PREMIUM  SOCIEDAD

Josu Hernández, el jotero que ha "aprovechado su don" para ayudar a casi 200 familias en Pamplona

Se ha sumado a un concierto benéfico organizado por la plataforma La Gota de Leche para recaudar fondos destinados a alimentar a niños en Pamplona.

Concierto benéfico que la asociación La Gota de Leche de Pamplona ofreció en Villaba. FERNANDO LAZKANO
Concierto benéfico que la asociación La Gota de Leche de Pamplona ofreció en Villaba. FERNANDO LAZKANO  

A base de jotas se puede hacer feliz a muchos niños. Eso lo sabe muy bien Josu Hernández, un veterano jotero pamplonés que recientemente ha participado en un concierto solidario en Villava organizado por la asociación La Gota de Leche de Pamplona para recaudar fondos y que ningún niño de la comarca se quede sin aceite.

El concierto, que se enmarca dentro de la campaña 'Ningún niño sin bigote', tuvo lugar este viernes 13 de abril en la Casa de la Cultura de Villava y en él lograron recaudar hasta 1.200 euros que destinarán a la compra de alimentos para ayudar a 165 familias de la cuenca.

"La idea del concierto nació porque nos llamó Fernando Lazkano, el promotor de este festival y presidente de La Gota de Leche. Decidimos participar de forma totalmente altruista", comienza explicando Josu Hernández.

"Había tres partes de la sala llenas y durante las dos horas que duró la gente lo pasó muy bien", afirma el jotero

"Esta gala musical fue muy amena. Empezó con la Escuela de Flamenco de Sandra Gallardo que bailó dos piezas, después actuó la Asociación de Amigos de la Jota de Huarte, el coro de voces blancas de Paz de Ziganda y finalmente llegó nuestro trío, formado por Roberto Urrutia, el guitarrista Charli Jiménez  y yo. Íbamos vestidos de charros y cantamos rancheras aunque también una jota aprovechando que soy jotero", añade.

Hernández, deja muy claro que, "ante todo", debe haber solidaridad. "Me sumé a este evento porque soy una persona que se ha unido a muchas causas. He colaborado, por ejemplo, para la Asociación Navarra de Autismo, para la esclerosis... es algo que a mí me gusta. Tienes un pequeño don y lo aprovechas para echar una mano haciendo algo por los demás", detalla.

El jotero afirma que, mientras pueda, seguirá participando en este tipo de movimientos. "De hecho estoy metido en la asociación sin ánimo de lucro Pamplona Canta y mis dos compañeros también organizan anualmente festivales benéficos. Siempre estoy dispuesto a colaborar en este tipo de cosas", recalca.

Aunque ahora tiene 35 años, Hernández lleva 19 en el mundo de las jotas. "Empecé a los 14 años porque siempre me ha gustado la música y las jotas me llamaron la atención. A mí lo que me gustaba era cantar y me fui metiendo en este mundillo apuntándome a una escuela, aunque también he aprendido de forma autodidacta adaptando estilos para tener uno propio...no todo es imitar", concluye el músico.

¿QUÉ ES LA GOTA DE LECHE?

Más allá del concierto benéfico, entre bastidores se encuentra Fernando Lazkano, presidente de La Gota de Leche de Pamplona. Él explica a Navarra.com en qué consiste su asociación y cuáles son sus objetivos.

"Los objetivos de nuestra plataforma son que a ningún niño le falte el vaso de leche, que no les falte el famoso bigote que deja la leche", comienza señalando en referencia al slogan de la campaña puesta en marcha por la asociación 'Ningún niño sin bigote'.

"Tenemos suficiente capacidad de momento para ayudar con leche a 165 familias. En total ayudamos a unos 300 niños", continúa explicando Lazkano.

El presidente cuenta que, cuando pusieron en marcha la plataforma un 23 de Marzo de 2017, lo hicieron "pensando que tendrían 3 proyectos: Semana Santa, verano y Navidad", cuando los niños no hacen horarios lectivos. "Sin embargo nos dimos cuenta de que los niños de familias desestructuradas o sin recursos iban dormidos a clase al no tomar leche, por ello empezamos a dejar leche en una parroquia de la Rochapea para que los niños fuesen a desayunar", prosigue.

"Decidimos seguir entonces en el día a día con este proyecto y hemos visto que las firmas navarras que colaboran con nosotros han respondido muy bien y, sobre todo, que a ellos no les falta leche", agrega.

Un año después de haber fundado la plataforma, Lazkano explica que el proyecto, que comenzó en la Rochapea, se ha extendido: "Ahora estamos ayudando también a cinco familias de Mendillorri, tres de Aoiz, dos de Arre, una de Villava, unas 4 o 5 de Pamplona y el resto de la Rochapea".

No obstante, aunque el epicentro de su actividad es ayudar con la leche, la asociación vio que podía aumentar la 'oferta' de alimentos a entregar a los niños de familias necesitadas. "Vimos que a los niños les faltaba carne, pescado o verdura y, aunque está el Banco de Alimentos, muchas veces no les llega todo lo necesario, por ello desde La Gota de Leche también recogemos pescado y alimentos que empresas como el Mercado del Ensanche nos da", detalla el presidente.

Respecto al concierto, Lazkano explica que decidieron promoverlo "aprovechando que, después de todos los proyectos que han realizado a lo largo de un año, son más conocidos". "Por ello hemos pensado en hacerlo para recaudar fondos y, si es posible, contribuir llevando esta vez aceite a las familias navarras ya que es un alimento muy necesario para que puedan cocinar. Es una necesidad de urgencia", completa.

Lazkano concluye anunciando que, este 16 de marzo presentaron el proyecto Primavera que, junto a la asociación Actúa Siglo XXI, han puesto en marcha hasta junio. "Consiste en 300 huchas distribuidas por toda Pamplona en tiendas como pueden ser estancos en las que iremos recaudando dinero. De lo obtenido, la mitad irá para Actúa Siglo XXI, que comprará leche para niños de Costa de Marfil que no pueden beber leche materna al padecer ellas el VIH. La otra mitad de lo recaudado irá para La Gota de Leche", finaliza.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Josu Hernández, el jotero que ha "aprovechado su don" para ayudar a casi 200 familias en Pamplona