• miércoles, 20 de octubre de 2021
  • Actualizado 13:18

 

 
 

MEMORIA

Inauguran una exposición fotográfica, en el Planetario, de un exiliado navarro del franquismo

Imágenes extraídas de 229 negativos de su exilio en Francia entre 1936 y 1946.

Imagen del interior de la exposición. GOBIERNO DE NAVARRA
Imagen del interior de la exposición. GOBIERNO DE NAVARRA

El Planetario acoge hasta el 25 de abril la exposición fotográfica José Alfaro: exilio y dignidad, dentro de un programa del Instituto Navarro de la Memoria que invita a reflexionar sobre el exilio, como "una de las consecuencias más graves, profundas y permanentes del golpe militar de 1936, la guerra y el triunfo de la dictadura franquista".

Este proyecto expositivo se ha elaborado a partir de las imágenes tomadas por el polifacético republicano tafallés durante su exilio en Francia entre 1936 y 1946, informa el Gobierno Foral.

De las fotografías extraídas de los 229 negativos, catalogados, datados y conservados por la familia, se infiere la vida de una década de exilio, con escenas de las visitas familiares, instantáneas en tomadas en sus trabajos, con otros compañeros de exilio o recibiendo a niños y niñas evacuados desde Bizkaia.

La exposición exhibe 50 fotografías que, en el catálogo que se ha editado, están acompañadas de una serie de frases entresacadas del documento escrito por el propio Alfaro en 1968 titulado “Memorial a los Señores Procuradores en Cortes por el Tercio de Familia. Comisión a estudiar el problema Jubilados sin jubilar” en el que reclamaba una pensión de jubilación y reflexionaba, con "gran valentía para los tiempos en que fue escrito, sobre las injusticias que padeció".

Tras el golpe militar, Alfaro, que había proclamado la República desde el balcón del Ayuntamiento de Tafalla el 14 de abril de 1931, es detenido el 29 de julio del 1936 y recluido en la cárcel de la localidad, hasta que el 7 de agosto un favor personal de un familiar posibilita su salida de prisión y su traslado a San Juan de Luz (Francia).

Así comienza un exilio de más de diez años, en los que al principio se ganaba la vida realizando pirograbados y compartiendo alojamiento con su amigo, el nacionalista tafallés Santiago Doxandabaratz.

Posteriormente trabajó durante dos cursos como lector de español en la Escuela Normal de Maestros de Rodez (en el Mediodía francés) y posteriormente como obrero en la Sociedad Hidroeléctrica de los Bajos Pirineos de Bayona.

Su afición por la fotografía le llevó a documentar las escasas visitas de sus hijas al otro lado de la frontera, la vida cotidiana en el exilio, la llegada de niños desde Bizkaia alejándose de la guerra o las reuniones con sus compañeros en el exilio: Santiago Doxandabaratz, Vicente Navarro, David Jaime, Bernabé Herrero…

También realizó un buen número de fotografías de los distintos lugares por donde viaja (Saint Pierre, Bayonne, Oloron, Biarritz, Rodez, Canet Plage, Perpignan, París, Cambó…).

La muestra se enmarca en el programa “El exilio navarro. Investigación, Memoria y Arte”, que el Instituto Navarro de la Memoria está desarrollando en los años 2020 y 2021.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Inauguran una exposición fotográfica, en el Planetario, de un exiliado navarro del franquismo