• domingo, 24 de octubre de 2021
  • Actualizado 01:35

 

 
 

ECONOMÍA

"La culpa la tienen Chivite y su Gobierno": la hostelería vuelve a la calle para exigir su apertura total

Aseguran que la instalación de medidores de CO2, junto con la ventilación mecánica, garantiza una seguridad ante los contagios que no existe en otros lugares como oficinas o colegios.

Asociaciones profesionales de hostelería, sector primario y transporte, entre otros, convocan una manifestación a pie y en coche por las calles de Pamplona para pedir la reapertura de los establecimientos hosteleros. PABLO LASAOSA
Asociaciones profesionales de hostelería, sector primario y transporte, entre otros, convocan una manifestación a pie y en coche por las calles de Pamplona para pedir la reapertura de los establecimientos hosteleros. PABLO LASAOSA

Los hosteleros navarros han vuelto a manifestarse un día más en Pamplona para Exigir al Gobierno foral que les permita abrir sus locales y el consumo en interior desde el día 9 de diciembre defendiendo la seguridad de sus establecimientos y apostando por la instalación de medidores de dióxido de carbono.

Los hosteleros han contado con el apoyo de agricultores y taxistas en una manifestación celebrada este mediodía y en la que han participado unas 300 personas a pie precedidas de una treintena de coches, camiones de reparto, taxis y tractores bajo consignas como “la hostelería no es la culpable”, "los impuestos se pagan con trabajo”, "menos limosnas y más ayudas” o “la culpa la tienen Chivite y su Gobierno”.

Según ha indicado en declaraciones a Efe el vicepresidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Navarra (AEHN), Joaquín Arbeloa, con la manifestación han pedido al Gobierno abrir el día 9 de diciembre en lugar del 16 y que estudie su propuesta de implantación de medidores de dióxido de carbono, una medida que, ha asegurado, el Ejecutivo no quiere escuchar.

“Hace ya 20 días les ofrecimos una reunión con dos arquitectos profesionales para explicarles cómo funcionan los medidores de CO2 en la mesa negociadora que ya se ha roto”, ha indicado explicando que este sistema es “asumible para cualquier negocio”, ya que cuesta entre 100 y 200 euros, y permite conocer en cada momento la calidad del aire.

Esto, junto con la ventilación mecánica de la que disponen estos establecimientos, ha señalado, garantiza una seguridad ante los contagios que no existe en otros lugares como oficinas o colegios.

“Hemos intentado hacer una desescalada con una apertura para no arruinar a todos los negocios, que parece que es a donde vamos a ir gran parte de los que estamos aquí, pero hemos sido ninguneados y la única medida de presión que nos queda es movilizarnos en la calle”, ha zanjado.

La manifestación ha discurrido por la avenida de Zaragoza hasta el Parlamento de Navarra, donde la presidenta de la Asociación de Navarra de Pequeña Empresa de Hostelería (ANAPEH), María Ángeles Rodríguez, ha defendido: “Hay que hacer frente a la pandemia, pero no a costa de arruinarnos”.

Rodríguez ha negado que actualmente exista ninguna negociación abierta con el sector desde el Gobierno y ha denunciado que en las reuniones mantenidas no se les deja negociar, ya que “se limitan a informar de las decisiones que toman” sin escucharles.

A su juicio, hablar de 75 millones de ayudas directas e indirectas a la hostelería “es manipular”, ya que los 37 millones correspondientes a los ERTE “son un derecho del trabajador, no una ayuda”.

Además, ha criticado, son muchos los hosteleros que no pudieron participar de los 5 millones de ayudas al sector por causas como encontrarse de baja o por los ingresos de sus parejas y ha recordado que “los avales puede ayudar a obtener préstamos, pero luego hay que devolverlos”.

La presidenta de la Asociación de Hostelería y Turismo de Navarra, Ana Beriáin, ha pedido también que el Gobierno “se siente de verdad a hablar con la hostelería y toda la cadena de valor”, puesto que muchos negocios están “a punto de cerrar para siempre” y necesitan “indemnizaciones y un rescate potente”.

El presidente de la Unión de Agricultores y Ganaderos de Navarra, Félix Bariáin, ha manifestado también su apoyo a los hosteleros, que son “una parte fundamental en la cadena alimentaria”, y ha criticado que mientras que el Gobierno se sube el sueldo un 0,9 % alegando que también son trabajadores, ellos están luchando para que les dejen trabajar. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
"La culpa la tienen Chivite y su Gobierno": la hostelería vuelve a la calle para exigir su apertura total