyes pero que también se come tanto en los días previos como posteriores al 6 de enero.

Debido a su popularidad, desde hace años este bollo es distribuido por grandes superficies y panaderías procedentes de grandes fábricas donde los elaboran de manera industrial.

Sin embargo, son muchas las familias navarras que continúan comprando este producto en negocios donde elaboran o distribuyen la receta artesanal.

En Repostería San Miguel, en la calle Badostáin 10 en Huarte, llevan desde 1984 elaborando pastas y dulces de forma casera, para la posterior distribución tanto a tiendas como a particulares.

Este años cifran en alrededor de 2.000 los roscones que les han encargado para esta fechas. "Todos los hacemos de manera artesanal y disponemos de diferentes variedades: vacío, nata, trufa…", explican.

Un trabajador de Reportería San Miguel añade azúcar glas a los roscones de Reyes. PABLO LASAOSA

En el centro de la ciudad también hay establecimientos emblemáticos que venden este producto preparado como antaño. En pastelerías como Zucitola o Arrasate, durante la víspera de Reyes hubo largas colas afuera de los locales, acrecentadas por las medidas de seguridad que regulan el aforo en el interior.

En la calle San Antón donde se localiza Arrasate, a las 13.30 horas de la tarde más de una decena de personas aguardaban a recoger su rosco. Dentro del local, cuatro trabajadoras atendían a destajo a los clientes.

Una fiebre por el rosco casero que se extiende por toda la comarca de Pamplona, con pastelerías que dedican esta fechas casi de manera exclusiva a la elaboración de este dulce navideño.

Monjardín en Azpilagaña, Gelee en Barañáin, Larramendi en Burlada, Miravalles en la Chantrea o Pastelería Gloria en Berriozar son alguno de los locales donde se mantiene la tradición y continúan preparando ellos mismo el dulce.

En Koppo en el barrio de San Jorge también trabajan sin pausa estos días para satisfacer la alta demanda navideña. “Este año la venta de turrones y dulces ha aumentado bastante”, explica una empleada de la pastelería.

Añade que este año, debido a la menor concentración de familias durante el día 6, se han encargado roscos más pequeños de entre 6 y 8 raciones.

ROSCONES PARA REGALO

Aunque el roscón de Reyes artesanal se asocia principalmente a obradores tradicionales y pastelerías de barrio, existen nuevos negocios que también se animan con este producto.

Es el caso de la cafetería Coffing en Pamplona, abierta en diciembre de 2016 y que por primera vez ofrece este bollo a sus clientes.

“La aceptación ha sido increíble. Hemos vendido algo más de 150 unidades y llevamos dos días con todos los roscones vendidos”, ha comentado Manuel Spucches, responsable de Coffing

Manuel Spucches de la cafetería Coffing muestra el roscón de Reyes que han vendido por primera vez estas navidades. PABLO LASAOSA

En su primera experiencia vendiendo roscones se han decantado por los rellenos de nata y de un único tamaño.

Elaborados en un obrador artesano de Madrid, los roscones de Reyes se han vendido a un precio de 32,50 euros y han triunfado como regalo navideño.

“Ha habido mucha gente que como se va a juntar menos este año, ha optado por regalar a sus padres o amigos a través del servicio a domicilio del que disponemos”, ha concluido Spucches.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Locura por los roscones artesanos en Navarra: el dulce navideño que sigue triunfando en tiempos de coronavirus