• viernes, 24 de septiembre de 2021
  • Actualizado 06:08

 

 
 

SOCIEDAD

El histórico Monasterio de Iranzu, recogimiento y sombra para el verano en Abárzuza

Muy recomendable para acudir de visita con la familia para todo el día con un amplio aparcamiento y zona de asadores.

Jardín y fuente junto al claustro del Monasterio de Iranzu. Navarra.com
Jardín y fuente junto al claustro del Monasterio de Iranzu. Navarra.com

El monasterio de Iranzu está situado en un inigualable entorno histórico-artístico, en el municipio de Abárzuza, muy cercano a la ciudad de Estella. Es de origen cisterciense y su construcción se prolonga desde el siglo XII hasta el XIV.

Durante el verano es un lugar de visita obligada. Ubicado entre montañas y muy encerrado por el bosque, es un lugar donde se pueden encontrar muchas sombras en los días más calurosos. Muy recomendable para acudir con la familia y con un amplio aparcamiento. Dispone de frontón, bar y zona de asadores delimitada con bancos.

Con la desamortización de Mendizabal en 1835, los monjes pudieron permanecer con protección de los carlistas, pero en 1839, tras el convenio de Vergara, se vieron obligados a abandonar el monasterio, pasando a ser propiedad del Estado.

Hasta el año 1942 estuvo totalmente abandonado y casi en ruina. La institución Príncipe de Viana inició una intensa reconstrucción del conjunto monástico. Un año más tarde se unen a la restauración y se establecen en el lugar la comunidad religiosa de la orden de los Teatinos, que siguen al frente del Monasterio hasta hoy.

Actualmente hay visitas guiadas. Además de la magnífica exposición , "Maestros de la hidraúlica" con cañerías medievales, se puede disfrutar en la visita de  monumentales estancias en el Monasterio como el magnífico Claustro, la Cillería, la monumental  Cocina medieval, única en Europa.

También se puede ver la Iglesia, el refectorio, la ermita románica de San Adrián, la sala del capítulo, las salas de castigo, el cementerio medieval, el comedor, el lavatorio, la exposición de cañerías medievales, la sacristía y la enfermería. El horario de apertura es el siguiente: de 10 a 14 horas y de 16 a 18:30 horas. El lunes es gratuito a la mañana, a la tarde cerrado.

Hay un punto de información turística de la Asociación Tierras de Iranzu, que está situado en el Monasterio de Irantzu (a tres kilómetros de Abarzuza). Allí se puede recoger toda la información necesaria para disfrutar al máximo de las Tierras de Iranzu y los servicios que le ofrece la asociación.

La fachada principal es de una gran severidad siendo los únicos adornos los que encontramos en los arcos de medio punto abocinados de la portada de acceso. Para la iluminación de la nave central hay un óculo y finos vanos para las laterales.

El Claustro: comenzado a finales del siglo XII se prolongó hasta el XIV, lo que explica la diferencia de estilos que encontramos, desde los arcos más primitivos de medio punto en puro estilo cisterciense, hasta los del gótico pleno con arcos apuntados y elaborada tracería.

📣🧝‍♀️🧙‍♀️Acabamos de presentar nuestro proyecto "#ElBosqueMágico, #EnlaNaturalezacomoencasa". Este año muchas...

Publicada por Tierras de Iranzu en Viernes, 23 de abril de 2021

Sala Capitular: construida a la vez que la Iglesia, en el siglo XII, es de planta cuadrada con cubiertas de crucería que apoyan en dos columnas centrales. En ella se reunían los monjes con el abad todas las mañanas para repasar la regla y organizar la vida del Monasterio.

Cocina: en el exterior, sobre anchos muros de piedra reforzados por contrafuertes, sobresale la monumental chimenea de la cocina obra del siglo XIII. En el interior se abre un espacio diáfano donde un fuego y una olla parecen esperar las buenas artes de los monjes.

Iglesia de San Adrián: sus ruinas guardan el primer lugar donde los monjes cistercienses se instalaron en el siglo XII. Construyeron rápidamente una pequeña iglesia para poder orar y a partir de ahí, y con más calma, dedicaron sus esfuerzos a levantar el Monasterio.

Celdas de castigo: en la sala capitular los monjes también debían reconocer públicamente los incumplimientos de la regla o podían ser acusados de ello por otro monje. La penitencia era pasar uno o dos días en las celdas de castigo a base de pan y agua.

Iglesia Abacial: siguiendo las reglas del padre fundador, San Bernardo, las paredes de las iglesias debían estar limpias y desnudas, imperando la arquitectura por la arquitectura. Todo llama a la calma y a la oración, sin nada que nos distraiga en esta creación de piedra.

Lavatorio: de planta hexagonal y adosado al claustro constituía una parte fundamental en la higiene de los monjes. El agua pura de un manantial cercano se canalizaba hasta él para que los monjes en grupos se asearan antes de pasar al refectorio o comedor. (s. XVIII).

DIRIGIDO POR LOS PADRES TEATINOS

El primer domingo de agosto se celebra en Iranzu la festividad de San Cayetano con un a misa solemne y un aperitivo en el claustro del Monasterio al que se invita a todos los fieles que acuden a la eucaristía. Un aperitivo que este año no ha tenido lugar por la Covid-19. Hay mucha devoción a San Cayetano en todos los pueblos que rodean el Monasterio.

La Orden de los Clérigos Regulares Teatinos fue fundada por San Cayetano, Juan Pedro Carafa (después Papa Paulo IV), Bonifacio de Colle y Pablo Consiglieri, el 14 de septiembre de 1524. Una finalidad precisa les guiaba: no ser otra cosa que clérigos viviendo fielmente el Evangelio, ceñidos a los Sagrados Cánones y haciendo vida fraterna en común bajo los tres votos religiosos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El histórico Monasterio de Iranzu, recogimiento y sombra para el verano en Abárzuza