PREMIUM  SOCIEDAD

Inyecciones contra las varices: un método, sin cirugía, permite al paciente salir por su propio pie y acelera su recuperación

Casi un tercio de la población presenta esta patología en la que influyen factores tan dispares como el embarazo, la obesidad o la herencia.

Una paciente se somete al nuevo método para tratar las varices de forma ambulatoria.
Una paciente se somete al nuevo método para tratar las varices de forma ambulatoria.  

Casi un tercio de la población tiene problemas circulatorios por varices, es decir, por una dilatación permanente de las venas. Tradicionalmente esta patología ha recibido tratamiento quirúrgico pero la incorporación de nuevas técnicas está posibilitando una recuperación mucho más rápida del paciente.

El Dr. José Manuel Jiménez, cirujano vascular en el Hospital San Juan de Dios, explica que “ahora podemos utilizar técnicas mínimamente invasivas que mejoran los tiempos de recuperación y permiten al paciente seguir con su actividad habitual”.

El proceso que da lugar a esta patología tiene que ver con la incapacidad de nuestras venas de cumplir la función de retorno y su aparición “no responde a una sola causa”.

Según manifiesta el doctor Jimenez “influyen multitud de factores como herencia, sexo femenino, embarazos, obesidad, sedentarismo o bipedestación prolongada, entre otros”. La estadística indica que el 60% de los pacientes afectados son mujeres.

Esta patología “que en algunos casos no produce síntomas”, es habitual “que se manifieste con síndrome de cansancio, pesadez, dolor, hinchazón o calambres y en otros pacientes presente complicaciones como tromboflebitis, hematomas o hemorragias”, indica el doctor.

La hipertensión venosa, a más largo plazo “afecta a la piel, que puede adquirir un tono marrón o negruzco e incluso ulcerarse”, motivos que hacen conveniente su diagnóstico y tratamiento.

VARICES Y NUEVOS TRATAMIENTOS NO INVASIVOS

El tratamiento quirúrgico clásico utilizado hasta ahora es sencillo pero no exento de complicaciones y por lo general requiere un período de recuperación de 4/6 semanas, en las que se suele necesitar baja laboral y se deben limitar las actividades cotidianas. Como en toda cirugía mayor se hace imprescindible el uso de anestesia raquídea o incluso general.

Las nuevas técnicas, ahora aplicadas, evitan las complicaciones propias de esta cirugía y “mejoran la recuperación hasta el punto de que el paciente sale de la intervención por su propio pie y se puede incorporar a su vida cotidiana de trabajo, deporte, ocio etc., de modo inmediato”.

Entre estos métodos mínimamente agresivos destaca la esclerosis con microespuma: “en el Hospital San Juan de Dios, dice el doctor, hemos introducido una nueva técnica, el catéter Clarivein, que es un procedimiento no invasivo que consiste en la inyección de un producto químico que endurece y cierra la vena y que no precisa anestesia ni recuperación. El paciente sólo nota un leve cosquilleo. Es un tratamiento completamente ambulatorio”.

El doctor apunta, como recomendación general, que “siempre deben tratarse las varices que produzcan síntomas” y en cuanto a las asintomáticas “tratarlas cuando hay afectación de un tronco venoso superficial principal (safena interna o externa) o cuando son de cierto calibre”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Inyecciones contra las varices: un método, sin cirugía, permite al paciente salir por su propio pie y acelera su recuperación