PREMIUM  ECONOMÍA

La nueva vida sobre los cimientos de la antigua Inasa: Irurzun 'resucita' su polígono industrial

Las instalaciones de la antigua planta han sido reformadas por el Gobierno foral y acogen en la actualidad 7 empresas que suman 240 empleados.

Vista de la reurbanización de la antigua Inasa en el polígono industrial de Irurzun. GOBIERNO DE NAVARRA
Vista de la reurbanización de la antigua Inasa en el polígono industrial de Irurzun. GOBIERNO DE NAVARRA  

El Gobierno de Navarra ha invertido 7 millones en la reurbanización de la parcela de Irurtzun ocupada anteriormente por Inasa, en la primera actuación de regeneración industrial acometida en Navarra. Las siete empresas ya instaladas dan empleo a 240 personas y generan en total 140 millones de facturación anual.

Una delegación del Gobierno foral y autoridades locales han supervisado este martes in situ las obras de reurbanización de esta gran área industrial, adquirida por el Gobierno de Navarra hace dos años, y han estudiado las últimas actuaciones pendientes así como las posibles ampliaciones en el futuro. El polígono tiene un total 140.000 metros cuadrados de superficie, con un grado de ocupación actual del 72%.

El vicepresidente de Desarrollo Económico del Ejecutivo foral, Manu Ayerdi ha visitado este martes la reformada parcela. Le han acompañado el alcalde de Irurtzun, Aitor Larraza; la alcaldesa de Arakil, Mª Paz González; el director gerente de la sociedad pública Nasuvinsa, José Mª Aierdi; la directora gerente de SODENA, Pilar Irigoien Ostiza; la directora gerente del Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare, Paz Fernández; así como representantes de las empresas implantadas, de los ayuntamientos de la zona y de la Mancomunidad de Sakana.

Esta actuación urbanística ha favorecido nuevas implantaciones empresariales con el objetivo de generar empleo en una zona especialmente castigada por el paro durante la crisis y evitar el deterioro urbanístico de un gran área industrial que ha sido históricamente una referencia para la economía de la comarca y que ofrece un emplazamiento estratégico, con salida hacia el vial de la N-1 por los valles de Sakana, Larraun y Leitzaran.

Actualmente, en el polígono de Irurtzun desarrollado a partir de las viejas instalaciones de Inasa ya están implantadas -en plena actividad, en fase de construcción de naves o bien con planes de ampliación de superficie productiva- un total de siete empresas industriales que facturan al año más de 140 millones de euros.

Además de las implantaciones de Hydro-Extruded Solutions Navarra (SAPA Profiles) y Puertas Dile –que están ya en plena actividad productiva en la nueva área de Irurtzun-, Saprem (Sociedad Anónima de Preformados Metálicos) y Manfisa (Manufacturas Irular S.A.) están ultimando la ampliación de sus plantas en este polígono y Embalajes Bretón está construyendo su nueva nave, mientras que Transportes Plazaola y Construcciones Apezetxea han comprometido ya su próxima implantación.

Entre las 7 nuevas empresas trasladadas a la zona reurbanizada emplean a 240 personas.

UNA INVERSIÓN EQUILIBRADA

La intervención urbanística de Nasuvinsa, con el respaldo del departamento de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra, ha llevado pareja una inversión total de más de 7 millones de euros.

De ellos, 2,5 millones han correspondido a la adquisición de suelo y los casi 5 millones restantes se han dedicado a los trabajos de urbanización e infraestructuras, entre 2,2 millones de obras, 700.000 euros de electrificación u otros 600.000 euros invertidos en descontaminación de suelo, entre otras partidas.

Únicamente quedan pendientes de ejecutar 1,4 millones de euros previstos para las últimas labores de adecuación del área industrial. Con estas cifras, la sociedad pública Nasuvinsa ha logrado desarrollar la operación urbanística dentro de un equilibrio financiero que compensa la inversión con las ventas realizadas.

El vicepresidente Manu Ayerdi junto con autoridades locales y representantes de empresas en la visita a la reurbanización del polígono de Irurzun en los antiguos solares de Inasa.GOBIERNO FORAL

El vicepresidente Ayerdi ha realizado una visita a las parcelas en las que se están ultimando los trabajos de urbanización, así como a las nuevas naves industriales recién construidas, para conocer el resultado de las actuaciones urbanísticas. Posteriormente, ha mantenido un breve encuentro con el resto de los participantes en la jornada de trabajo, dentro de la propia planta industrial de Puertas Dile, una de las factorías instaladas y que está ejerciendo ya actividad productiva.

Durante la visita, el titular de Desarrollo Económico del Ejecutivo foral ha destacado el proyecto de Irurtzun “como una actuación paradigmática para recuperar nuestro histórico patrimonio industrial, regenerarlo y transformarlo en un activo de futuro para reactivar la actividad económica y generar empleo estable y consolidado en comarcas como ésta, que han sido especialmente castigadas por la crisis, pero que ahora son nuestros puntales de la recuperación industrial”.

En este sentido, Manu Ayerdi ha destacado que el sector público y su Gobierno “han apostado por acompañar a las empresas en su reactivación, animar, facilitar y allanar en todo los posible su implantación y contribuyan a que estos polígonos emergentes se conviertan en palanca de desarrollo socioeconómico para toda la comarca”.

CIERRE DE UNA PLANTA EMBLEMÁTICA

El proyecto de Irurtzun supone la primera actuación de regeneración industrial que el Gobierno, a través de la sociedad pública Nasuvinsa, acomete en la Comunidad Foral –reurbanización, descontaminación de suelo y reutilización de parte de las infraestructuras de un polígono ya existente, aunque en un avanzado estado de deterioro- y que fue emprendido a raíz del cierre de la emblemática planta de Inasa Foil, hace ya 7 años.

Posteriormente, y en respuesta a la demanda de los ayuntamientos de Irurtzun y Arakil, el Gobierno foral adoptó en octubre de 2016 la iniciativa de adquirir estas instalaciones de Inasa en desuso con la finalidad de reparcelarlas, rehabilitarlas y reconvertirlas en un área económica emergente en esta zona.

Las actuaciones ejecutadas por Nasuvinsa han incluido la reordenación urbanística para la comercialización de suelo y naves industriales que permitiesen la compensación económica de la inversión, derribos parciales de las anteriores instalaciones de Inasa con el mayor aprovechamiento posible de las estructuras e infraestructuras existentes, la descontaminación de suelos provenientes de la antigua actividad, la regeneración de la distribución energética y otros servicios, así como la estructuración viaria del polígono.

El nuevo área industrial de Irurtzun abarca una superficie total de 140.000 metros cuadrados brutos, de los cuales 110.000 metros están destinados a parcelas industriales, mientras que el resto corresponde a zonas verdes, servicios o viales.

Actualmente, un total de 80.000 metros cuadrados –el 72% de la superficie útil- están ya comprometidos en venta o alquiler de parcelas y naves industriales con las siete empresas citadas y quedan otros 30.000 metros cuadrados disponibles para nuevas implantaciones, además de un vivero de negocios cedido al Ayuntamiento de Irurtzun y proyectado en el edificio de las antiguas oficinas de Inasa.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La nueva vida sobre los cimientos de la antigua Inasa: Irurzun 'resucita' su polígono industrial