SOCIEDAD

El exazafato y portavoz de Kontuz exige su readmisión: "He llevado a Aznar, al Rey... ¿Soy peligroso?"

Patxi Zamora llama al Gobierno del PSOE a que "se haga justicia" con su despido, después de que la Guardia Civil negara la tarjeta necesaria para mantener su trabajo.

El portavoz de Kontuz y exazafato, Patxi Zamora, junto a una imagen del interior de un avión. FOTOMONTAJE NAVARRA.COM
El portavoz de Kontuz y exazafato, Patxi Zamora, junto a una imagen del interior de un avión. FOTOMONTAJE NAVARRA.COM  

El portavoz de Kontuz, Patxi Zamora, ha hecho un llamamiento este martes al Gobierno del PSOE para que "se haga justicia con mayúsculas" con su despido de la compañía aérea Iberia, que ha calificado de "grave caso de corrupción del PP".

En rueda de prensa, Zamora ha señalado que su despido es una "vendetta" contra Kontuz y ha censurado "el uso de una institución pública, como la Guardia Civil, para perpetrar este despido".

Sobre sí mismo, Zamora ha asegurado que se trata de una persona "que siempre públicamente ha desarrollado una labor como portavoz de Kontuz en sus denuncias anticorrupción y que se ha presentado a las elecciones en una candidatura avalada por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E".

Ha explicado que "la información extraída de los propios informes de la Guardia Civil no solo confirma nuestra denuncia, sino que la agrava". "La última instancia judicial a la que nos han abocado, el TSJM, tras requerir a la Benemérita un informe al respecto, ha conseguido que la Guardia Civil responda", ha dicho.

DENEGADA LA TARJETA NECESARIA PARA VOLAR

Según Zamora, el CEPIC, dependiente del Centro de Coordinación Principal de la Secretaría de Estado de Seguridad, dio el visto bueno a la renovación de la tarjeta necesaria para volar "por la total ausencia de antecedentes penales ni policiales" y que un comandante de la Guardia Civil "afirmó el correspondiente 'apto'" para que se le diera la tarjeta.

El portavoz de Kontuz ha explicado que la tarjeta que le impide continuar en su cargo como azafato le fue denegada tan solo unos días después. "Siez días después, el mismo cargo firmó un 'no apto' que, a la postre, ha significado el despido", ha lamentado Zamora.

Zamora ha indicado que "en esos días, el Servicio de Información de la Guardia Civil envió un correo electrónico, de apenas dos líneas, en el que, sin documento ni prueba de ningún tipo, se afirma que debe negárseme la tarjeta por, y citamos literalmente, ser una persona que puede estar 'próxima a entornos potencialmente peligrosos para la seguridad aérea...'".

"HE LLEVADO A AZNAR, LOS REYES... ¿AHORA SOY PELIGROSO?"

Según ha dicho, "llevo 31 años y medio volando y durante ese tiempo en el que he llevado como pasajeros a Aznar, a los Reyes, a todo el mundo... ¿No he sido peligroso y ahora lo soy?".

Ha señalado que "entre los muchos obstáculos que nos están poniendo destacaría que, cuando presentamos nuestra demanda en el juzgado de lo Social, pedimos que el nombrado guardia civil acudiera a declarar como testigo; pero solicitó eludirlo escudándose para no declarar en su obligación de guardar silencio ante 'materias clasificadas y secretos oficiales', y el juez ha aceptado su petición con inusitada rapidez y contundencia".

A su juicio, "si no lo denunciamos, si no lo enfrentamos, si no lo ganamos, se va a establecer un precedente peligrosísimo para que, en función de determinados intereses políticos, se pueda arruinar la vida a cualquier ciudadano".

Además, Zamora ha indicado que "su estrategia de desgaste es también denunciable como corrupción porque con dinero público se está financiando una estrategia judicial consistente en dilatar y complicar los procesos para penalizar así a la víctima, obligada a enfrentar un periodo de desgaste económico y personal que supone una condena previa". "Todo un calvario jurídico, un proceso inquisitorial en el siglo XXI", ha expuesto.

CRÍTICAS DESDE IE

También desde IE han criticado la situación que vive Zamora. El senador Iñaki Bernal ha solicitado nuevamente una reunión de trabajo con el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, con motivo de la situación de despido del trabajador de Iberia.

Bernal asegura que Zamora fue despedido de Iberia "en base a un informe sin ninguna justificación objetiva por parte de la empresa, en la que se le denegó la aptitud para el acceso a las áreas restringidas de los aeropuertos, suponiendo como consecuencia su despido de un puesto de trabajo que llevaba desempeñando durante más de 30 años". 

Ya en febrero del 2018, el senador preguntó al anterior ministro del ramo, Juan Ignacio Zoido, sobre este tema durante una sesión plenaria de la Cámara alta, obteniendo como
respuesta el compromiso del propio ministro de hacer que se cumpliese la ley respecto a esta situación.

Con el cambio de Gobierno, Bernal escribió una carta solicitando al nuevo titular de Interior una cita para poner en común la situación de Zamora. Una misiva que, según denuncia, no ha tenido respuesta. Por consiguiente, el senador, en el pleno del 25 de septiembre, preguntó verbalmente al ministro sobre este asunto, comprometiéndose el Grande-Marlaska a llamar a Bernal y concertar una cita con Zamora.

Con motivo de que dicha llamada no se ha realizado, según ha indicado Bernal, después de poner en común con Zamora esta situación de no respuesta y ante la imposibilidad de entregar esta carta de manera presencial al ministro, por encontrarse en Lyon en una comisión de Ministros del Interior Europeos, han decidido enviarle la carta otra vez y quedar a la espera de respuesta.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El exazafato y portavoz de Kontuz exige su readmisión: "He llevado a Aznar, al Rey... ¿Soy peligroso?"