• miércoles, 14 de abril de 2021
  • Actualizado 06:47

 

 
 

SOCIEDAD

Las trabajadoras del servicio de atención a menores denuncian la "falta de personal" y la "precariedad" que sufren

"La escasez de personal y la constante entrada y salida de trabajadoras provoca que no se puedan atender íntegramente las necesidades de las menores", han denunciado.

MENORES
Trabajadoras y delegadas de LAB en las empresas Xilema y Nuevo Futuro. CEDIDA

Trabajadoras y delegadas de LAB en las empresas Xilema y Nuevo Futuro, actuales gestoras del servicio de atención a menores en situación de dificultad social, han realizado hoy en Pamplona una concentración, junto a la sede de ANADP, para señalar las carencias que tiene el pliego de condiciones que utilizó el Gobierno de Navarra para volver a licitar el servicio.

"Las personas aquí presentes, somos profesionales de las actuales adjudicatarias del pliego de menores Nuevo Futuro y Xilema. Trabajamos con menores en situación de desprotección, vulnerabilidad y exclusión social. Son personas que con su corta edad ya han pasado por experiencias por las que ninguna quisiéramos pasar, y muchas veces, nos cuesta imaginar que puedan llegar a ser reales", han expresado durante la manifestación.

"Como profesionales nos hemos formado y nos seguimos formando para trabajar con ellas. Nos preparamos para asesorarlas, educarlas y acompañarlas en su duro proceso personal. También para que todas estas situaciones personales no nos afecten y podamos ser más efectivas en nuestra intervención", han continuado.

Las trabajadoras han expuesto en un comunicado que la suya "es una profesión exigente, a nivel teórico, práctico, humano y emocional. Por lo tanto, queremos que se nos remunere adecuadamente por ello y se reconozca nuestra labor. Las condiciones laborales en las que trabajamos son sumamente precarias ya que no se reconocen pluses como la turnicidad o la nocturnidad, muy escasamente la festividad", han denunciado.

Las representantes sindicales de las trabajadoras "nos hemos reunido en múltiples ocasiones con la Administración, exponiendo cual es la realidad de estos servicios, en un intento de mejorar la calidad de la atención, y si, también nuestras precarias condiciones laborales. Tras año y medio de demora, el Gobierno de Navarra ha publicado los pliegos, y para nosotras ha sido una decepción el resultado de los mismos", han recalcado.

CRÍTICA A LAPARRA

Las trabajadoras de los centros de menores han querido criticar también las declaraciones de Miguel Laparra. "Pese a lo que ha declarado tan gratuitamente Laparra, las condiciones laborales no van a mejorar hasta la llegada del convenio sectorial de intervención social. Agradeceríamos mucha cautela con un tema tan delicado", han expresado.

PUESTOS DE TRABAJO

Las trabajadoras han criticado que se mantengan puestos como el de auxiliar educativo, ahora llamado educador de apoyo. "Una vez más, solicitamos que desaparezcan, ya que la única diferencia sustancial respecto de la figura del educador es la del salario, 200 euros menos al mes".

Hablamos de profesionales que trabajan principalmente en turnos de noche, cobrando entre 650 y 800 euros. Son categorías creadas únicamente para abaratar el coste de la plantilla, ya que en la práctica, sus labores se asemejan mucho a las de las educadoras", subrayan.

"La atención directa es un punto en el que pusimos muchísimo énfasis, ya que consideramos que es la clave para una atención de calidad. Vemos que en la mayoría de los casos se mantiene el personal de atención directa obviando las necesidades de los recursos, e incluso, hay casos en los que se reduce".

PERSPECTIVA DE GÉNERO

Las trabajadoras han denunciado también que "en los centros hay menores que han sufrido y/o han cometido abusos sexuales. Las trabajadoras creemos que debería tenerse en cuenta la perspectiva de género y que parte de los pisos básicos tendrían que estar diferenciados por sexo, de manera en que se pueda proteger a las menores y evitar con más facilidad dichos episodios tan graves".

A su vez, han denunciado que el Gobierno de Navarra, lejos de aceptar esto, "ha decidido hacer mixtos los recursos residenciales especializados. Recursos donde hasta ahora se atendía a menores varones con graves problemas sociales y psicológicos".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las trabajadoras del servicio de atención a menores denuncian la "falta de personal" y la "precariedad" que sufren