PREMIUM  SOCIEDAD

Gurelur denuncia el nuevo acoso de la energía eólica al vilipendiado medio ambiente ribero

Gurelor denuncia en unas declaraciones el impacto negativo que los proyectos eólicos tendrán en el medio ambiente.

Molinos de viento y torres electricas difuminados por la niebla.
Molinos de viento y torres electricas difuminados por la niebla.  

Gurelur denuncia el nuevo y acumulativo acoso de los proyectos eólicos a la ya colmatada naturaleza ribera, donde ya se acumulan varias centrales eólicas, centrales solares, centrales hidroeléctricas y un sin fin de tendidos eléctricos, que en su conjunto han originado un irreversible impacto ambiental y social en esta maltratada zona de Navarra.

Las centrales eólicas existentes han causado la destrucción del paisaje ribero, la de los usos tradicionales, y una grave afección a la fauna incluida en el Catálogo de Especies Amenazadas de Navarra, que han ocasionado centenares de muertes por choque con las aspas y con los tendidos eléctricos construidos para evacuar la electricidad producida.

Estas afecciones se están produciendo con el vergonzoso beneplácito de la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra.

Para conseguir el deseado aumento de la energía renovable en Navarra bastaría con repotenciar los aerogeneradores ya instalados, lo que duplicaría la energía producida hasta la fecha y se podrían eliminar los aerogeneradores más agresivos con la fauna en peligro de extinción que todavía malviven en estas zonas.

El que no se tenga en cuenta esta sencilla gestión de las centrales eólicas se debe a la total falta de sensibilidad ambiental de la administración ambiental Navarra y de las empresas promotoras.

Sólo en la Central Eólica de Montes del Cierzo de Tudela, ha muerto un ejemplar de águila de Bonelli, especie que se extinguió en Navarra, y que la recuperación de sus poblaciones se está viendo perjudicada entre otros motivos por los tendidos eléctricos y los aerogeneradores mal ubicados; y, este verano, un ejemplar de milano real, una especie con muy pocos ejemplares en esta época en la zona, y que se encuentra catalogada en peligro de extinción.

Este Gobierno en vez cumplir con las Leyes ambientales y con la responsabilidad que tienen de gestionar convenientemente nuestro medio ambiente, sucumbiendo a los intereses económicos agresivos con el medio ambiente, permiten a la empresa Eólica Navarra la instalación de 4 nuevas centrales eólicas, precisamente en la zona de Navarra donde ya se produce una colmatación de instalaciones de producción de energía.

Para intentar evitar una nueva agresión al medio ambiente ribero y a los usos tradicionales, que han configurado el paisaje y el medio ambiente ribero, Gurelur ha presentado alegaciones a esta locura eólica, por considerar que las afecciones que ocasionaría al medio ambiente de la zona y a los usos agrícolas son totalmente rechazables desde el punto de vista de gestión de la avifauna y del respeto a los usos agrícolas y ganaderos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Gurelur denuncia el nuevo acoso de la energía eólica al vilipendiado medio ambiente ribero