SALUD

Los hospitales forales se llenan: Navarra, la tercera comunidad con mayor aumento de presión en las UCI

Las camas en las Unidades de Cuidados Intensivos superan el 40% de ocupación y se comienzan a desprogramar operaciones para liberar espacio. 

Personal sanitario atiende a un paciente ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Infanta Sofía en San Sebastián de los Reyes. EUROPA PRESS-ARCHIVO
Personal sanitario atiende a un paciente ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Infanta Sofía en San Sebastián de los Reyes. EUROPA PRESS-ARCHIVO

La presión hospitalaria aumenta día tras día en Navarra y no es menos en el caso de las UCI. Desde el pasado 15 de octubre, la Comunidad Foral ha registrado un ascenso sostenido pasando de un 27,34% de ocupación hasta alcanzar el 40,58 %.

En el listado de Comunidades Autónomas, Navarra se encuentra la tercera tras Aragón (47,12) y La Rioja (45%), además de Ceuta y Melilla, que encabezan esta triste lista por encima de las CCAA citadas.

Además, la Comunidad Foral detectó este jueves 637 nuevos casos positivos de infección por Covid-19, según los datos facilitados por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), tras realizar en el sistema público de salud la cifra más alta de pruebas, 4.573 por PCR y por test de antígenos (544 test), con un 13,9% de positivo

El director gerente del Complejo Hospitalario de Navarra, Alfredo Martínez, ha abordado la situación actual de los hospitales y ha detallado que "la atención a la demanda" de Covid que llega "requiere ya redirigir recursos que se estaban utilizando para el sector no Covid". Según ha dicho, "la situación hospitalaria está llegando al límite de respuesta sin afectación a la atención global de la población".

Ha afirmado Martínez que "la tendencia a día de hoy nos hace pensar que seguramente esta semana el número de personas diagnosticadas supere las de la semana pasada", lo que tendrá un impacto "significativo" en el ámbito sanitario. Así, "en torno a un 5% requerirá hospitalización, en torno a 5 por 1.000 van a necesitar una cama de UCI y en torno a un 5 por 1.000 van a fallecer por esta infección".

"Nos estamos acercando de una manera muy significativa al número de ingresos que teníamos la semana del 16 de marzo, semana que se decretó el confinamiento global de todo el país", ha expuesto el director gerente del CHN, quien ha subrayado, además, que "cada vez la diferencia entre el número de ingresos y altas es mayor".

Igualmente, ha explicado que el número de altas de UCI "no compensa el número de ingresos que estamos teniendo, lo que nos está obligando a abrir de manera progresiva nuevos puestos de críticos para atender esta demanda".

A la vista de esta situación, ha detallado que "todo el sistema sanitario se está reorganizando para dar respuesta" a la alta incidencia, pero ha alertado de que "si la expansión se sigue produciendo tendremos que volver a establecer prioridades a la hora de ingresar e intervenir quirúrgicamente". "Cada semana que tengamos que mantener este tipo de ajustes repercutirá también en la salud del resto de la población", ha remarcado.

Según ha precisado, hasta el momento "hemos podido abrir plantas para no Covid, reajustar turnos, de tal manera que la actividad se ha mantenido", pero ha explicado que "a día de hoy la necesidad fundamental de disponer de profesionales ha llevado a que la semana que viene tengamos que proceder a una desprogramación quirúrgica".

En esta línea, ha detallado que la actividad "será similar a lo que se hace en verano", una desprogramación prevista en principio durante la próxima semana, aunque es previsible que se tengan que alargar una semana más.

Y ha avisado de que "si la tendencia en el incremento de contagios no se revierte lo que esta semana será una programación de verano no sabemos cuál puede ser el escenario de la semana que viene". Según ha indicado, unas 30 personas al día pueden verse afectadas la próxima semana por estas medidas de desprogramación.

Para el director gerente del CHN, "el sistema se encuentra en una situación que está apunto de superar su capacidad de adaptación sin repercusión en la atención no Covid" y ha detallado que "prácticamente el edificio de hospitalización general del antiguo Virgen del Camino es un hospital Covid".

En cuanto a los profesionales afectados por Covid, ha explicado que la mayor parte de afectados "vienen también de los ámbitos sociales y familiares" con "pequeños brotes que se están dando en el ámbito laboral pero de personas que se contagiaron en el ámbito social". Según ha indicado, la proporción de profesionales afectados es "similar a la de la población en general".

OTRAS COMUNIDADES

Por otra parte, Canarias es la única comunidad autónoma donde la presión sobre las UCIs hospitalarias ha bajado en los últimos quince días, desde el 14,39% registrado el 15 de octubre al 10,61% del día 30, y además presenta unos datos muy inferiores al umbral del 25% que determina el nivel extremo de riesgo.

Hay otras dos autonomías que en este mismo período han conseguido contener este índice, con algunos altibajos en la estadística, y también sin llegar al indicador extremo: Cantabria y la Región de Murcia, según datos oficiales del Ministerio de Sanidad.

En el caso de Cantabria, comenzó la segunda quincena de octubre con un porcentaje del 10,43, y acaba el mes en el 9,40%, en un nivel muy similar al del archipiélago canario (10,6 %).

Aguanta también Murcia, aunque con porcentajes más elevados y algún descenso puntual que no ha podido conservar; comenzó con el 18,3% de presión sobre UCIs y concluye el mes con el indicador superando nueve décimas el 20 %.

Del mismo modo conserva su porcentaje la Ciudad Autónoma de Ceuta, pero en este caso con un indicador disparado respecto al tope de riesgo extremo, ya que comenzó en el 41,18%, nivel que se repite a final de mes. Además, su curva remontó aún más hasta el 47% entre el 21 y 26 de octubre.

La comparación de lo ocurrido con las Unidades de Cuidados Intensivos en las diferentes autonomías durante la última quincena sitúa a Melilla a la cabeza de la tabla, con un 64,29% de presión que además supone un progreso espectacular, porque arrancó esta etapa con un índice del 8,33%.

La capital del país computa una presión sobre UCIs del 38,13% y revela una evolución que empeora desde el 37,43% hasta alcanzar el 40,28% el 26 de octubre, si bien disminuyó en los últimos días.

El siguiente escalón, situado en el 37% coloca en sexta posición a Castilla y León, cuyo 37,11% empeora el 32,46% de presión sobre UCIs contabilizado quince días atrás, seguida muy de cerca de Cataluña, que inició la quincena con un indicador bastante inferior, del 21,24%, y acaba el período con el 38,92%.

En el 27,31% se queda Asturias, cuya presión sobre UCIs ha avanzado imparable a partir de un 11,33%, de manera que es uno de los territorios donde este índice se ha duplicado.

También supera el umbral de riesgo Castilla-La Mancha, que el 15 de octubre estaba en el 22,81% y ayer, viernes, se colocó en el 26,74%, mientras que el País Vasco lo traspasa por ocho décimas (comenzó el período con un 17,74 % y ha llegado al 25,08%).

Por debajo del umbral de riesgo se encuentra Andalucía, aunque también ha crecido la presión en esta comunidad, porque si a mediados de mes se situaba en el 13,03% ya ha ascendido hasta el 21,77%.

En Baleares, la curva es también ascendente, desde el 14,89% hasta el 18,73%, al igual que en la Comunidad Valenciana, autonomía que sin llegar al índice de riesgo extremo, también ha visto casi duplicar la presión sobre sus UCIs, que pasa del 9,27% al 18,31%.

Después se sitúa Extremadura, con el 16,67% y una evolución en dientes de sierra: arrancó con el 13,95% hasta llegar en cinco días al 15,25%, luego bajó al 12,44% computado el día 23, subió de nuevo hasta un 18,26% cinco días más tarde, para volver a bajar.

El índice registrado en Galicia a final de octubre es de los más bajos, del 9,78%, pero esta es otra de las comunidades en las que el dato casi se duplica, porque comenzó la quincena con un 5,88%.

El análisis comparativo de datos también demuestra que hay cinco territorios que pese a haber experimentado un empeoramiento de la presión en la quincena aún no han llegado al 25% estipulado como índice de riesgo extremo: Andalucía, Baleares, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los hospitales forales se llenan: Navarra, la tercera comunidad con mayor aumento de presión en las UCI