• domingo, 26 de septiembre de 2021
  • Actualizado 16:09

 

 
 

SOCIEDAD

Las guarderías privadas de Navarra, preocupadas porque nadie les informa sobre cómo pueden volver a abrir

Educación y Salud del Gobierno de Navarra se lavan las manos y no ofrecen explicaciones sobre cómo puede ser la vuelta a la normalidad. 

Un niño juega en una guardería (escuela infantil) para niños de 0-3 años en una guardería. ARCHIVO.
Un niño juega en una guardería (escuela infantil) para niños de 0-3 años en una guardería. ARCHIVO.

Los centros privados de educación infantil (0-3 años) de Navarra han mostrado su preocupación por la situación por la que atraviesan tras el abrupto cierre motivado por la crisis sanitaria del coronavirus al no encontrar respuesta clara de las instituciones para volver a abrir los centros. 

En un comunicado, explican que después de 2 meses en los que no han podido dar su servicio, con buenas parte de las trabajadoras en ERTE y cumpliendo con todas sus obligaciones de pago, no encuentran ahora una solución para poder volver a abrir sus centros una vez se pase a la fase 2, cuando "supuestamente" podían volver a acoger a los menores. 

Explican que una vez puestos en contacto con el departamento de Educación del Gobierno de Navarra, les responden que "los centros privados de 0-3 años no dependemos de ellos, pero que no podemos abrir porque Navarra no hace propuesta en ámbito educativo para la reapertura de centros, en este momento". 

Tras esta respuesta contactar con el departamento de Salud, que les dice "tampoco son quiénes para determinar las medidas con las que vamos a poder realizar la reapertura".

Los centros infantiles critican que cuando abrieron se tuvieron que dirigir a Educación y Salud para cumplir con todos los requisitos, pero que ahora no les ofrecen explicaciones, mientras que los distintos ayuntamientos les remiten también a Salud. 

"Las centros de educación infantil privados de Navarra, que damos un cobertura a más del 30% de los niños/as de Navarra , hemos puesto durante todos estos años nuestra ilusión y esfuerzo diario, para cubrir un servicio necesario y al que no llega actualmente la educación pública al 100%. En la mayor parte de los casos, además, se trata de un autoempleo,en su mayor parte femenino, y no un negocio (basta con ver las noticias de cierres de escuelas infantiles privadas para darse cuenta que no es un negocio", explican en su comunicado. 

"Queremos hacer las cosas bien, queremos seguir trabajando con nuestros niños y niñas, cumpliendo con las medidas que así se determinen, queremos seguir dando un servicio a los padres y madres que han confiado en nuestro trabajo y que ahora se ven con la situación de no tener con quién dejar a sus hijos y si la situación se hace insostenible,muchas cerraremos y muchos niños/as se quedarán sin plaza", aseguran.

Por este motivo, solicitan que se tome ejemplo de las "actuaciones que se están siguiendo en otras CC AA, en las que atraves de bonos, están ayudando a que estos centros no tengan que cerrar y puedan continuar poco a poco con sus proyectos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las guarderías privadas de Navarra, preocupadas porque nadie les informa sobre cómo pueden volver a abrir