SOCIEDAD

El coronavirus obliga a la Hermandad de la Pasión a suspender la Exaltación de la Santa Cruz

En el acto de este lunes se iba a celebrar también un funeral por todos los hermanos fallecidos desde el mes de febrero.

Los pamploneses arropan el traslado del Cristo Alzado desde los locales de la Hermandad de la Pasión hasta la catedral de Pamplona durante el Miercoles de Ceniza. MIGUEL OSÉS
Los pamploneses arropan el traslado del Cristo Alzado desde los locales de la Hermandad de la Pasión hasta la catedral de Pamplona durante el Miercoles de Ceniza. MIGUEL OSÉS

La Hermandad de la Pasión ha anunciado la suspensión de la celebración de la Exaltación de la Santa Cruz, que se iba a llevar a cabo este lunes, 14 de septiembre, en la catedral de Pamplona, debido a la situación derivada de la pandemia del Covid-19. En dicha celebración, estaba previsto asimismo celebrar el funeral por los hermanos de esta organización fallecidos desde el mes de febrero hasta agosto.

La Hermandad de la Pasión de Pamplona celebra todos los 14 de septiembre la festividad de la Exaltación de la Santa Cruz, conocida popularmente como La Cruz de septiembre.

Para ello, la junta de gobierno se desplaza hasta la catedral de Pamplona portando la reliquia del Lignum Crucis que heredó de la cofradía del Cristo Alzado en la unión de las hermandades de Pamplona, de la cual nacería la Hermandad de la Pasión en el año 1887. En dicha celebración se da a adorar la reliquia al público asistente.

Tradicionalmente, la celebración de septiembre da inicio al año de la hermandad tras el parón veraniego, recomenzando así los preparativos para los actos del año siguiente. La hermandad ha explicado en un comunicado que tenía previsto este año "dar mayor solemnidad al acto, ofreciendo al mismo tiempo un funeral por los hermanos fallecidos durante los últimos meses, en los cuales no ha sido posible celebrar eucaristías en su memoria por las medidas de restricción tomadas".

La Hermandad de la Pasión ha recordado a todos los fieles que el paso del Cristo Alzado continúa bajo las bóvedas de la catedral de Pamplona desde que fuese trasladado a ella el Miércoles de Ceniza para dar inicio a los actos de la Cuaresma de este 2020.

"La dificultad de reunir con seguridad a los portadores del paso, así como el deseo de la hermandad de ofrecer al Cristo Alzado un retorno digno a sus locales, pero con total seguridad para el público asistente, ha supuesto el aplazamiento en varias ocasiones del regreso del Cristo", ha argumentado.

INSPIRACIÓN PARA LOS CIENTÍFICOS

Por ello, la organización ha animado a los fieles de Pamplona a acudir, siguiendo las medidas de seguridad recomendadas por las autoridades, "a rezar ante nuestro Cristo en la Cruz y rogarle que nos aleje de la pandemia que sufrimos".

También para pedir que "inspire a los científicos en la elaboración de una vacuna y que dé fuerzas a todo el personal sanitario que cuida de nuestros enfermos, dejando sus fuerzas e incluso su salud y su vida por los demás".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El coronavirus obliga a la Hermandad de la Pasión a suspender la Exaltación de la Santa Cruz